Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

gñe.

No sé exactamente cómo empezar a exponer esto. Lo único que sé es que de pronto tengo unas ganas tremendas de escribir sobre ello.
Un año. Efectivamente, era lo que todos mis amigos - que también son amigos de ella, y por eso hablaban con conocimiento de causa - le vaticinaban a aquello, y lo que yo, que lo he vivido en mis carnes, preveía que tardaría él en cansarse de su nuevo juguetito.
Así que yo tenía razón. Así que no era nada especial, ni yo era peor que ella, ni lo nuestro había sido una mentira porque él había vuelto a salir con una chica clavadita a todas las demás con las que había estado, aparte de mi. Ha sido exactamente igual que con todas; ha jugado con ella mientras le duraba la novedad, y cuando se ha cansado de ver la misma persona arrodillada frente a él cada vez que se corría, ha pasado de ella. Exactamente igual que con las anteriores. Exactamente igual que conmigo.
Desconozco si habrá sido sólo aburrimiento, o porque la relación empezaba a exigir algo de él, porque e…

Sobre blogs y masturbaciones

Recientemente me he encontrado, gracias a la magia de Twitter, con un curioso blog que ostenta el claro pero enmarañado nombre de "Lucha contra lucha contra la masturbación". Este blog pretende ser una respuesta al blog de un adolescente que se ha propuesto luchar contra la pornografía y la masturbación en su vida, y quiere hacer partícipe de ello a todo el que tenga un módem o router.
Así obra la magia de la era de Internet, pienso al leer las entradas de ambos blogs. Lo de llevar un diario privado ya no se estila, ahora lo que está de moda es que todo Cristo sepa sobre tu vida y tus intimidades. Pero ey, que yo también llevo un blog, no voy a tirar la primera piedra, que no estoy libre de pecado. Internet, los blogs, el facebook... cualquier persona con sentido común sabe que se inventaron para satisfacer nuestras ansias de ser populares y escuchados por el mundo, aunque ese mundo sea un montón de asiáticos que no hablan tu idioma y nunca llegarás a conocer.
En fin, que me de…

Me la juego por lo militar... en más de un sentido

Yo te añoraré en la distancia, cuando partas al campo de batalla.
Yo velaré por ti cuando estés lejos del hogar.
Yo sufriré tu desesperación ante los horrores del Hombre.
Yo sufriré con tus heridas.
Yo lloraré desconsolada tu partida, en los brazos de tus hermanos de armas.
Yo me derrumbaré de dolor ante tu féretro.
Yo te recordaré eternamente.
Yo te seguiré amando más allá de tu partida. Más allá de la muerte.


La que ama como nunca será amada.
La que recuerda aunque la olviden.
La que siempre está ahí aunque no den nada por ella.
La que espera lo que nunca llega.
La que lucha por lo imposible.


Y por supuesto, la que tiene el pelo morado y naranja.


El amor es algo demasiado preciado para meterlo sin más en el baúl de las cosas que olvidamos a lo largo de nuestra vida. Podréis despreciar lo que os di, no valorarlo, ni siquiera recordarlo. Porque para vosotros algo que no podáis usar para sentiros más importantes, más poderosos, más influyentes, no tiene valor alguno en el mundo que nos ha tocado en …