30 de noviembre de 2012

Creer o no creer

Mi primer roce con la homeopatía fue bastante antes de saber en qué consistía.

Concretamente, poco después de que mi novio me dejara una amiga me recomendó unos preparados que hacía su madre, a los que se refirió como "flores de Bach". Al parecer eran extractos de algún tipo que, diluidos en jerez, tenían efectos beneficiosos de diferentes tipos.
Yo estaba destrozada psicológicamente, así que escuché todo lo que me contaban mansa como un perrito, y cuando me dieron el gotero con la solución y me dijeron que lo mantuviera lejos de los aparatos eléctricos y lo tomara cada tanto tiempo pensé, bueno, a fin de cuentas unas gotas de jerez al día no me van a poner peor...

Al principio parecía que las gotas me hacían sentir algo mejor. Algo. Comencé a preguntarme si la "leve mejoría" no se debería más al efecto placebo que a las gotas, pero como tenía miedo de empeorar, seguí tomándolas.
Un par de meses después había empeorado tanto que, dándole efusivamente las gracias, eso sí, le dije a mi amiga que dejaran de gastarse el dinero de los preparados en mi - no me cobraron ni una vez -, que no me estaban haciendo nada.
Claro que para mi dolencia particular la medicina convencional tampoco es que ayudara mucho, y al final acabé teniendo que hacer un "Vimes": Cortar por lo sano con los calmantes, tranquilizantes, antidepresivos, somníferos, y en general cualquier cosa más fuerte que una infusión de rooibos que sirviera para calmar los nervios. Desde entonces me curo los nervios yendo al gimnasio, el insomnio leyendo, los cambios de humor jugando a videojuegos violentos, y las migrañas tomando cafeína y cagándome mucho en la madre que parió al Tato.

Con lo que llevo escrito he dicho muchas cosas: He dicho que la homeopatía, si la dolencia es demasiado grave como para que la cure el efecto placebo, no sirve para una mierda. He dicho que a veces la medicina convencional - o sea, la "medicina" - no funciona por más pastillas que uno se tome, y en última instancia puede llegar a ser perjudicial. He dejado ver que al final me curé dejando pasar el tiempo, haciendo una leve referencia a un bonito concepto denominado "regresión a la media" del que hablaré en otro post. He dejado claro para el lector despierto que tengo un serio problema de adicción a la cafeína.

...

Siempre me ha parecido fascinante la cantidad de cosas en las que está dispuesta a creer a ciegas la gente. Supongo que nos educan desde pequeños para que lo hagamos, con aquello del ratoncito Pérez, los Reyes Magos, las hadas, el hombre perfecto, Dios... Comprendo que en algo tenemos que creer, porque si cuestionáramos todas y cada una de las cosas que nos cuentan jamás estaríamos seguros de nada y puede que acabáramos muy mal de la cabeza. Pero para todo hay grados.

Comprendo que haya gente que crea en la homeopatía "porque a mi /mi prima/mi hermana le ha funcionado". Joder, el boca a boca es el viral por excelencia - el viral hipster: Era viral antes de que se inventara el término -. Y cuando no puedes acceder a más información que lo que te cuentan los periódicos, la televisión y la vecina del quinto, ¿qué puedes hacer sino creer que lo que te cuentan es cierto? A fin de cuentas "todo el mundo lo sabe", y todo el mundo no puede estar equivocado (y no hay NINGUNA evidencia histórica que refute este último argumento)

Pero con el avance de la ciencia y, quizá más importante, el nacimiento y desarrollo de internet, cualquier persona con un mínimo de recelo ante las mentiras que le cuentan cada día puede estar informado de lo que es más probable que sea verdad o mentira - yo soy de las paranoicas que duda de TODO lo que lee u oye, por cierto -.

¿Qué achacarle a las personas que se niegan sistemáticamente a contrastar la información que le venden como cierta? ¿Ignorancia? ¿Vaguería? ¿Estupidez crónica? En los casos que yo conozco más bien se debe a la soberbia, pero claro, en España eso del "si no admito que me he equivocado tendré razón" está muy de moda...

Dudad de todo. No creáis nada de lo que os digan, por insignificante que sea. Contrastad información, informaos, aprended sobre todo lo que podáis. No deis por sentado que porque cierta persona ha dicho que algo es cierto entonces tiene que serlo, ni creáis que una afirmación es verdadera o falsa por estar escrita en papel, dicha en un monitor, o almacenada en un servidor web. Si creéis en algo a pies juntillas y os demuestran que es falso, cambiad de opinión. Puede que con los tiempos que corren no sirva para demasiado, pero el conocimiento es poder - y la ignorancia felicidad, sí, ya lo sabemos -. Cuanto más sepáis, cuanto más os cuestionéis, más poderosos seréis. Menos os podrán manipular. Menos podrán controlar vuestras vidas.

Es una gran carga, eso de ser el único responsable del curso de la vida de uno mismo, pero es mejor que ser una marioneta.

22 de noviembre de 2012

Actitudes

Hay algo tremendamente inspirador en cultivar la disciplina del ejercicio físico.

Quien haya hecho deporte alguna vez en su vida de forma aislada sabe que es muy frustrante no poder llegarse a la punta de los pies, o que los michelines no te dejen levantarte al hacer abdominales. Comenzar a hacer deporte es tremendamente desalentador, porque te hace ser totalmente consciente de que no eres capaz de las cosas más sencillas; y no solo eso, sino que en cada momento sabes qué parte del cuerpo te está fallando, con una certeza hasta dolorosa. No es de extrañar que mucha gente que comienza a ir al gimnasio lo deje al poco tiempo aludiendo a "problemas de tiempo". Yo tampoco me atrevería a admitir en voz alta que cada vez que me miro al espejo del gimnasio veo a una gorda mórbida medio muerta por el esfuerzo de dar un giro con un mínimo de gracia mientras sus lorzas se balancean al ritmo de la música.

Pero si uno no se deja llevar por el desánimo y persevera, la magia comienza: Comienzas a darte cuenta de que "puedes". De que cada día puedes con un poco más de peso, puedes saltar un poquito más alto, aguantas un poco más de tiempo corriendo. Cada día te superas a ti mismo, cada día la frustración es sustituida, poquito a poquito, por el orgullo y por la certeza de que, con tiempo y esfuerzo, "puedes".

Y ese factor psicológico es el realmente importante. Porque ser consciente de que puedes controlar tu cuerpo se traslada muy fácilmente a ser consciente de que puedes controlar tu vida. Naturalmente, sacar músculo en los cuadriceps no es lo mismo que sacar adelante un proyecto empresarial o acabar con el hambre en Somalia, pero la predisposición mental de la persona acostumbrada a conseguir metas físicas a base de esfuerzo siempre va a ser mucho más positiva.

Alguien que sabe que a base de trabajo puede conseguir cualquier meta que se proponga en el plano deportivo, que no solo lo tiene claro mentalmente sino que lo ha aprendido a base de la propia experiencia, siempre - y digo siempre - confiará más en sí mismo y estará más dispuesto a darlo todo en cualquier otra meta que se proponga en la vida. Alguien acostumbrado a trabajar para conseguir las cosas que quiere no pondrá pegas ni excusas a la hora de coger las riendas de su vida y tirar para adelante.

Y esa es la actitud vital más poderosa.

21 de noviembre de 2012

Entrenamiento de Competición.

Cuando estuve en Lorca me llamó especialmente la atención la charla sobre preparación física de competición específica para shinkyokushin. Soy informática pero en el instituto hice la opción biosanitaria, y además, pese a haber tenido sobrepeso toda mi vida - o más bien a causa de ello -, estoy bastante puesta en temas de ejercicio y dietética. Por eso me llamó la atención que algunas de las cosas que comentó el ponente sonaban contradictorias con lo que yo sabía. No tengo ningún motivo para dudar ni de él ni de las fuentes de donde saco yo mi información, así que opté por informarme un poquito más, y llegué a la conclusión de que el ponente había bajado TANTO el nivel de la charla para que todos pudiéramos entenderle, que a base de simplificar acabó omitiendo información sin la cual su charla resultaba falsa.

Voy a hablar aquí de estos puntos que me chocaron, y voy a ampliarlos un poco más para aclarar que Rubén - así se llama el preparador físico que nos dio la charla - no se equivocaba, pero que quizá debería haber dado la charla de otro modo.

Nota: Toda la charla trató el caso de un deportista DE COMPETICIÓN. Pongo esto en mayúsculas porque la rutina alimenticia y de ejercicios de un deportista de competición de este arte marcial dista bastante de alguien que va al gimnasio un par de veces a la semana para mantener el tono físico. Así que no os asustéis ni penséis que para evitar que os salgan michelines vais a tener que hacer todo esto.

..................................................................


La charla comenzaba con una pequeña referencia a la alimentación, y mal comenzó, porque el primer dato que se dio me chocó tanto que estuve a punto de ponerme de pie y corregirle. Comentó que un deportista de competición debía basar su alimentación en las proteínas, e hizo un chascarrillo sobre el hecho de que todos los deportistas tiran de la pasta cuando tienen que hacer entrenamientos fuertes. Argumentó que las proteínas son el nutriente que más energía da Y DE FORMA MÁS RÁPIDA, y que por eso debía de ser el componente mayoritario en la dieta.

Cierto es que las proteínas son el nutriente que más energía produce al consumirse; de hecho las dietas proteicas, que están de moda ultimamente, se basan en el mismo principio: Las proteínas llenan, nutren, son el compuesto más complejo y por tanto el que necesita más energía para quemarse, y además son los que más energía producen en el metabolismo celular.
Hasta ahí todo bien.

PERO las proteínas son de combustión lenta. Un problema serio de un deportista sometido a una dieta exclusivamente proteica es que se va a tener que ir olvidando de los ejercicios que requieran explosiones inmediatas de potencia. Y tal y como estaba explicándolo Rubén, el shinkyokushin DE COMPETICIÓN se basa precisamente en eso, explosiones imediatas de potencia que duran 3 minutos, 5 a lo sumo. En ese tiempo tan reducido - esto que voy a decir lo explicaré más adelante - el metabolismo consume mayoritariamente fosfato de creatina y - ojo al dato - GLÚCIDOS. Porque los glúcidos son el nutriente más simple estructuralmente hablando, y por lo tanto el más rápido de quemar. Cuando el cuerpo humano requiere un esfuerzo repentino y fuerte, tira de los hidratos de carbono para moverse, simplemente porque si tiene que esperar a que las proteínas le comiencen a dar energía le pueden dar las uvas.

De hecho, el cuerpo humano guarda una reserva de glúcidos en el cuerpo única y exclusivamente por esta razón. Esta reserva se agota diariamente - uno se levanta por la mañana SIN hidratos de carbono acumulados -, y hay que reponerla con la alimentación, o sea que si tu organismo no recibe hidratos en absoluto, nos vamos olvidando de los esfuerzos súbitos de gran intensidad.

Ahora bien, un poco después en su charla, Rubén comentaba que un luchador de shinkyokushin, antes de cada pelea, debía hacer un calentamiento bastante intenso - que le dejara el ritmo cardiaco al 70% u 80% del máximo, dijo - de no menos de 20 minutos, para no acabar lesionándose en el momento de la explosión de fuerza.

Añado un dato aquí para que las cosas cuadren: Cuando uno hace ejercicio, el cuerpo consume un tipo de nutrientes u otro dependiendo de la intensidad y duración del esfuerzo. En concreto, los primeros segundos fosfato de creatina, a partir de ahí y hasta una media hora, glúcidos y grasas. Y a partir de la hora de ejercicio más o menos, tira de proteínas. Es natural pensar que si el cuerpo tiene la reserva de ácidos grasos bajo mínimos, el cuerpo pasará de consumir hidratos a consumir proteínas, por lo que el mayor aporte de energía de la combustión celular vendrá a partir de los primeros 20 minutos de ejercicios, esto es, después del susodicho calentamiento que va antes de la competición.

Esto quiere decir que para un practicante de shinkyokushin a nivel competición el volumen de proteínas consumido debe ser mayor que el de una persona normal, pero BAJO NINGÚN CONCEPTO debe dejar de consumir hidratos de carbono. De hecho, el porcentaje recomendado de cada tipo de nutriente para ejercicios de fuerza y resistencia muscular de corta duración es la siguiente: Hidratos de Carbono (57%)- Proteínas (17-18%)- Grasas (25%).

Hasta aquí el apartado de nutrición. Luego comentó algo que yo no conocía, y que me resultó un concepto de lo más interesante: Habló de musculatura aeróbica y musculatura anaeróbica.
Para los no familiarizados con el concepto, a grandes rasgos aeróbico es que necesita aire, y anaeróbico que no necesita aire. O sea, que supuestamente la musculatura aeróbica es la que necesita aire para "funcionar", y la anaeróbica la que no lo necesita. Este concepto me chocó MUCHO, porque desde la primera vez que di biología me llevan diciendo que las células para vivir necesitan oxígeno, y aparte del músculo voluntario e involuntario yo no conocía más tipos.

A este respecto, voy a ir un paso para atrás y voy a hablar de METABOLISMO aeróbico y anaeróbico. Me sigue chocando lo mismo porque también aprendí desde bien pequeñita que el metabolismo celular consume oxígeno, pero al menos ya no me imagino una fibra muscular que no necesite oxígeno nunca - soy de imaginación florida, aquí me viene un zombi a la cabeza -.
Pero si sigues investigando se acaba el shock, porque resulta que un mismo músculo utiliza un metabolismo u otro para generar energía dependiendo del tipo de ejercicio que se haga, y nunca va a estar más de 3 minutos sin consumir oxígeno. Para esfuerzos cortos de gran intensidad, tirará del anaeróbico. Para largos y de resistencia, del aeróbico. O sea, que el músculo, por muy chulo que se ponga, no puede generar energía sin oxígeno durante mucho tiempo.


El metabolismo que más energía y más rápido la genera es anaeróbico aláctico, de hecho, no el que quema proteínas, y durante esta fase las células consumen el ya mencionado fosfato de creatina, que es una molécula X, de la que no hablaré más porque esto no es una clase de química ni de biología, y que justifica en cierta medida los suplementos de creatina para deportistas. Este metabolismo tiene un pequeño problema, que es que se agota en entre 5 y 30 segundos y tarda 3 minutos en recuperarse. Y poder hacer un esfuerzo físico fuerte durante unos 10 segundos cada 3 minutos poca utilidad tiene.
El metabolismo anaeróbico tiene otra variante, que se da durante más o menos los primeros 3 minutos de ejercicio de intensidad fuerte, y también genera mucha energía pero menos que la variante anterior. Se llama anaeróbico láctico, y consiste en que las células musculares queman glucosa sin presencia de oxígeno - oh, nuestra amiga la glucosa de nuevo -. La cuestión es que este metabolismo hace un uso ineficiente de la glucosa y genera un desecho - el ácido láctico - que si se acumula en demasiada cantidad puede causar el bloqueo del sistema energético, disminuyendo o incluso bloqueando el rendimiento muscular. No creo que sea necesario añadir que la eliminación de este deshecho se va haciendo de forma más eficiente a medida que el deportista está en mejor forma física.


También, dependiendo del metabolismo que active el ejercicio hecho, cambia el desarrollo muscular. Los músculos que se entrenan activando el metabolismo anaeróbico se desarrollan de forma diferente a los que se entrenan activando el aeróbico - actividades sin explosión puntual de energía pero de larga duración -, y aquí es donde se puede diferenciar entre fibra muscular aeróbica o anaeróbica. Parece ser que el tipo de fibras musculares presentes en el cuerpo es una cuestión de genética, así que depende de cómo nazca uno estará más predispuesto a ser corredor de fondo o karateka. Claro que con el tipo de ejercicio correcto se puede mejorar el rendimiento en un sentido o en otro, no quiero dejar de hacer énfasis en que una cosa es con lo que naces y otra lo que desarrollas a base de ejercicio. Simplemente si uno tiene mejor predisposición genética en cierto campo, y le da por entrenarse en él, tendrá más fácil dicho entrenamiento.


(Como mera nota curiosa, el tipo de metabolismo que aumenta la masa muscular es el anaeróbico láctico)

Ahora centrémonos en el practicante de shinkyokushin DE COMPETICIÓN. Se basa en explociones bastante bestias y rápidas de energía, de 3 minutos de duración, más 1 minuto de prórroga, más 1 minuto de prórroga. Está claro que encaja dentro del metabolismo anaeróbico, tanto aláctico como láctico, aunque centrándose en el láctico sobre todo, y por tanto los ejercicios que realice este deportista tendrán que activar este metabolismo.

Pero el metabolismo anaeróbico láctico, volvemos al principio, consume GLUCOSA, no proteínas. Es por esto que una alimentación proteica que elimine los hidratos de carbono por completo de la dieta ESTÁ TOTALMENTE CONTRAINDICADA. Las dietas de proteinas dan resistencia en el tiempo, no potencia explosiva - además de otras contraindicaciones que no vienen a cuento en este tema, por cierto -.


Incluso en el caso de que se haga un calentamiento fuerte de unos 20 o 30 minutos, que daría tiempo a que se consumieran los hidratos de carbono de las reservas, si la fibra muscular es anaeróbica, va a seguir funcionando mejor consumiendo fosfato de creatina e hidratos que proteínas.

Sinceramente, es un tema bastante complejo que dependerá del metabolismo particular de la persona, su disposición genética y su grado de entrenamiento en cada momento puntual, así que los tiempos y las cantidades a los que hago referencia pueden variar, pero en líneas generales esto es así, y desde luego lo que deja claro es que los hidratos de carbono son INDISPENSABLES para cualquier deportista.

Así que ya sabéis chicos, si os queréis dedicar a shinkyokushin de competición, nada de pasar de los hidratos.


........................................................

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Ejercicio_anaer%C3%B3bico
http://www.portalfitness.es/Nota.aspx?i=1416
http://www.biolaster.com/rendimiento_deportivo/metabolismo_energetico/anaerobico_lactico
http://entrenamientodeportivo.wordpress.com/tag/fosfato-de-creatina/
http://www.mapfre.com/salud/es/cinformativo/nutricion-deporte.shtml


20 de noviembre de 2012

Pulp Comics a Crowdfunding!

Gentecillas, este post es para presentaros una cosa y a la vez pediros un favor.

Como sabréis si soléis pasar por aquí, colaboro en la edición del fanzine Pulp Comics Magazine, en la que actualmente estamos preparando el tercer número - más info aquí -.

Pues bien, como parece que lo del crowdfunding está de moda, nos hemos decidido a intentar sacar adelante el tercer número mediante este método, y a tal efecto hemos abierto un proyecto nuevo en la web de Lánzanos.

En esta web en concreto, antes de entrar los proyectos en fase de financiación se someten a una votación - "la caja", que lo llaman - y cuando un proyecto llega a 100 votos, pasa a la fase de financiación propiamente dicha.

Pues bien, el proyecto de crowdfunding del tercer número de la revista anda por ahora en esa "caja", y aún le faltan unos cuantos votos para llegar a 100. Y yo me preguntaba, pues oye, antes de comenzar con el spam de verdad y comenzar a pedirle a la gente que done, no está de más pediros que os paséis por el proyecto y le deis al botón de "votar", que por ahora es gratis y os lo voy a agradecer mucho.

Aquí dejo el enlace: http://www.lanzanos.com/caja/proyecto/3359/

Y si os apetece saber más de la revista, ya sabéis, aquí toda la información

2 de noviembre de 2012

Video: Mis figurillas de sculpey

Me ha preguntado Paula sobre las figurillas, y me he dado cuenta de que no he subido al blog el video... o sí? Juraría que sí. Bueno, si está repetido ya me perdonaréis.

Una gorda en shinkyokushin (Parte 2)

Esta parte podría resultar un poco tediosa. Me voy a esforzar por explicarlo todo lo más amenamente posible, sin palabros en japonés o explicándolos cuando no me quede otra. A mi me resultó muy interesante, pero mi interés por la cultura japonesa y que mi novio me ha explicado muchos de los términos ANTES del curso pueden haber influenciado en ello. Esperemos que no os aburra.

En la siguiente entrada comentaré todo lo que tenga que ver con el factor humano, incluyendo el concurso de pancartas del domingo. No os preocupéis que hablaré de todo en su momento :)

..........

El viaje a Lorca duró unas 6 horas, de 12:30 de la madrugada del viernes al sábado, hasta más o menos las 7 de la mañana del sábado. Nos separamos en dos grupos: Los que dormían en hotel y los que dormían en dojo - yo estaba en el segundo grupo -, y nos instalamos y dormimos unas pocas horas, hasta las 10, que el curso comenzaba a las 10:30.

Frente al hotel, con las mochilas y los aperos de labranza...

Nos reunimos todos, nos presentaron a los que organizaban el curso y a los senseis y senpais que asistían, y tras estirar y calentar un poco nos fuimos para el polideportivo.



La mañana la dedicamos a hacer ejercicios de equilibrio en combate, o sea, a tener una posición estable y sin doblar la espalda para que cuando nos curtan la pana no nos desequilibren también. La cosa fue muy divertida; hicimos "pelea" a la pata coja, en cuquillas y con un palo atado al cinturón. sacudimos trapos sobre la cabeza del contrincante, que tenía que esquivarlo sin doblar la espalda. Un ejercicio para mantener la postura también al moverse fue colocarse en medio de cuatro personas, cada una con un número, y tener que moverse para golpear al número que te decían.

















No sé exáctamente a qué hora terminamos, pero tuvimos tiempo suficiente para volver a dojo, comer, - llevávamos la comida de todo el fin de semana en la maleta - descansar un rato y volver al hotel, donde nos iban a dar una charla sobre la disciplina del entrenamiento para practicantes de shinkyokushin a nivel competición.

La charla fue bastante interesante, aunque para mi gusto Rubén - el preparador físico que nos hacía de ponente - se demoró demasiado en detalles técnicos que a los oyentes no es que les importaran demasiado, y en la parte de las tablas de entrenamientos, es decir, la parte práctica, la que interesaba más, ya no le quedaba tiempo y tuvo que exponerla casi de pasada. Pero fue realmente interesante, sobre todo la parte el músculo anaeróbico... No me quedé totalmente convencida con la explicación, pero hay que tener en cuenta que estaba bajando mucho el nivel para que lo entendiéramos todos. Voy a documentarme un poco más en ese aspecto a ver si saco en claro algo, y si me entero de algo interesante haré una entrada de blog sobre ello.

Super majo, Rubén. Y qué caña nos dio luego
con los ejercicios... XD

Lo más divertido de la charla fue cuando nos llevaron de vuelta al polideportivo para "poner en practica" los planes de entrenamiento de los que nos había hablado Rubén. Fue como volver a los circuitos de ejercicios de educación física del instituto, con los balones medicinales y todo, solo que más bestia. No pasé por todas las estaciones - GRACIAS A DIOS -, pero voy a comentar por encima aquellas en las que estuve o de las que me acuerdo. Los tiempos y el tiempo de descanso entre series eran MUY importantes, pero no los recuerdo bien, así que no me hagáis mucho caso en ese aspecto:
En parejas, uno sujeta el pao - escudo - y el otro le da de ostias al máximo durante tres series de un minuto.
Hacer 5 flexiones dando una palmada en lo alto. Luego cinco puñetazos al pao, lo más rápido posible, en series de 1 minuto.
En circuito, repetir dos series de cada uno de los siguientes: Saltar con los pies juntos un escalón/flexion-levantarse-salto/pasos alternos(o lo que sea)/pasarse un balón medicinal/pasarse un balón medicinal con un bote/sentadilla-salto.
Tres series de cuatro repeticiones de correr al máximo 8 segundos-al trote ligero 10 segundos, caminando durante 30 segundos entre series. (aquí morí mucho).
Sentadillas con peso sobre los hombros, y saltar sobre un banco cargando con pesas. Ni me acuerdo de las repeticiones ni de los tiempos en este caso.








 ESTE es Miñarro. Quedaos
con su cara. NO queréis
caerle mal.








Tras acabar hubo una tanda de fotos porque el domingo no iba a poder estar todo el mundo y querían que saliéramos todos en la foto oficial, y recogimos y nos fuimos a cenar. Tras la cena uno de los compañeros del curso, que incidentalmente también es psicólogo, dio otra charla sobre la preparación psicológica para la competición.



La charla fue cortita y el chico fue muy conciso y ameno, y aunque la mayoría de las cosas que comentaba ya las conocía aplicadas a otros campos, fue interesante ver cómo le daba una vuelta de tuerca a conceptos conocidos para aplicarlos a la competición. Luego un participante del curso que sí que hace ya competición estuvo hablando de su experiencia, y luego "senpai Paco Pepe", ese que comenté que aunque ya está retirado llegó a ser quinto del mundo, también habló de su experiencia personal.

 Y el de la camiseta verde es Paco Pepe. Tampoco
quieres caerle mal.



Hubo entrenamiento nocturno, ir corriendo hasta la cima de un montecito con un mirador y hacer ejercicio allí, pero aunque empecé la carrera no fui capaz ni de comenzar a subir la cuesta del monte, y decidí que casi mejor dedicaba el tiempo a dormir para levantarme descansada el domingo.




Ah, y el domingo fue lo mejor de todo. Nos organizaron en grupos de doce y cada grupo montamos un mini torneo, con los jueces de las esquinas, el de tatami, haciendo los saludos como si fuera un torneo oficial... Yo estaba en el grupo en el que estábamos todas las mujeres asistentes - solo nueve. Un poco triste; chicas, a ver si nos animamos a hacer más artes marciales, que un cuerpo en forma es un cuerpo bello! - y tres hombres. Me tocó pelear con una cinturón negro que, gracias a dios, fue buena y más que pegar se dedicó a marcar los golpes durante la pelea. Los enfrentamientos eran de dos minutos, y luego si daban empate una prórroga de un minuto, y si volvía a dar empate una prórroga de otro minuto, en la cual ya había que decidir ganador.



 Este es el grupo en el que estaba yo :3
(OCVIAMENTE soy la más gorda XD)

 Salvo el primero, estos se durmieron, no llegaron
a tiempo y estuvieron castigados... El primero
se equivocó de sitio y llegó tarde >.<


 Diez años tenía el participante más
joven del curso. Y tenía los cojones
más cuadrados que nadie.



No sé si debería estar orgullosa de que mi contrincante bajara tanto el nivel que dieran empate y hubiera una prórroga antes de que yo perdiera, pero lo estoy. Llamadme rebelde.
Después de esto fuimos corriendo hasta el ayuntamiento - creo que era el ayuntamiento -, para un concurso de pancartas de apoyo a Lorca que organizó el gimnasio que también organizaba el curso, y luego de vuelta otra vez al polideportivo corriendo - juro que no sé cómo conseguí llegar, LO JURO - , donde se celebró la despedida del curso.




Y esto fue el curso. Doloroso, intenso, fascinante, didáctico y - esto último para mi solamente, creo - revelador.

Más en la siguiente entrada de blog.


NOTA:
Tengo que agradecer al Shihan Jesús Talán que me dejara ir en el autobús a Lorca como acompañante y me dejara hacer el ridículo apuntándome a las actividades del curso - que era gratuito. Si hubiera sido de pago pues no me habría podido apuntar XD -. Estoy en una forma física deleznable y no paraba de pensar que estaba dejando en mal lugar al dojo quedándome atrás en las carreras y no siendo capaz de hacer bien los ejercicios - la otra chica que venía de acompañante estaba en mejor forma y sí hizo buen papel -, pero cuando a la vuelta del viaje me acerqué al shihan para pedirle perdón, me agradeció efusivamente mi participación, que "al parecer" dejó en buen lugar al dojo, y al shinkyokushin en general. No entiendo cómo pudo haber sido eso, pero al menos me quité un peso de encima.