23 de noviembre de 2010

Gatita en adopción


Tiene dos mesecillos, y es negrita con los ojos verdes. Ha dado negativo en leucemia e inmuno, y está recién desparasitada - que no sé si tenía parásitos, pero la pastilla y la inyección se las han puesto.

En Madrid o cerquita, por cierto.

La estoy cuidando unos días pero no me la puedo quedar, si a alguien le interesa que deje un comentario aquí ^^

22 de noviembre de 2010

Y más cosillas en venta!

Pues nada señores, segunda remesa de cosejas en venta:


- Libros del Capitán Alatriste: De tapa dura, y tan nuevos que aún llevan el plástico con el que me los mandaron.

. El Capitán Alatriste
. Limpieza de Sangre
. El Sol de Breda
. El oro del Rey

A 8 euros cada libro.



- Corpiño negro con mangas. Talla L.
Tendrá dos o tres puestas, tampoco muchas. Otra de las prendas de ropa que se me han quedado grandes al adelgazar.
Tiene ballenas pero no lazos, es elástico y se abrocha por delante.

Lo vendo por 30 euros.




- Juegos de cartas del World of Warcraft: Heroes of Azeroth y Onyxia's Lair.

15 euros cada uno.


- Disfraz de colegiala de Bible Black: Camisa, chaleco, falda y corbata.
Está hecho a medida para mi, cuando estaba algo más gorda. Me llegó tarde, así que no me lo pude poner, y ahora me está demasiado grande, así que está totalmente nuevo, sin una sola puesta.

Las medidas que di eran las siguientes:
Pecho: 109 cm
Cintura: 90 cm
Cadera: 120 cm
Hombro a cintura: 47 cm
Longitud de brazo: 52 cm
Anchura de hombros: 43 cm
Longitud de la falda: 47 cm
Altura de cuerpo entero: 157 cm

El conjunto completo por 30 euros.



Y nada, ya sabéis, interesados dejar comentario. Y corred la voz, que ando bastante necesitada ^^U

Besines pa tos!

18 de noviembre de 2010

Más cosejas en venta

Pues como supuestamente yo tengo curro desde principios de mes, pero no me llaman para firmar el contrato, tengo las manos atadas porque tengo un precontrato firmado pero no tengo sueldo porque aún no he comenzado a currar, mientras que en la empresa de marras me juran y perjuran dos veces a la semana "que a mediados de semana, o como tarde la siguiente, comienzo".
Si la impresentable hubiera sido yo, a estas alturas estaba en la calle. Pero como son ellos, tengo que ponerles buena cara cada vez que me contactan, no vaya a ser que si me pongo borde pasen de mi.

En fin, que como vuelvo a no tener ingresos, voy a poner en venta algunas de mis cosejas para ir tirando. A ver si os interesa alguna:




- Vestido gótico de Bibian Blue, de terciopelo y tul. Talla 40. Totalmente nuevo, no lo he usado ni una vez.
La parte del torso es corpiño, así que es ajustable a tallas menores y mayores, dentro de un rango. Los tirantes se anudan con un lazo, así que también son ajustables.
Me costó poco más de 200 euros; yo lo vendo por 100 euros.




- Figura de Big Sister, del videojuego Bioshock 2
Sin sacar del envoltorio. Por 10 euros.


- Figura de Cloud con su moto, de Advent Children.
También sin sacar de la caja. Por 50 euros.


Si alguien está interesado que lo ponga en los comentarios. Tengo habilitada la moderación de comentarios, así que si queréis poner vuestro correo electrónico para poder hablar más tranquilamente, lo apunto y borro el comentario, así que no tengáis miedo de que todo Cristo vea vuestro mail ^^
Haced correr la voz, por favor, por si a alguien pudiera interesarle.


Seguramente ponga más cosillas a la venta, sobre todo libros, pero aún tengo que hacer inventario.

17 de noviembre de 2010

¿Pero qué mierda de cuento de hadas es este?

- ... y entonces el príncipe se dio cuenta de cuánto quería a la princesa, a la que prometió amor y entrega eternos, y...

- ¿Y vivieron felices y comieron perdices?

- Eh... Sí bueno, algo parecido...

- ¿Parecido? ¿Cómo que parecido?

- Sí... El caso es que la princesa estaba ya muy curada de espanto, y no creyó al príncipe, que para que la princesa se lo tomara en serio tuvo que hacer un largo viaje hasta los confines del mundo para conseguir un anillo tan hermoso que ni la más testaruda de las princesas habría podido rechazar...



- ¿Y luego volvió y se lo dio a la princesa y fueron felices por siempre?

- Bueno... Volver, volvió. Pero para hacer el viaje y comprar el anillo había gastado tanto dinero que su reino se había quedado en la ruina, y había tenido que vender su título para poder conseguir pasaje en el barco de vuelta...

- Pero no importa porque la princesa era rica y volvió y le dio el anillo y fueron felices, ¿verdad?

- Algo así... El caso es que el príncipe tardó tanto en hacer su viaje, que la princesa se hizo demasiado mayor para que nadie quisiera contraer matrimonio con ella, y temiendo por la continuidad del reino, su padre la repudió y expulsó de sus territorios, y nombró heredero a un hijo bastardo que hasta entonces había trabajado de pinche en las cocinas de palacio...



- Pero entonces... ¿Qué sucedió con el príncipe y la princesa?

- Pues cuando el otrora príncipe volvió al palacio de su amada y preguntó por ella, muy amable su antigua dama de compañía le indicó dónde encontrarla, en una aldea no muy lejos de los límites del reino, donde trabajaba de camarera.

- ...

- ¡Pero no te preocupes! Él la encontró, y resultó que ella se había mantenido soltera - aunque había dudas razonables sobre su virtud -, y cuando él le contó su viaje y le enseñó el anillo, ella derramó lágrimas de gozo al descubrir que realmente el corazón de su amado era puro, y ya sin duda alguna se entregó a él como mujer y como persona...

- Y... ¿fueron felices y comieron perdices?

- Bueno, podría decirse. Tuvieron que empeñar el anillo para poder comprar una casa en la aldea, y él consiguió un trabajo en los establos vigilando los caballos, así que pudieron vivir cómodamente unos meses... Hasta que a la princesa la echaron de la posada por encararse con el hijo del dueño. Mientras ella busca un empleo, van tirando vendiendo algunas de sus posesiones, porque con el sueldo del príncipe apenas les da para comer... Pero oye, son muy felices juntos, y disfrutan de un amor puro y verdadero que sólo puede existir en los cuentos de hadas...

- Pero... ¡No me puedo creer que con ese final vayan a ser felices!

- Ah... ya, claro... Pero comer perdices sí que lo hicieron, que estaban muy baratas... ¿No te vale con eso?