24 de diciembre de 2012

Una de topicazos navideños!

No es que odie la navidad. Es más bien que cualquier ocasión que implique tener que estar en familia me da urticaria. Tampoco me gusta demasiado el hecho de que te bombardeen por todos lados con que tienes que estar contento en estas fechas y celebrarlo - a saber el qué, pero celebrar, tú celebra - con tus seres queridos. Yo estoy contenta si me sale de los cojones, y si no, pues no lo estoy. Y ya hace mucho que me dijeron que los reyes magos no existen, que son los padres, así que puedo vivir sin regalos el 6 de cada Enero. En serio.

Pero no es de eso de lo que vengo a hablar, porque Dios sabe que todo ser viviente - humano, animal o planta - con acceso a internet inunda cada navidad las redes sociales con las mismas perogrulladas de "adoro la navidad", "odio la navidad" y demases. Yo tengo mi opinión, y como todo hijo de vecino la doy me pregunten por ella o no, pero ahora no viene al caso.

Hay un nuevo topicazo navideño, que lleva... creo que uno o dos años danzando por ahí, que es el "pues si no crees en Dios trabaja en navidades".
Esta frase me hace mucha gracia, y también me hace dudar mucho de que los "católicos" que la esgrimen sepan de lo que están hablando.

Caballeros, yo con gusto trabajaría los días de fiesta de la navidad, pero es que verán, mi empresa cierra esos días porque el estado decreta que sean festivos nacionales porque le da por ahí - llámense como quieran los motivos que tenga, aunque a la vista está que son religiosos, algo que no queda muy bien con el "aconfesional" de este nuestro estado -. Si ustedes quieren que yo trabaje, hablen con el señor que lleva mi empresa, o con el señor que decreta qué días son laborables y qué días no lo son, y convenzanle de que es necesario que los no católicos practicantes vayan al curro esos días.

Pero ya voy avisando que si les convencen de ello, ustedes también van a tener que ir a trabajar.

Me comenta mi novio, y no tengo ningún motivo para no creerle, que en Estados Unidos las festividades religiosas se pueden justificar en la empresa en la que trabajes, y te dan los días que toquen sin descontarlos de las vacaciones. Tú presentas tu justificante, o lo que sea, de que eres judío, cristiano, musulmán, budista, testigo de Génova, pastafarista, o de la iglesia jedi, y te dan días libres en la festividad de la religión que profesas.
Me parece un buen arreglo; Sea cierto o no que lo hacen así, estaría muy bien que los estados "aconfesionales" adoptaran esta medida. Así nadie se tomaría las vacaciones que no le corresponden, y la gente cerraría su puta boca y dejaría de darme dolor de cabeza con el tema.

¿Pero en España cómo iría esto? Porque hay un montón de ateos a los que bautizaron de chiquitines, e incluso que han hecho la primera comunión, están confirmados, o puede que casados por la iglesia. Si algo tiene el catolicismo - no hablaré de otras vertientes del cristianismo porque no las conozco - es que es una religión muy cómoda: A ti te bautizan de bebé, y ya no tienes que volver a preocuparte, que ya eres católico de por vida. Da igual que no pases por ninguno de los otros sacramentos, que no hayas pisado una iglesia en tu vida, que te digan "grupo de vida" y respondas "tu padre por si acaso"... Sigues siendo católico. Y eso es bueno para la iglesia católica, porque como el catolicismo es tan cómodo, la gente se convierte a él "porque es lo que hay que hacer", sin pensar en las consecuencias, y luego se olvida del tema.
Pero la Santa Madre Iglesia gana dinero con cada persona bautizada, señores. De nuestros impuestos, más concretamente. Léanse el B.O.E. para más señas. Es más, me lo leeré yo, que estas navidades no tengo nada mejor que hacer, y les enlazaré la página.
Por eso a la señora Iglesia le conviene que el catolicismo sea una religión tan cómoda: Porque así la gente se convierte.

Y esto ya viene de antiguo, señores. Que el cristianismo se convirtió en religión mayoritaria porque permitía convertirse a las mujeres - cosa que las religiones de por aquel entonces no permitían -. Asegúrate de que las mujeres de los hombres en el poder se conviertan, y habrás convertido a los hombres en el poder.

Pero estoy desbarrando otra vez.
A lo que voy es, ¿qué pasaría si de pronto el estado dijera que para disfrutar de las festividades católicas necesitas demostrar que eres católico?

Pues nada, porque el 99% de los españoles estamos bautizados. Seguiríamos teniendo básicamente las mismas fiestas.

Pero esto igual no le gustaba a más de uno, y se proponía que para "ser católico" hubiera que hacer más cosas... pongamos, ir a misa más de dos días a la semana, practicar la limosna regularmente, ir a grupos de vida, haber pasado por bautismo, comunión y confirmación... Eso sí sería una prueba de que alguien es católico "practicante", y por tanto le granjearía esos días de fiesta...

Pero entonces el catolicismo ya no sería tan cómodo... habría que hacer un montón de cosas aburridas... seguramente a la mayoría de las personas no les compensara y decidieran que por cinco días más de trabajo al año no se van a morir... y los únicos católicos que quedarían, los únicos que le darían dinero a la Iglesia, ojo, serían ese 1% de la población que REALMENTE es católica practicante...

Y eso disminuiría mucho los ingresos de la Santa Madre...

Descubre dónde está el dinero y ya tienes la mitad del problema resuelto, que dice Vimes...

No hay comentarios:

Publicar un comentario