Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2008

Lobo y la Caperucita Feroz (Parte 1)

Había una vez, en un país muy, muy lejano, un dulce lobo que vivía feliz en el bosque. Hacía ya muchos años que este lobo, de pelaje color gris perla, había dejado de cazar a los animales de las zonas en las que habitaba. No se sentía capaz de matar a los seres con los que convivía. Así pues, se limitaba a alimentarse de pescado y frutos del bosque.
Los herbívoros de la zona le tenían un gran aprecio, porque no solo respetaba su vida, sino que además, dado su imponente tamaño y su musculatura, ahuyentaba a los depredadores que intentaran hacer de aquel su territorio.
Un día, el lobo se aventuró más de lo que habría debido fuera del bosque, y llegó a un camino. Le llamó mucho la atención ver un raíl tan ancho y de tanta longitud y, curioso, se preguntó qué enorme animal lo usaría como ruta de paso, para haber dejado tamaño surco. Así que se colocó a una distancia prudencial del paso de animales, escondido entre unos arbustos, y se preparó a esperar a que su curiosidad se viera satisfecha…

XD

Mi jefe de equipo se pone a la defensiva cada vez que yo comento algo sobre el proyecto con el que estamos. No debe de estar acostumbrado a que "una" programadora junior le cierre la boca tan a menudo como yo lo hago.

Ya tengo cosas que hacer en el trabajo :3

Por fin me han traído el ordenador nuevo en el trabajo.
Al fin, después de tres meses pasando las ocho horas de jornada laboral metida en Internet, escribiendo, y aburriéndome lo indecible, puedo comenzar a dedicarme a aquello por lo que supuestamente me pagan.
Ha sido una sensación agradable. Sobre todo porque es entretenido y sencillo. No sé si es porque el proyecto con el que estamos es así, o porque como es mi "primer" trabajo de programadora no me quieren cargar con nada demasiado difícil hasta que no tenga un poco de antigüedad, no vaya a cagarla.
Y como siempre, en todo trabajo de programadora en el que comienzo, he empezado a sembrar el caos.
Mirándome cierto documento del que tengo que sacar información para hacer lo que me asignaron, he sacado ya tres contradicciones. Los dos compañeros de mayor antigüedad y el jefe de proyecto han tenido que reunirse para discutir sobre ello. El documento y los datos que nos han dado para las pruebas del programa son contradictorios. …

¿?

¿Por qué no soy capaz de creerme que nadie me tenga aprecio? ¿Por qué estoy tan condenadamente segura de que nadie puede quererme? Vale, la mayor parte del tiempo el mundo me ha demostrado que soy un ser insignificante; y no me extraña que lo piense, la verdad. Pero si mis compañeros de facultad me dicen que han preguntado por mí la temporada que me ausenté de clase, me extraño. ¿Por qué les importo lo suficiente como para que hablen de mí?. Nadie nunca ha hablado de mí, ni siquiera mal. Les importo demasiado poco. Y cuando son amables conmigo, suele ser un ardid para reírse un rato.
¿Y qué hago entonces, cuando alguien me ofrece su cariño sinceramente? No me lo creo. Me desprecio demasiado como para pensar que alguien pueda sentir algo hacia mí que no sea ese mismo desprecio. ¿Realmente alguien me ofreció algo de manera sincera, sin ocultar segundas intenciones? Pues mira, no lo sé. Quizá sí, quizá no. Yo desde luego, si hubiera sido alguno de ellos, no habría perdido el tiempo conmig…

o_O

¿Soy yo que me he vuelto más perspicaz, o de pronto las intenciones de toda la gente a mi alrededor son transparentes?

Se ha levantado

Un cosquilleo bastante desagradable le recorre las muñecas y los tobillos, que han estado quietos, en la misma postura, tanto tiempo. Pero al menos ahora es soportable. Antes era un dolor tan intenso que casi habría preferido seguir inmóvil.
¿Pero ha disminuido el dolor, o se ha acostumbrado a él? No sabría decirlo. Al igual que al principio no supo cómo conseguir desplazar sus miembros. Le resultó curioso el hecho de que algo tan instintivo como moverse se pudiera olvidar si con el paso del tiempo no se realiza.
Se recuerda a sí misma a un bebé tratando de incorporarse por primera vez, con movimientos medio espasmódicos, intentando girar la muñeca para apoyar la palma sobre el suelo e incorporarse, y acabando con el brazo tan retorcido que casi grita del dolor.
No recordaba que moverse doliera tanto.
Un par de veces está tentada de dejar de intentarlo. Se queda inmóvil, bastante incómoda, pero menos que seguir con los torpes intentos para incorporarse. Pero la sangre ha empezado a circul…

What Virtue are You?

What Virtue are You?Your Result: Diligence You are hard working and dedicated. You make sure to do your best at every task and you aim for sucess and completion. You are not discouraged by hard work, you get it done quickly and accurately.Discretion
Honor
Patience
Flexibility
Humility
Generosity
Courage
What Virtue are You?
Create MySpace Quizzes

What Power Do You Have?

What Power Do You Have?Your Result: Fire You are tough and brave.You like to wear jeans and you're cool.You are often seen at parties because you love parties.You like spicy food and enjoy hot dogs.You might be a bit too mean sometimes so try to keep it down.Water
Earth/Nature
Air
What Power Do You Have?
Quiz Created on GoToQuiz

Odio los días de lluvia

El día está llorando. Caen sus lágrimas con desconsuelo sobre todos nosotros que, ajenos a su llanto, seguimos con nuestras vidas, convencidos de que nuestros problemas son el centro del universo. Miro al cielo, y me pregunto qué le afligirá para que llore con tanta amargura. Antes de que me contagie su llanto, quiero preguntarle, quiero saber si puedo hacer algo para consolarle. Pero por más que le interrogue no me responde. Solo sigue llorando en silencio.
Las gotas de lluvia resbalan por el cristal de las ventanas, como cientos de ojos llenos de lágrimas.
Mis ojos se llenan de lágrimas también. Es demasiada la amargura con la que le veo llorar, como para no contagiarme. Lloro por él, por lo que sea que provoca su llanto. Y por mi misma. Porque cuando el día deje de llorar y salga el sol, cuando haya olvidado su pena, yo seguiré recordando su llanto, su amargura, y me seguiré preguntando qué la produjo.
Y me preguntaré también qué provocó mis lágrimas, que no cesaron al cesar la lluvia…

Sobre slogans y logos

Imagen
En la parada de metro de mi trabajo hay, entre otros, dos paneles de publicidad de dos empresas de venta de productos de informática. Son bastante diferentes: En uno el color predominante es el azulón, y en otro es el rojo. En uno el slogan es "Yo no soy tonto", y en otro "Me vicia". En uno se hace referencia a que comprar en esas tiendas es un gustazo, y en otra se hace una comparativa ofensiva contra la primera. Ah, y en la primera sale un hombre con pinta de friki con gesto de estar disfrutando, entre ridículo y gracioso, y en la segunda sale una tía desnuda que se le da un aire algo sospechoso a Cortana, pero en cutre, apoyada sobre el cartel en el que aparece el nombre de la cadena.
Una vez me comentaron que una señora no compraba en la primera tienda porque el slogan le parecía ofensivo. "Qué pasa, ¿que si no compro en esa tienda es que soy tonta?". Bueno, cada uno que piense lo que quiere, pero si esa señora prefiere comprar más caro y con peor trat…

Jornada Partida

Nunca pensé que trabajar ocho horas al día fuera tan pesado.
Entro al trabajo a las nueve, trabajo hasta las dos, como en una hora, vuelvo a las tres a mi puesto, trabajo hasta las seis. No parece una mala hora, pero es que vivo a hora y media de mi trabajo... O sea que llego a mi casa a las siete y media. Bonita hora. Justo a tiempo para hacerme la comida para el día siguiente, hacerme la cena, cenar y acostarme. Y si quiero comprar algo antes de que cierren las tiendas, lo llevo claro. ¿Que haga las compras a la hora de la comida? Bueno, si trabajara en una zona normal, eso sería factible. Pero trabajo en La Moraleja. Allí, para poder comprar un paquete de compresas, tengo que hipotecar el piso de mis padres.
Y lo peor viene cuando, siempre en mis trece, decido que tener solo tres horas al día para mi ocio no va a impedir que eche las siete horas de costumbre. Sí, ya sé que las cuentas no salen, decidselo a mis ojeras. Y aún cuando mi tiempo de ocio se lo dedicaba a tareas de escritor…

WoW Issues

Ayer tomé una decisión muy importante con respecto al WorldofWarcraft y mi personaje principal: Ónice.
No hace demasiado conseguí que aceptaran a mi personaje en una comunidad para hacer mazmorras de 25 personas. Eso es un triunfo por sí mismo, porque este tipo de comunidades son bastante exigentes y no aceptan a cualquiera. Lo que pasa es que estar en ella requiere cierta "constancia" en el juego. Y por constancia quiero decir no solo asistir a las fechas en las que se programan las mazmorras, sino también jugar bastantes más horas para conseguir oro - en el juego, por supuesto - para pagar reparaciones, comida, pociones de vida y de maná y pociones para aumentar tus atributos. Y hacer mazmorras de cinco personas para mejorar tu equipo para no quedarte atrás con respecto al resto de la comunidad...
Ultimamente apenas sí he podido jugar con mi personaje. Es decir, he ido a la mitad de las mazmorras de la comunidad, y punto. Como resultado, no solo me estoy quedando sin oro par…

Mi camarera también libra T_T

En los escasos dos meses que llevo en mi nuevo y flamante trabajo he cogido el hábito de desayunar en una cafetería, que hay enfrente del edificio donde curro, antes de entrar a trabajar. Aparte de hacer que llegue siempre de cinco a quince minutos tarde, el rato que pasa desde que entro hasta que salgo de la cafetería me ayuda a cargar las pilas. El establecimiento en cuestión tiene una concepción muy americana, pero al menos las chicas de detrás del mostrador dan un trato bastante amigable, en concreto una de ellas. Sonríe mucho, y tardó solamente tres días en quedarse con mi cara y con lo que desayuno.
No me considero una persona demasiado maniática, pero lo que desayuno, y cómo lo desayune, pueden hacer que empiece el día con una sonrisa o con ganas de querer matar a alguien. Por eso me gusta desayunar en esa cafetería, porque la camarera y su amabilidad me animan la mañana, por muchos empujones que me hayan dado en el metro hasta llegar allí.
Hoy me ha molestado un montón no verla.…

No puedes huir

No puedes huir, y lo sabes. Intentas correr, fuerzas tus piernas hasta mucho más allá de su límite, te alejas, ganas distancia, pero sabes que no hay salida. Tropiezas con un obstáculo, o quizá con tu propia pierna, y caes al suelo. Intentas levantarte, pero tras el esfuerzo tus piernas se niegan a responder. A tientas, te arrastras por el suelo húmedo, buscando a ciegas un lugar donde esconderte. El miedo te sube por la garganta como la bilis y te hace vomitar. Oyes sus pasos acercándose. Intentas controlar tu respiración; la oscuridad es tan profunda para ti como para él, y si no haces ruido puede que no te encuentre. Pero no lo consigues. Has corrido demasiado, tienes demasiado miedo. Cada respiración resuena como una pequeña explosión, y el pecho y la garganta te escuecen como una herida abierta. Quizá tengas realmente una herida, o quizá sea el suelo húmedo y no tu sangre lo que hace que tus manos resbalen sobre la pared al intentar incorporarte. Has dejado de oír los pasos, pero…

Cita de Pablo Neruda

"Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce"

Pablo Neruda

Reflexión del lunes por la mañana

Hay mujeres que necesitan que se las adule para sentirse seguras de sí mismas. El problema con estas mujeres es que normalmente le dan coba a los aduladores pero no piensan dar nada a cambio, pero el adulador, cuando ve el camino libre, suele pensar lo contrario.
Si el adulador es medianamente espabilado, se termina dando cuenta tarde o temprano de lo que hay, y o bien sigue en su papel por reírse un rato, o bien abandona la tarea. ¿Pero qué pasa cuando el interfecto es algo más lento de lo necesario, y no se entera de lo que pasa? Ah... pues en ese caso, pensando que la adulada está loquita por él, va más y más lejos en su trabajo, hasta que el objetivo de sus agasajos se harta de él y le manda a paseo. Como resultado, puede que la afectada se gane cierta fama de algo que por obvio no voy a mencionar, y el afectado fama de plasta y baboso.
¿Pero qué pasa si el adulador no se da cuenta, y la adulada no le para los pies en ningún momento? Pues que la mujer se siente cada vez más segura d…

Aburrida en el trabajo

Mi jefe, cargado con un portátil y un cuaderno, y dos de mis compañeros, pasan aceleradamente por delante de la fila donde trabajo. Parece ser que han tenido que irse de la sala donde estaban reunidos, y andan buscando otra.
La verdad es que me resulta curioso verles caminar a zancadas por el pasillo, no se parecen en nada al resto de los trabajadores de la planta. De hecho, el grupo de trabajo en el que estoy no se parece en nada al resto de los trabajadores de la planta, y creo que eso es lo que más me gusta de ellos. Ya me lo advirtieron en mi primer día de trabajo, que ellos "trabajaban de otra manera".
Y yo estoy ansiosa de que me manden algo de trabajo para descubrir cómo es esa "otra manera", porque llevo aquí ya un mes y medio, y aparte de actualizar el blog y mirar el correo, poca cosa hago.

La orden de Kaester: Prólogo (titulo provisional)

Las vestiduras de los sacerdotes de Kaester están encantadas. En el proceso de fabricación del tejido, junto con el tinte, las fibras se recubren con un conjuro protector, que hace que repelan todo tipo de suciedad u olor. El hechizo se hace con sumo cuidado, y tras aplicarlo, las telas se someten a diversas pruebas de calidad, para comprobar que no hay ningún defecto en el conjuro. Tanto cuidado en crear una tela que no se ensucie ni se desgaste con el uso fue solo la reacción del pueblo llano y los hechiceros ante cierta costumbre ancestral que mantienen los sacerdotes de Kaester: Al ordenarse, a los novicios se les entrega una sola túnica, que deberán llevar todos y cada uno de los días que les queden de vida. Este gesto está cargado de simbolismo, dado que la orden de Kaester la componen clérigos mendicantes que renuncian a todo tipo de bien terrenal, y ofrecen su vida al servicio de los demás. Pero también es un gesto bastante fútil si esos 'demás' a los que pretenden ayu…

Mi Gran Vía

Voy caminando por la Gran Vía, y me fijo en que la mayoría de las parejas que me cruzo son de hombres besuqueandose. Siempre me ha fascinado la fauna que recorre el centro de Madrid, pero ya no me acordaba lo que me gustaba pasear por mi Gran Vía de noche. Sé que es efecto de los halógenos y las farolas, pero la acera, el asfalto y las paredes parece que tienen un brillo como de nácar, que les da un aire irreal, de cuento. Y claro, todos los cuentos tienen seres fantásticos: Los mendigos se pasean entre los transeúntes, armados con sus flautas o sus vasos de McDonalds llenos de calderilla, amedrentando a todo incauto que no les pasa de largo a la suficiente velocidad. Los heavies, reunidos como siempre frente al ya inexistente Madrid Rock, con sus peinados cardados hasta lo imposible, sus mayas y vaqueros rotos, chalecos y cazadoras, parches de grupos que pocos o ningún adolescente actual conoce, y ese aire como de estar esperando a algo que nunca llega. Los góticos, que van y vienen …

Which Heroes character are you?

Which Heroes character are you?Your Result: Hiro Nakamura You are Hiro Nakamura.
You can bend space and time with your mind. You always try to do what is right and you are very innocent. Maybe too innocent. You took a trip to the future and saw NYC blow up. Now you are focused on saving the world. You also love sci-fi.Claire Bennet
Issac Mendez
Nathan Petrelli
Peter Petrelli
Sylar
Matt Parkman
Niki Sanders
Which Heroes character are you?
Quiz Created on GoToQuiz