26 de septiembre de 2010

gñe.

No sé exactamente cómo empezar a exponer esto. Lo único que sé es que de pronto tengo unas ganas tremendas de escribir sobre ello.

Un año. Efectivamente, era lo que todos mis amigos - que también son amigos de ella, y por eso hablaban con conocimiento de causa - le vaticinaban a aquello, y lo que yo, que lo he vivido en mis carnes, preveía que tardaría él en cansarse de su nuevo juguetito.

Así que yo tenía razón. Así que no era nada especial, ni yo era peor que ella, ni lo nuestro había sido una mentira porque él había vuelto a salir con una chica clavadita a todas las demás con las que había estado, aparte de mi.
Ha sido exactamente igual que con todas; ha jugado con ella mientras le duraba la novedad, y cuando se ha cansado de ver la misma persona arrodillada frente a él cada vez que se corría, ha pasado de ella. Exactamente igual que con las anteriores. Exactamente igual que conmigo.

Desconozco si habrá sido sólo aburrimiento, o porque la relación empezaba a exigir algo de él, porque eso también lo tiene muy claro: Todo lo que sea recoger es bienvenido, pero en lo tocante a dar...
El caso es que, tal y como me dijo Koke, tal y como me dijeron todos, c'est fini. Gracias por haber jugado, mucha suerte la próxima vez.

¿Y qué? me pregunto. Sí, tenía razón. Sí, él es exactamente el tipo de hijo de puta que predijeron. Sí, ser tan puta tiene sus consecuencias, no inmediatamente pero sí a medio plazo. Sí, empezar una relación con una chica sólo porque te ha puesto el coño en la cara no suele acabar bien.

¿Y qué?

No sé muy bien si debería estar contenta, triste, cabreada, o limpiando la casa - De hecho sé que es lo último, pero prefiero estar con el ordenador -. El caso es que, tras haber pasado la noche anterior teniendo pesadillas sobre él, que me soltasen la bomba en mitad de un mini de calimocho,mientras intentaba por todos los medios que no sacasen el tema, no me dejó precisamente indiferente.

¿Y cómo me dejó la noticia, si no me dejó indiferente? Confusa, supongo. En el fondo de mi alma deseaba que el chico encantador, que yo y sólo yo conocí, existiese de verdad. Que no fuera el hijo de puta del que todos me hablaron después de que me dejara - ya me lo podían haber advertido antes, panda de... - , que no fuera aquel cabronazo que despreciaba tanto a las mujeres que sólo las usaba como trofeos y como objetos, que necesitaba humillarlas para sentirse excitado, que necesitaba sentirse superior a ellas - y a todo el mundo en general - para sentirse feliz...

Pero resulta que lo es. Que yo estaba equivocada, y el hombre que creí conocer durante aquel año no es más que un producto demencial de mis propias endorfinas. Creí que era mucho mejor de lo que resulta que es, y por eso estuve a su lado cuando me necesitó, y por eso me dolió tanto cuando yo lo necesité y me dejó porque no era más que un estorbo para él.

Pero resulta que no.

¿Y si ha sido ella la que le ha dejado a él? Bueno, tampoco me sorprendería, eso es lo que ha hecho con todos mis amigos, tirárselos, destrozarles la vida a lo largo de un periodo más o menos largo de tiempo, y dejarlos.
Un poco de su propia medicina no le estará mal a ninguno de los dos, creo.

¿Y qué, realmente? Yo bastante tengo con intentar salir adelante, que mi vida parece haber metido la directa cuesta abajo y sin frenos, y lo mío me está costando no acabar en la cuneta. Pero me afectó.
¿Que por qué? No lo sé. Me dejó una sensación agridulce, supongo. Sí, tenía razón. Sí, al final todo fue una farsa. Sí, también lo que tuvo conmigo. No, no soy especial, pero tampoco la mierda que creí que era todo este tiempo. Sólo un poco tonta, y demasiado inocente.

Decepcionada. Tremendamente decepcionada. Eso es lo que estoy. Así me ha dejado la noticia.

16 de septiembre de 2010

Sobre blogs y masturbaciones

Recientemente me he encontrado, gracias a la magia de Twitter, con un curioso blog que ostenta el claro pero enmarañado nombre de "Lucha contra lucha contra la masturbación".
Este blog pretende ser una respuesta al blog de un adolescente que se ha propuesto luchar contra la pornografía y la masturbación en su vida, y quiere hacer partícipe de ello a todo el que tenga un módem o router.

Así obra la magia de la era de Internet, pienso al leer las entradas de ambos blogs. Lo de llevar un diario privado ya no se estila, ahora lo que está de moda es que todo Cristo sepa sobre tu vida y tus intimidades.
Pero ey, que yo también llevo un blog, no voy a tirar la primera piedra, que no estoy libre de pecado. Internet, los blogs, el facebook... cualquier persona con sentido común sabe que se inventaron para satisfacer nuestras ansias de ser populares y escuchados por el mundo, aunque ese mundo sea un montón de asiáticos que no hablan tu idioma y nunca llegarás a conocer.

En fin, que me desvío del tema.

A mi me parece bien que se hable con libertad de estos temas. El sexo dejó de ser un tabú hace ya unos años, y la masturbación es algo con lo que todos nos hemos topado alguna que otra vez en nuestra existencia, aunque aún muchas mujeres piensen que admitirlo supone admitir que eres una zorra.

Ahora bien, así como el sexo es algo natural - si no fuera por él hace mucho que nos habríamos extinguido, aunque según parece muchas madres y abuelas, incluso las que tienen dos docenas de hijos, parece que se hayan reproducido por esporas, porque dices "pene" y se ruborizan -, y la masturbación algo casi tan antiguo como cagar sentado, también es cierto que cada persona afronta el tema de una manera diferente, y cada uno tiene gustos que no necesariamente va a compartir con el resto de la gente.

Me parece genial que se ponga al alcance de los adolescentes la mayor cantidad posible de información al respecto, desde una perspectiva biológica, social, desde el punto de vista de un hombre y de una mujer... a mejor informado se esté, con mayor seguridad se podrá adoptar una postura al respecto. Sinceramente, estoy bastante en contra del muro de silencio que hasta hace bien poco rodeaba todos estos temas - señores padres, si no se lo cuentan ustedes, lo van a aprender por su cuenta, y entonces sí que se puede liar parda -. Incluso está bien que se hable de la experiencia personal propia, porque esto le dará un trasfondo a la información objetiva que reciba el adolescente, que de otro modo recibiría a través de la televisión y el cine - y todos sabemos que lo que pasa en la tele y el cine NO es la vida real -.

Pero una cosa es dar tu opinión, y otra muy diferente es plantear esa opinión como la verdad absoluta y válida para todos los mortales.

Señores, que sí, que masturbarse es algo natural, que lo hacía la gente en los años cincuenta, que se hacía en el romanticismo, en el barroco, en el gótico, en el renacimiento, en la edad media, en Egipto, en el paleolítico... y se seguirá haciendo en el futuro, porque independientemente de las implicaciones éticas o religiosas que conlleve, es algo que a veces te pide el cuerpo.
Pero si no te sientes cómodo haciéndolo, si por mucho que haya placer físico, luego te sientes mal contigo mismo, o si simplemente no te llama... ¿por qué deberías? ¿Porque es natural? ¿Porque todo el mundo lo hace? ¿Para evitar manchar sábanass?

Estos temas son demasiado subjetivos; cada uno puede hablar de su caso personal, pero porque a alguien le funcione la promiscuidad esa no tiene por qué ser la mejor manera de afrontarlo, así como la abstinencia tampoco tiene que ser la solución universal. Lo que uno tiene que hacer es sentirse cómodo con lo que hace, con cómo lo hace, y con quién lo hace. Y eso, aunque a más de uno le pese, ni lo sé yo, ni lo sabe el niño casto y puro que lucha contra la masturbación, ni lo saben los colaboradores del blog de lucha contra lucha contra la masturbación. Cada uno tiene que averiguarlo por sí mismo.

Lo que yo aconsejaría es que nunca hagáis nada con lo que no os sintáis totalmente cómodos, por mucho que os lo recomienden u os digan que sois unos bichos raros si no lo hacéis. Y también el caso contrario, no dejéis de hacer algo con lo que os sintáis cómodos por mucho que os miren mal u os llamen bichos raros por hacerlo. Mientras no hagáis daño a nadie, es vuestro cuerpo, es vuestra vida, y todos merecemos vivirla de la manera más satisfactoria posible.

Y además, dado que estoy a favor de la información, os recomendaría que os pasaseis por los dos blogs que menciono y los leyeseis, de manera desapasionada y con el único fin de aumentar vuestros conocimientos en la materia. Que si el adolescente abstemio es feliz en su abstinencia, no somos quién para llamarle nada, y lo mismo para los autores de su blog antagonista.

Lo importante es saber. A partir del conocimiento, en cualquier materia, tomar una decisión en consecuencia, acorde con nuestras preferencias personales en cada momento y cada lugar, y siempre sin hacer daño a nadie, es realmente fácil.

He dicho XD

funny pictures-Wat u mean get off computer? I jus got on.
funny pictures-dis mine  go get ur own cave

5 de septiembre de 2010

Me la juego por lo militar... en más de un sentido


Yo te añoraré en la distancia, cuando partas al campo de batalla.

Yo velaré por ti cuando estés lejos del hogar.

Yo sufriré tu desesperación ante los horrores del Hombre.

Yo sufriré con tus heridas.

Yo lloraré desconsolada tu partida, en los brazos de tus hermanos de armas.

Yo me derrumbaré de dolor ante tu féretro.

Yo te recordaré eternamente.

Yo te seguiré amando más allá de tu partida. Más allá de la muerte.



La que ama como nunca será amada.

La que recuerda aunque la olviden.

La que siempre está ahí aunque no den nada por ella.

La que espera lo que nunca llega.

La que lucha por lo imposible.



Y por supuesto, la que tiene el pelo morado y naranja.



El amor es algo demasiado preciado para meterlo sin más en el baúl de las cosas que olvidamos a lo largo de nuestra vida.
Podréis despreciar lo que os di, no valorarlo, ni siquiera recordarlo. Porque para vosotros algo que no podáis usar para sentiros más importantes, más poderosos, más influyentes, no tiene valor alguno en el mundo que nos ha tocado en suerte.

Yo no soy importante, ni poderosa, ni influyente. No tengo millones en el banco, y ni siquiera soy atractiva a la vista. Lo único que puedo darte es a una desequilibrada a la que han despreciado tantas veces ese mismo ofrecimiento, que ya casi ha perdido la fe en la raza humana.

Pero aquí me tienes.


Aún me queda suficiente fe para creer en nosotros.