24 de diciembre de 2012

Una de topicazos navideños!

No es que odie la navidad. Es más bien que cualquier ocasión que implique tener que estar en familia me da urticaria. Tampoco me gusta demasiado el hecho de que te bombardeen por todos lados con que tienes que estar contento en estas fechas y celebrarlo - a saber el qué, pero celebrar, tú celebra - con tus seres queridos. Yo estoy contenta si me sale de los cojones, y si no, pues no lo estoy. Y ya hace mucho que me dijeron que los reyes magos no existen, que son los padres, así que puedo vivir sin regalos el 6 de cada Enero. En serio.

Pero no es de eso de lo que vengo a hablar, porque Dios sabe que todo ser viviente - humano, animal o planta - con acceso a internet inunda cada navidad las redes sociales con las mismas perogrulladas de "adoro la navidad", "odio la navidad" y demases. Yo tengo mi opinión, y como todo hijo de vecino la doy me pregunten por ella o no, pero ahora no viene al caso.

Hay un nuevo topicazo navideño, que lleva... creo que uno o dos años danzando por ahí, que es el "pues si no crees en Dios trabaja en navidades".
Esta frase me hace mucha gracia, y también me hace dudar mucho de que los "católicos" que la esgrimen sepan de lo que están hablando.

Caballeros, yo con gusto trabajaría los días de fiesta de la navidad, pero es que verán, mi empresa cierra esos días porque el estado decreta que sean festivos nacionales porque le da por ahí - llámense como quieran los motivos que tenga, aunque a la vista está que son religiosos, algo que no queda muy bien con el "aconfesional" de este nuestro estado -. Si ustedes quieren que yo trabaje, hablen con el señor que lleva mi empresa, o con el señor que decreta qué días son laborables y qué días no lo son, y convenzanle de que es necesario que los no católicos practicantes vayan al curro esos días.

Pero ya voy avisando que si les convencen de ello, ustedes también van a tener que ir a trabajar.

Me comenta mi novio, y no tengo ningún motivo para no creerle, que en Estados Unidos las festividades religiosas se pueden justificar en la empresa en la que trabajes, y te dan los días que toquen sin descontarlos de las vacaciones. Tú presentas tu justificante, o lo que sea, de que eres judío, cristiano, musulmán, budista, testigo de Génova, pastafarista, o de la iglesia jedi, y te dan días libres en la festividad de la religión que profesas.
Me parece un buen arreglo; Sea cierto o no que lo hacen así, estaría muy bien que los estados "aconfesionales" adoptaran esta medida. Así nadie se tomaría las vacaciones que no le corresponden, y la gente cerraría su puta boca y dejaría de darme dolor de cabeza con el tema.

¿Pero en España cómo iría esto? Porque hay un montón de ateos a los que bautizaron de chiquitines, e incluso que han hecho la primera comunión, están confirmados, o puede que casados por la iglesia. Si algo tiene el catolicismo - no hablaré de otras vertientes del cristianismo porque no las conozco - es que es una religión muy cómoda: A ti te bautizan de bebé, y ya no tienes que volver a preocuparte, que ya eres católico de por vida. Da igual que no pases por ninguno de los otros sacramentos, que no hayas pisado una iglesia en tu vida, que te digan "grupo de vida" y respondas "tu padre por si acaso"... Sigues siendo católico. Y eso es bueno para la iglesia católica, porque como el catolicismo es tan cómodo, la gente se convierte a él "porque es lo que hay que hacer", sin pensar en las consecuencias, y luego se olvida del tema.
Pero la Santa Madre Iglesia gana dinero con cada persona bautizada, señores. De nuestros impuestos, más concretamente. Léanse el B.O.E. para más señas. Es más, me lo leeré yo, que estas navidades no tengo nada mejor que hacer, y les enlazaré la página.
Por eso a la señora Iglesia le conviene que el catolicismo sea una religión tan cómoda: Porque así la gente se convierte.

Y esto ya viene de antiguo, señores. Que el cristianismo se convirtió en religión mayoritaria porque permitía convertirse a las mujeres - cosa que las religiones de por aquel entonces no permitían -. Asegúrate de que las mujeres de los hombres en el poder se conviertan, y habrás convertido a los hombres en el poder.

Pero estoy desbarrando otra vez.
A lo que voy es, ¿qué pasaría si de pronto el estado dijera que para disfrutar de las festividades católicas necesitas demostrar que eres católico?

Pues nada, porque el 99% de los españoles estamos bautizados. Seguiríamos teniendo básicamente las mismas fiestas.

Pero esto igual no le gustaba a más de uno, y se proponía que para "ser católico" hubiera que hacer más cosas... pongamos, ir a misa más de dos días a la semana, practicar la limosna regularmente, ir a grupos de vida, haber pasado por bautismo, comunión y confirmación... Eso sí sería una prueba de que alguien es católico "practicante", y por tanto le granjearía esos días de fiesta...

Pero entonces el catolicismo ya no sería tan cómodo... habría que hacer un montón de cosas aburridas... seguramente a la mayoría de las personas no les compensara y decidieran que por cinco días más de trabajo al año no se van a morir... y los únicos católicos que quedarían, los únicos que le darían dinero a la Iglesia, ojo, serían ese 1% de la población que REALMENTE es católica practicante...

Y eso disminuiría mucho los ingresos de la Santa Madre...

Descubre dónde está el dinero y ya tienes la mitad del problema resuelto, que dice Vimes...

18 de diciembre de 2012

¡Apóyanos con el crowdfunding y llévate unas láminas exclusivas!


........................................................................


Seguramete estéis familiarizados con el duelo de dibujantes que intentan - que no consiguen - llevar a cabo semanalmente en la web de Pulp Comics Magazine, en colaboración con la gentecilla de la web Subcultura.es. Por si acaso, aquí podéis ver todas las ilustraciones que se han hecho hasta la fecha.

Bien, pues como parte de la campaña de crowdfunding para la edición de nuestro tercer número, y gracias a la colaboración de la gentecilla de Subcultura que participó en la actividad, hemos decidido hacer una colección de postales (en din-a5) de las ilustraciones del duelo.


Algunas de las ilustraciones que tendrá la colección 
Algunas de las ilustraciones que tendrá la colección

¿Que habéis visto las ilustraciones y queréis haceros con la colección? Pues os lo vamos a poner un poco difícil, porque solamente haremos UN ejemplar de la colección, que sacaremos a subasta - para recaudar fondos para el crowdfunding - en los próximos días.

No perdáis ojo al blog de la revista, que en breve subiremos fotos de la colección, y cómo y dónde podréis pujar por ella si queréis agenciarosla. ¡Nos ayudaréis a sacar adelante el tercer número de la revista en papel, y además os estaréis llevando una colección única de postales!

10 de diciembre de 2012

Feminismos, feminismos...

No me suelo considerar feminista.

Soy una persona que piensa que cada uno ha de mirar por sus derechos individuales, es decir, tirar más a "ego"ista - si se me permite el mal uso de la palabra - que otra cosa. Pero si se me discrimina por algún rasgo de mi persona que no puedo o no veo por qué cambiar, con gusto lucho para que esa discriminación acabe. Más que nada para que no me discriminen a mi, pero si de rebote acabo con la discriminación al resto de personas que comparten ese rasgo, pues oye, no me voy a quejar.

Así, lucho porque se deje de discriminar a la gente que se niega a hacer horas extra no remuneradas - aunque nadie me haga ni puto caso a ese respecto -. Lucho porque se deje de discriminar a la gente con el pelo teñido de colorines - ídem en este aspecto -. Y, oh, lucho porque a la mujer no se la discrimine EN NINGÚN ÁMBITO DE LA VIDA, no solo el laboral.

Así que si nos ponemos técnicos, sí, soy feminista.

Ahora bien, que no se confunda la gente ni cruce términos: El feminismo tal y como lo veo yo es la LUCHA por conseguir que las mujeres dejen de ser vistas como inferiores a los hombres en cualquier aspecto de la sociedad. Y pongo lucha en mayúsculas porque eso es lo que es: Acción. El feminismo requiere que las personas hablen, eduquen y luchen para cambiar el sistema y la forma de pensar - tan arraigada - de la sociedad, que por un lado predica que la mujer ya es un ser liberado y tiene total posesión de su vida, y por otro la inunda con etiquetas, exigencias, reproches y obstáculos para que no consiga realizarse ni como ser humano ni como mujer.
Y esa acción no incluye llorar como niñas porque no nos ponen las cosas más fáciles que a los hombres, he de añadir.

Me explico con un ejemplo: Pongamos a una mujer española con un trabajo de oficinista no demasiado bien pagado que, entrada ya en la treintena, entra en frenesí reproductivo, se casa con un hombre que cobra incluso menos que ella, se hipoteca, y tiene dos hijos. Así, a lo burro, sin pensar en las consecuencias ni en si puede permitirselo, simplemente porque es lo que una mujer debe hacer llegada cierta edad. Esa mujer, tras comprobar que no puede dejar de trabajar para cuidar de sus hijos - que es lo que ella quiere - porque la familia no puede mantenerse solo con el sueldo del marido, se dedica a a quejarse - y nada más - sobre lo machista del sistema, que la obliga a seguir trabajando y no poder cuidar de sus hijos.

En primer lugar, el hecho de que ciertas mujeres se dediquen a actuar de maneras alocadas sin pararse a pensar en las consecuencias de sus actos es lo que nos da la fama de niñas tontas que tenemos. Si sabes que el sistema es machista, si sabes que no tienes dinero para criar como quieres a tus hijos, si sabes todo eso de antemano, ¿de verdad vas a hacerlo igualmente? ¿No sería más inteligente intentar mejorar tu situación laboral primero, o la de tu marido, postergar la decisión unos años, o - idea alocada - si no vas a poder darles lo que se merecen, NO TENERLOS? ¿No sería más responsable, pese a que no sería lo que deseas, no tener hijos mientras no vayas a poder educarles como Dios manda, para que no se crien al buen tuntún o tengan que cargar con ellos los abuelos y los profesores?

Ah... pero es que, en este contexto, según estas mujeres ser responsable y consecuente viene a ser lo mismo que machista...

En segundo lugar, que el nivel de vida al que estamos acostumbrados - o la crisis, depende del caso - haga que los dos progenitores tengan que trabajar en vez de poder quedarse en casa con sus hijos no es machista per se. Es lo que hay. Si quieres tener hijos y criarlos como Dios manda tienes que elegir, seas el padre o la madre. Es una cuestión de que teta y sopa no cabe en la boca.
Son las mismas mujeres las que se autoimponen el tener que cuidar de los hijos, es la sociedad la que le planta la carga a la mujer, pero asumámoslo, una mujer de verdad, con los cojones bien puestos, que decida compaginar trabajo e hijos - teta y sopa, vaya - agarraría al marido por banda - si no se ha ofrecido él antes, que todo puede ser - y le espetaría que si se lo pasó bien haciéndolo entre los dos, también se lo va a pasar bien criándolo entre los dos.

Acciones, no quejas. Responsabilidades, no lloros. Ser consecuente, no actuar a lo loco y luego lamentarse de lo malo que es el mundo.

Lo asumo: El sistema y la sociedad son machistas. No se puede hacer nada para cambiarlo. Actuar como si no lo fuera y luego quejarse porque las cosas no salen como me gustaría no sirve para nada. Dar pataletas y pedir que las cosas sean más fáciles para nosotras tiene implícita la asunción de que sabemos que somos inferiores. No tenemos que comportarnos como hombres para que nos traten igual que a ellos; simplemente no tenemos que comportarnos como bebés llorones.

Para cambiar la actitud de las empresas hacia las mujeres hace falta primero cambiar la sociedad. Eso no es algo que se vaya a cambiar de un día para otro, o de un año para otro. Pasarán años, muchos años, hasta que los niños crezcan en un ambiente que no les inyecte de forma subliminal - y a veces no tanto - a todas horas que la mujer es inferior.
Pero creo yo que para que esto empiece, lo que nosotras tenemos que hacer es dar ejemplo: Si los niños ven a madres histéricas y quejicas y hermanas pedigueñas y sin cabeza, los hombres a mujeres estúpidas que actúan sin pensar primero lo que están haciendo, y los padres a hijas que solo saben quejarse de lo malo que es el mundo en vez de hacer algo para cambiarlo, poco vamos a conseguir.

Cuando los hombres dejen de sentirnos como estúpidas, tardará, pero al final conseguiremos que nos dejen de tratar como estúpidas.

Y eso, creo yo, es feminismo.