31 de diciembre de 2010

Resumiendo el año

Varios conocidos míos estaban haciendo una recopilación de foto resumiendo el año. Usaban unas cuantas para cada mes, y luego ponían una pequeña leyenda para resumirlo con letras. Me gustó la idea, y pensé, qué narices, como tengo fotos a patadas de este año que se acaba, voy a hacer yo también un montaje.
Así que abrí la carpeta "FOTOS!" que tengo en el disco duro, y me dispuse a elegir las que mejor representaran mi año.

Pero por cada foto que veía me acordaba de algo malo que había sucedido por esas fechas, o quizá incluso esa misma noche. Las fotos son todas de gente sonriendo, pero lo que me hacían sentir no iba a la par. Además de que tampoco terminaban de resumir el año como Dios manda.

Lo he estado meditando estos días, y al final he dado con el montaje que mejor resume mi año.

Simple, conciso, claro, duro y a la cabeza. Como me gustan a mi las cosas.



Sonrisas, lágrimas, risas, peleas, esperanza, ilusiones, ilusiones rotas, y más ilusiones vueltas a componer.

Comida japonesa, partidas de airsoft, mudanzas, gritos, más lágrimas, más risas, expocómics, webcómics, más gritos, más lágrimas.

Despedidas que no lo son, comida china, pizza, pelo naranja y morado, más comida china, más gritos, más lágrimas...

Incredulidad, cinismo, más comida japonesa, bajos de Arguelles, desesperanza, más peleas, más risas, corsets, ropa negra en general, tutoriales de maquillaje, P90, más pizza.

Tú.








29 de diciembre de 2010

Publicita tu webcomic en Pulp Comics Magazine!


Los webcomics han proliferado de manera sorprendente en los últimos años.

Cualquiera con ganas suficientes y una idea puede darse a conocer con sólo tener un escaner, una tableta gráfica, o habilidad suficiente para dibujar con ratón. La red de redes ha facilitado que cualquiera que tenga algo que contar pueda hacerlo con tan sólo hacer un click.

Personajes tan conocidos por todos como Blip (Crónicas PSN), Morán (Eh tío! y El Vosque), Alex Muñoz (Spooky (NSFW) y Diario de una PornoStar (NSFW)), o Runtime-Error (Runtimecomics (NSFW)), sólo por poner un ejemplo, podrían haber sido personas totalmente desconocidas, que se habrían dedicado a dibujar en los márgenes de los cuadernos o a pasear dossieres de editorial en editorial encajando un "No encaja en nuestra línea de productos" tras otro. Por no mencionar comunidades de webcomiqueros como WEE (Webcomics en español) o Subcultura.es, lugares en los que uno puede encontrar no sólo historias para leer y espacio para publicar las suyas, sino una gente increíble con quien incluso llegar a trabar amistad en la vida real, y que de no haber proliferado la "edición" por Internet, jamás habrían sido formadas.

Pero existen, tanto las comunidades como los autores, y gracias a ellos no sólo tenemos asueto en esos momentos en los que nos aburrimos tanto en el trabajo que nos cortaríamos un dedo sólo para echar el rato viendo la sangre salir, sino que gracias a la magia de la autoedición tenemos a muchos de ellos disponibles en papel, para cuando no tenemos una conexión a Internet a mano.

Y desde Pulp Comics Magazine queremos mostrar nuestro apoyo a estos autores, a los que deseamos larga vida y prosperidad, poniendo a su disposición espacio en nuestra revista para que publiciten sus obras, además de a través de Internet, en soporte físico.

Así es señores. Cualquier webcomiquero que lo desee podrá tener un banner anunciando su obra en la revista Pulp Comics Magazine, por un precio que más que simbólico es de risa - porque todos sabemos que los tiempos no están para dispendios -, y con la opción de ser publicitado también en nuestro blog - que con el tiempo pasará a ser web como Dios manda, dicho sea de paso.

Si queréis más información al respecto, no tenéis más que mandarnos un correo electrónico a pulpcomicsmgz@gmail.com comentándonoslo, y estaremos más que encantados de daros todos los detalles, e incluir publicidad sobre vuestros webcómics en el primer - y en los siguientes - número de la revista.

Queremos que vuestras obras lleguen a la mayor cantidad de gente posible. Porque os merecéis eso y más.

27 de diciembre de 2010

Nach: Amor Libre


Nach: Amor Libre

Sigo siendo libre
nada es complicado a tu lado
tu me haces libre
estoy irreconocible desde que te conoci
mas vivo y mas sensible,
porque estas aqui,
contando tus segundos junto a mi
y esto lo escribi pensando en ti...
porque te quiero.

Porque te quiero, por encima de cualquier pero,
mas alla del poderoso caballero don dinero,
tu renaces al amante, y adormeces al guerrero...
haces que solo sepa hablar con el corazon primero,

y te quiero,
eres la luz de mi agujero,
esa manta que me arropa en este frío mes de enero.
eres la mas linda flor que vi crecer en mis tierras,
la luz y la paz de un reportero de guerra,

Por ti, saltare todas las ballas, vayas donde vayas,
besare tus huellas en el suelo, porque te quiero
gritaré al planeta entero que eres tu y soy yo,
salvaré cualquier escollo con tu apollo,

Trepare por tu espalda,
hasta llegar a tu cuello, para acariciar tu oído,
y definirte lo mas bello,
todos tus detalles, todos tus destellos,
son astros en el cielo, y no puedo vivir sin ellos.

No crees que es lógico q me obsesiones,
pintar en tu cara sonrisas, la mayor de mis pasiones es,
y hoy de nuevo volvi a soñar con mis frases,
para que las escuchases y volases,

se que me crees,
siempre sabes ser mi guía y mostrarme las direcciones,
en mis momentos de duda,
y ante las duras decisiones,
que facil lo pones, sin condiciones,
ya ves, todo son celebraciones,
no es normal que me emocione,
cuando vienes y me creces y me meces
en tu amor y en tus vaivenes,
de paz y sosiego,
cada problema es un juego,
tu amor me hace libre, y a tu amor me entrego..


(mirame, amame, sabes que tu amor me hace libre)
no pasa el tiempo si te tengo al lado,
no existen sombras,
desde que has llegado me has iluminado.
(tócame, siénteme, sabes que tu amor me hace invencible)
no pasa nada malo,
porque estas a mi lado,
tu amor hace libre a este loco enamorado.
(sabes que tu amor me hace libre)

Estare alli cuando llores,
y cuando rías,
en tus dias de melancolía y en tus alegrias,
estare alli cuando duermas,
y cuando sueñes,
en tus miedos mas profundos,
y en tus noches mas frías.

tan solo dejame escribirte, retratarte, rescatarte
de la nada, siempre que te sientas triste,
tan sólo con mirarte cada madrugada,
tu aroma impulsa mi pluma,
sientes mi beso hasta en tu almohada,

cada milesima en tus piernas
y tu olor, cada noche se hace eterna
si no estás alrededor,
por favor mantente cerca
de este constructor de puentes
con don de gentes, y que hace el amor con las mentes,

de este demente, que tendras enfrente,
cuando despiertes, sonriente,
como siempre, tan resplándeciente,
y es que esos dientes son diamantes,
y es que tus ojos son dibujos,
que hablan de como te sientes.

Y antes de que preguntes, yo respondo,
siempre llego hasta el fondo de tu mundo
mas profundo y hondo.
cuando vamos paseando, conversando,
cuando ves que estoy mirando,
sacando mi lado mas tierno
estudiando tus movimientos bajo el sol
y escribiendo sin control bajo este árbol,
amor de mármol.

siempre firme ante cualquier adversidad,
entre contigo en el tren de la vida, hacia la libertad,
y asi es tu amor,
como un suspiro de tu boca,
que hace mi sueño tranquilo
asi es tu amor,
y con tu amor respiro,
todo tiene sentido,incluso la muerte,
despues de este amor vivido,

tu amor me hace libre,
y a sí de libre lo digo.


Y hoy le canto al amor,
al amor loco,
amor de mi por vos y de vos por otro,
amor de un encuentro,
amor bendito,
amor en bruto,
amor de una vida
o de un minuto...

(mírame, ámame, sabes que tu amor me hace libre, tócame,
siénteme, mírame, tócame, sabes que tu amor me hace invencible,
ámame, tócame, sabes que tu amor ….., mírame, tócame……..)

24 de diciembre de 2010

Al hilo de lo de la "ley Sinde"

Tanta gente ha dado su opinión sobre este tema, que yo no iba a ser menos :P

Todos estamos al tanto de la que se ha montado en España a propósito del intento de aprobar la "ley Sinde" - bueno, en mi trabajo no lo saben, pero esos no deben vivir en el mismo país que yo -.
Básicamente, lo que pretendía esta mujer, un poquito harta de que los jueces le repitieran una y otra vez que las webs que intentaba cerrar no estaban infringiendo ninguna ley, era aprobar una serie de medidas que hicieran que pudiera ignorar a estos señores, y cerrar lo que le diera la gana, fuera legal o no.

Cualquier persona con sentido común puede ver que aquí lo que incumple la ley es intentar pasarse a los jueces por el arco del triunfo, haciendo que de paso sea legal hacerlo. Pero independientemente de que esta señora se quiera cargar la división de poderes, que hasta donde yo entiendo es algo bastante importante en una democracia - si es que esto lo es, claro -, la "ley Sinde" cabreó a los españoles por otro pequeño detalle.

¿Que van a poder cerrar páginas con enlaces a películas, discos de música, series, y contenido cultural en general, sin tener que pasar por un juzgado? Bien, puedo encontrar todas esas cosas igualmente en una tienda... ¿Cómo, que tengo que pagar 30 euros por ese disco de música, que encima - ojo al dato - NO puedo escuchar hasta que no lo digitalice, con un software que NO poseo, y que presumiblemente no me podré bajar de Internet porque habrán cerrado la página de donde se puede descargar? ¿Cómo, que tengo que gastarme 100 euros en la licencia del programa para pasar a mp3 el disco de marras?. Bueno, dejemos la música para otro día, vamos a ver alguna película... ¿Que para que una película baje de 30 euros tiene que tener al menos un año de antigüedad? Bueno, a ver alguna serie... ¿Que esta serie vale más de 100 euros? Ehm... Bueno, el caso es que este libro tiene pinta de ser muy interesante...

Estoy exagerando tanto las reacciones como los precios. Una película puede valer del orden de 20 euros, pero teniendo en cuenta que ando con problemas para poder llenar el carro con comida, no me voy a gastar el dinero de la compra semanal en un dvd. Así que veo series en Seriesyonkis, me bajo películas con el bittorrent, y saco libros de la biblioteca.

Curiosamente, sobre esto último nadie tiene nada que objetar...

Soy una firme partidaria de que la cultura, en todas sus formas, debe ser un derecho de todos los ciudadanos. Como la comida o una vivienda digna. Pero como tampoco es de recibo que los científicos y artistas vivan del aire, estoy dispuesta a pagar precios razonables por productos de calidad, para favorecer a los creadores y que puedan seguir creando. Como en el caso de la industria audiovisual, nunca se cumplen las tres condiciones, raramente compro algo.

No nos engañemos; cualquier persona con un mínimo de conocimientos en la materia sabe que el dinero que paga por un dvd NO va a parar al autor, va a parar a los intermediaros: El productor y la distribuidora. Al autor ya le han pagado, y no va a cobrar más porque su producto venda más o menos. Como todo en el comercio, desde la noche de los tiempos, son los intermediarios los que encarecen el precio de los productos; y son los intermediarios, en este caso concreto, los que ven peligrar su posición de poder por culpa de Internet.

En primer lugar, la mayor parte de la gente estaría dispuesta a pagar por un producto original si no tuviera los precios que tiene, porque por mucho que digan en la SGAE y en el gobierno, no somos criminales. En segundo lugar, en el caso concreto de las creaciones audiovisuales españolas, la mayoría de ellas son tan malas que ni se compran ni se descargan, así que tampoco entiendo ese ahínco en cerrar las webs de descargas. Tampoco iban a subir las ventas.

La mayor parte de la población de mediana edad vive, literalmente, en internet: Leen las noticias en internet, se comunican por internet, compran por internet, aprenden por internet... Internet se ha convertido en una fuente de conocimiento y de cultura, y en un medio para compartirlos de manera totalmente igualitaria. No te hace falta vivir en tal país o tener tales ingresos para poder tener un amigo en la otra punta del mundo, por ejemplo.

Fue exactamente para eso para lo que internet fue concebida.

Pero parece ser que nadie se dio cuenta de que internet también cambiaría la forma en la que compramos.

Sí, si las discográficas cambiaran su modelo de negocio y comenzasen a distribuir los discos por internet, imitando sistemas como el del Steam, el XboxLife, o Spotify, dejarían de ganar - que no perderían - bastante dinero, porque está claro que no podrían cobrar lo mismo por diez mp3 que por un disco físico,cuyo precio se encarece por los costes de fabricación y distribución. Pero como para empezar el precio real es como cuarenta veces mayor al precio de fabricación y distribución, al desaparecer dichos costes la gente podría empezar a preguntarse por qué descargar un mp3 cuesta cuarenta euros, cuando lo único que tienen que hacer en la distribuidora es darle a control-c y control-v...

Las distribuidoras, las que de verdad se lucran con todo este negocio, se niegan a cambiar. Y las distribuidoras pagan las campañas electorales de los partidos. Luego el gobierno está con las distribuidoras. y a una le entra la risa floja al oír las tontochorreces que salen de la boca de los políticos para justificar algo que ni ellos se creen, sólo para tener asegurado que podrán comprarse ese bolso de Dior el mes que viene, cuando todos los ciudadanos estamos clamando que lo que tienen que hacer no es poner leyes estúpidas que solo restrinjan las libertades y nos recuerden cada vez más a una dictadura disfrazada de democracia, sino que, por favor, se den cuenta de que los tiempos cambian, e intenten adaptarse.

...

Y de la SGAE en concreto, un organismo privado "sin ánimo de lucro" que cobra impuestos - al loro, cobra impuestos siendo privada - por venta de productos que NO están relacionados con lo que ellos hacen, y quieran cobrar por conciertos benéficos o por eventos solidarios... Es que de eso no necesito decir nada, ellos mismos se tiran las piedras al tejado.

23 de diciembre de 2010

Presentación de Pulp Comics Magazine




Como estamos muy bien educados, y las navidades nos inspiran, queremos presentarnos como Dios manda:

Somos cuatro artistas de nacionalidad española que, cada uno por su cuenta, hemos comprobado que, pese a la más que sobresaliente calidad de dibujantes, guionistas y escritores hispanohablantes, la mayoría de editoriales españolas no apuesta por los productos oriundos de su país. Esto lleva siendo así desde hace ya algunos años, y seguramente más de uno de vosotros se habrá dado cuenta de lo mismo.

Dada la escasez de editoriales que se decidan a editar contenidos de autores españoles - o hispanohablantes en general -, hemos decidido que, para compensar un poco las cosas, vamos a crear una que sólo apueste por dichos autores.

Una editorial, qué palabra más grande, pensaréis. Sí, la verdad es que lo es. Precisamente por eso hemos decidido comenzar con un proyecto un poco más pequeño, pero que sólo es el comienzo de nuestra andadura.

El proyecto en sí es la revista en la que da nombre a este blog.

De nombre 'Pulp Cómics magazine', será una revista de cómis de acción que pretendemos salga una vez cada dos meses, cada número con una temática diferente - zombis, fantasía medieval, futurista... -. Los contenidos estarán divididos en dos partes:Una parte fija, con historias cortas en blanco y negro, autoconclusivas, sobre los mismos personajes.Y una parte temática, con historias cortas autoconclusivas - en blanco y negro o a color - sobre el tema a tratar según el número que sea.

En concreto, el número uno de la revista, que verá la luz en Febrero de 2011, versará sobre zombis.

Además de la revista, que podréis encontrar a partir de Febrero en librerías especializadas en cómic - si vivís en Madrid - o a la venta en internet - si vivís en cualquier otro lugar del mundo -, podréis disfrutar en este blog de jugosos contenidos extra, así como información sobre los autores que participan en cada número de la revista, y cualquier otra información que se nos ocurra que pueda parecer interesante o que nos preguntéis.

Queremos que podáis disfrutar de la calidad de los dibujantes y guionistas de comic hispanohablantes, que es mucha y está muy poco aprovechada.

Esperemos que este barco llegue a buen puerto ^^

Un saludo a todos.

18 de diciembre de 2010

Like Miyagi said...

Erase una vez una jovencita que necesitaba un trabajo.

Sólo un trabajo, fuera de lo que fuera. No le importaba lavar ropa, limpiar casas, tirar la basura, lavar platos... Ella sólo quería poder ganarse la vida de una manera honrada, lo que hoy por hoy es raro, pero aún puede lograrse.

Esta jovencita no poseía habilidades especiales para absolutamente nada, pero tenía una fuerte voluntad de aprender y de esforzarse en cualquier trabajo en el que le dieran la oportunidad.
Así fue como conoció al dueño de una cafetería que necesitaba camarera, y como aquel hombre sólo contrataba mujeres españolas con buena presencia, y quiso la suerte que nuestra heroína fuera mujer, española, y bien dotada pechugonamente hablando, el dueño de la cafetería le dio el trabajo. El contrato era de media jornada, cuando realmente ella trabajaría ocho horas y media al día durante seis días a la semana, pero oye, un trabajo era un trabajo, y daba igual cómo fuera, la cuestión era pagar el alquiler.

La jovencita trabajó duro, porque el trabajo en aquel lugar no era precisamente descansado, y tanto el jefe como el resto de los empleados resultaron no ser demasiado buenas personas: Aprendió a atender, a limpiar los platos, a barrer cuando no había clientes, a memorizar qué mesa había pedido qué cosa, a deducir cuándo sacar los segundos platos, a sumar y restar mentalmente con rapidez, a llevar cajas de seis cartones de leche a la vez al almacén, a cambiar bidones de cerveza, a hacer pedidos a los proveedores, a hacer la compra en el supermercado a velocidades astronómicas, a encajar las faltas de respeto del jefe y su hijo, los insultos directos de la mujer del jefe, y las burlas de la cocinera... Se aprendió los nombres y los pedidos de los clientes habituales, se quemó las manos con lejía limpiando trapos, se destrozó la ropa - de nuevo con lejía - limpiando el suelo y las paredes...

Vamos, que la chica trabajó duro, para quien no lo haya pillado aún.

Desgraciadamente, pocos meses después de empezar a trabajar, y quizá por el cansancio psicológico, combinado con el físico y con unas quemaduras químicas en las manos de mucho cuidado, nuestra heroína cayó enferma y tuvo que guardar cama durante tres días.

Cuando volvió al trabajo, el jefe la recibió con la carta de despido.

En la carta de despido ponía "despido disciplinario por descenso constante y consciente del rendimiento", lo cual era gracioso, porque la chiquilla trabajaba más que todos los demás empleados juntos. Cuando miró a su jefe a los ojos y repitió las palabras que había escritas en la hoja de papel que le acababa de dar, él le respondió encogiéndose los hombros, como si fuera un buen hombre al que no le hubieran dejado otra opción: "No me puedo permitir tener a una camarera que se pone mala tres días".

La jovencita no estaba de acuerdo con el despido, así que su jefe - bueno, su ex-jefe - le dijo que si necesitaba que le aclarasen cualquier cosa, fuera a ver al abogado de la cafetería, que él le explicaría cualquier duda que tuviese. La jovencita asintió y, sin mirar a los ojos ni a la cocinera, ni a la mujer ni al hijo del jefe, y por supuesto tampoco al jefe, salió del local hecha una furia.

Y al día siguiente, siguiendo sólo en parte el consejo de su jefe, la joven fue a hablar con su abogado.
El de ella, quiero decir.

Sí, la carta de despido era casi tan ilegal como los moros vendiendo cds pirata a la salida del metro. Sí, el contrato en sí también era ilegal, dado que era de media jornada y ella trabajaba jornada y media. Sí, el abogado sería tan amable de tramitar la demanda contra el local.

Así que unos meses después llegó la citación para la conciliación. Esta vez fue el jefe el que no miró a los ojos a la joven, aunque eso era de esperar. El abogado de nuestra heroína expuso que, para no seguir con la demanda, exigía que se le pagase el finiquito equivalente a lo que había trabajado en realidad, no sobre el papel. Es decir, de jornada completa. El jefe de la chiquilla se negó en redondo a darle absolutamente nada, así que la demanda siguió su curso.

Otros pocos meses después, llegó la carta de la citación para el juicio. El abogado del jefe de la chica intentó convencerlo de que lo mejor era llegar a un acuerdo, pero el jefe seguía en sus trece y se negaba en redondo a desembolsar un sólo euro. Así que llegaron al juicio, y la juez, tras leer de qué trataba la demanda, se sumó a los dos abogados: Este juicio es una tontería, lleguen a un acuerdo sobre la indemnización y déjenlo pasar... La carta de despido parecía hecha por una niña de seis años con dislexia, y el juicio estaba perdido por el dueño de la cafetería de antemano, así que lo único que había que decidir era si la joven trabajó jornada completa o media jornada. El jefe, soberbio como él sólo, afirmó que la chiquilla sólo trabajaba media jornada, algo que nuestra heroína, que estaba sólo a medio metro de él y en aquel momento se encontraba tremendamente necesitada de cafeína, no encajó muy bien.

Así que de eso iba todo. La contratan con un contrato ilegal para estafar a hacienda unos puñeteros euros, y ella tiene que aceptar o quedarse en la calle; la explotan; la denigran; la despiden con jarras destempladas sólo porque ha tenido la desfachatez de ponerse enferma. Y ahora mienten en su cara con la naturalidad de quien lo hace varias veces al día.
Muy bien, si él se empeñaba en cavar su propia tumba, ella desde luego no iba a impedírselo...

Tras una conversación un tanto subida de volumen con su abogado, y muchas miradas envenenadas en dirección a la chica, el jefe accedió a llegar a un acuerdo monetario. La chica, que nunca se había sentido muy cómoda en ese tipo de enfrentamientos, y que solamente quería demostrarle a su jefe que los actos conllevan consecuencias de las que hay que hacerse responsable, y que uno no puede tratar a la gente como la trataba él y salir de rositas, fracasó estrepitosamente en su empeño; porque tras firmar el acuerdo el jefe soltó con sorna "ala, ahora vamos a tomarnos algo para celebrarlo", y él, su mujer y la cocinera siguieron dedicando a la jovencita miradas de odio hasta que salieron del edificio.

Bien pensado, la chica podía haber forzado ir a juicio. Podía haber enseñado el papel que su jefe le dio al comenzar el trabajo, escrito de su puño y letra, con el horario real que ella haría. Podía haber llamado al testigo para que dijese que, efectivamente, la chica trabajaba todo el día. Porque asumámoslo, ni la mujer ni la cocinera del dueño podían testificar, dado que tenían intereses personales en que él ganara... bueno, perdiera con las menores consecuencias, porque el contrato era ilegal de manual. Podía haberle humillado aún más, desde luego. Pero ella no era así. Ella simplemente quería que se hiciera justicia, y enseñarle una lección a aquel cabronazo.

La justicia se había hecho, pero él no había aprendido nada. Incluso mintiendo a sabiendas como un cosaco, seguía pensando que la mala era ella.
Es la gente como él, su mujer, su cocinera, y su hijo, la que hace que el mundo esté cada vez más envenenado.

¿Y la heroína? Con un sabor agridulce en el alma, volvió a su casa un par de miles de euros más rica. Ella no había querido aquello, ella sólo quería un trabajo honrado para vivir honradamente. Su jefe había provocado todo aquello; él había empezado, despidiéndola de aquella manera sin ningún motivo, como si fuera un trapo sucio que simplemente tiras y reemplazas por otro. Ella no había empezado la pelea.

Pero, como bien dijo el maestro Miyagi, al verse metida en una, había sabido terminarla.

9 de diciembre de 2010

Un mes más? Los cojones.

Hay mañanas en las que uno se levanta sin ganas de vivir.

Son esas mañanas grises - no necesariamente frías ni lluviosas, sino simplemente grises - en las que te despiertas del mismo humor que el tiempo. En las que no tienes por qué levantarte de la cama, así que no lo haces y te quedas tumbado mirando fijamente por la ventana, a esa mañana gris que tampoco parecer tener muchas ganas de levantarse. Y piensas en nada en concreto y en todo en general, mientras rezas para que el día acabe cuanto antes, porque lo único que deseas es poder volver a disfrutar del dulce regalo de las ocho horas de inconsciencia que da la noche...

...

¿No habéis notado que, cuando estáis haciendo un viaje muy largo, la última media hora siempre parece que dura más que el resto del trayecto?

Pues algo parecido me está pasando a mi.

Llevo año y medio aguantando paladas de mierda como una campeona.
He aguantado el estar durante casi un año en la lista negra de las consultoras madrileñas sólo por haber hecho valer mis derechos ante una empresa que quería chulearme dos mil euros. He soportado que la persona a la que más he querido en mi vida me dejase porque era un estorbo para él, y luego comenzase una relación con una chica de la que solía reírse cuando estaba conmigo. He soportado que me echasen de dos pisos en dos meses por capricho de la casera y maldad general de mis compañeras de vivienda. He aguantado vivir en una mierda de habitáculo que ni se puede llamar piso ni nada, porque era eso o acabar con todas mis cosas en la calle. He aguantado que el banco me demandara, que mi casero me intentara echar del piso, que mi teléfono sonara cada media hora y siempre fuera alguien reclamando dinero, porque no tenía suficiente ni para comprar comida, más para pagarles a ellos. He aguantado un trabajo de mierda como camarera que más que un curro eran trabajos forzados, con un contrato de media jornada trabajando jornada y media, con un jefe al que le importaba una mierda si me rompía un brazo o si me quemaba con la lejía, y que me despidió por ponerme mala tres días. He aguantado entrevista tras entrevista de trabajo en la que me soltaban a la cara que con mi edad y mi experiencia pedir mil euros al mes era descabellado, cuando en mi primer trabajo, hace cinco años, cobraba mil quinientos. He tenido que bajar mis aspiraciones económicas hasta cifras irrisorias, hasta el punto de plantearme si no cobraría más de dependienta, para que no me descartaran en el primer barrido en las empresas en las que solicitaba trabajo. He aguantado la humillación de entregarme a una persona que se avergonzaba de mi, me escondía a sus amistades y me intercalaba con otras mujeres, aparte de darme información bastante exhaustiva sobre esto último. He aguantado la presión de saber que si no conseguía trabajo en un mes me vería en la calle, que aunque pusiera en venta mis posesiones - que no son más que un montón de libros y unas cuantas figurillas frikis -, nadie quería comprarlas, y que aún vendiéndolas todas seguiría sin tener suficiente para poder pagarme un techo. He soportado el desplante de que alguien con capacidad de sobra para ayudarnos a mi pareja y a mi a no acabar en la calle no lo hiciera "porque eso me habría beneficiado a mi de algún modo", y no poder decirle cuatro frescas porque a fin de cuentas el chico tampoco tenía por qué ayudarnos. He aguantado que, después de firmar un contrato, de la empresa en cuestión no le saliera de los cojones llamarme para empezar a trabajar hasta un mes después, jodiéndome la vida y poniendo en la cuerda floja mi permanencia en un sitio con paredes y techo. He aguantado que después de cinco años de cumpleaños de mierda en los que ni mi familia se acordara de mi, cuando por fin me ilusiono y organizo una fiesta en la que no puedo invitar pero en la que quiero compartir un buen rato con mis amigos, nadie se presente porque esa noche hacía frío.

Y no es que lo haya aguantado todo con una sonrisa, pero en líneas generales he estado poniendo buena cara casi todo el tiempo.

Cuando firmé ese puto contrato, a finales de Octubre, estaba tan convencida de que las cosas empezarían a mejorar a finales de Noviembre, que reuní todas las fuerzas que me quedaban, cogí toda la mierda que aún llevaba a cuestas, y tiré para adelante.

Sólo un mes más, me dije. Sólo un mes más, y las cosas mejorarán. Sólo un mes más, y podré dejar de hacer la compra en el supermercado con la calculadora en ristre para no pasarme de cierta cantidad. Sólo un mes más, y podré comprarme unos pantalones como Dios manda y dejar de llevar estos cubiertos de manchas de lejía. Sólo un mes más y podré hacerme algo en el pelo para que las raíces de cinco centímetros que ya llevo dejen de verse.

Y ahora resulta que, como de la empresa han tardado un mes en llamarme para comenzar, tengo que aguantar otro mes más. Otro mes sin poder comprar atún o salmón porque están muy caros. Otro mes sin poder comprar la cuña de queso gouda que me mira cada vez que paso por el pasillo de embutidos del DIA. Otro mes vistiendo la misma mierda de ropa estropeada porque en mi trabajo de camarera no me dieron uniforme y me la destrocé con la lejía que usaba para limpiar. Otro mes saliendo a la calle dando risa con las raíces del pelo que ya van por siete centímetros. Otro mes sin poder ni comprarme un puto libro porque no son cosas necesarias.

Había reunido fuerzas para un mes más, no dos. Tenía suficiente dinero para aguantar un mes más, no dos. Y, joder, sé que sonará a risa, pero me había hecho a la idea de que podría comprarme el puto Cataclysm en edición coleccionista cuando saliera.
En Diciembre, no en Enero.

Cada puto día de este puto mes se me está haciendo tan largo como el mes entero: Cenas de navidad, amigos que quedan para tomar algo, películas que se estrenan, ropa que se expone en escaparates, clases de artes marciales, o simplemente un puto turrón en el expositor del supermercado... Quería haber comprado espumillón, haber puesto un adorno en la puerta, haber adornado la casa conforme a las fiestas, haber hecho regalos a mis seres queridos - que gracias al desplante de mi cumpleaños se han reducido drasticamente -... No sé, quería haber vivido un poquito, porque desde Junio del año pasado no tengo constancia de haber hecho otra cosa más que pasarlo mal.

Sé que sólo son 30 días, pero yo ya no puedo aguantar así un sólo día más. Llamadme mimada, llamadme consentida, decid que se nota que no he conocido una crisis de verdad. Pero estoy harta de estar preocupada por no poder pagar las facturas, de regañar a mi novio cada vez que se gasta más de diez euros en salir los fines de semana, de tener que comprar cada vez menos comida porque si me paso no puedo pagar el recibo de la luz.
Estoy hasta los cojones. Y por mucho que sólo tenga que aguantar un mes más, es que ya no me quedan fuerzas ni para un puto día.

Ah... pero hay que seguir adelante, no? Porque qué otra opción tengo? Alguien va a venir a ayudarme, a quitarme la carga, a hacérmela aunque sea un poco más llevadera?

No. Y es así para mi como lo es para todos los que tuvimos la mala suerte de nacer pobres. Así que toca joderse.

O eso, o cortarse las venas.

...

Comienzo a pensar que quizá un corte en forma de rayo quedaría bien con mi color de ojos...

7 de diciembre de 2010

Gatuno is in da house


Hace un par de semanas, la noche del 22 de Noviembre más concretamente, recibí un sms de un número que no tenía en la gúia, de una tal María, que decía que había salvado un gato de ser comido por un perro y que Koke le había dicho que yo quería adoptar uno, que si me lo quería quedar.

Yo llevo una temporada larga queriendo adoptar un gatito y/o un perrito, pero por motivos económicos no podía hacerlo. Cada vez que aparecía un evento de gatitos o perritos en adopción en el facebook Adrián y yo nos tirábamos con la cara larga toda la tarde.
Pero hete aquí que, cuando esta chica me mandó el sms, estábamos bastante cerca de lo que podría llamarse la salida del túnel. Había empezado a trabajar esa misma semana, y algunas cosas que antes no podíamos ni pensar en hacer comenzaban a ser posibles.

Como poder comprar una cuña de queso gouda, por ejemplo.

Pero aún quedaban dos semanas, es más, un mes y medio, para que pudieramos decir que habíamos salido del bache... Así que, de primeras, le dije que no al gatito.

Y una de dos: O esta chica SABÍA que si seguía insistiendo yo iba a terminar diciendo que sí - ¡los gatos son mi criptonita! >.< -, o era más plasta que la media de españoles - que es bastante, todo sea dicho.
El caso es que siguió dale que dale. Que la - porque era gata - pobre estaba pasando el día en el veterinario, pero si nadie la quería iba a tener que llevarla a un albergue y la iban a sacrificar, que no la habíasalvado de que se la comiera un perro para luego dejarla morir, que me la quedara aunque sólo fuera hasta que encontrase alguien que quisiera tenerla, que pagaba ella todo lo que la gata necesitara mientras estuviera en mi casa...

Cuando dijo lo de "quedármela hasta que encontrase dueño" me pareció razonable, porque no podía quedarme a la gata, pero tampoco quería que se muriera. Así que le dije que aún tenía que hablarlo con la otra mitad del consejo de sabios, y llamé a Adrián para comentarle la jugada.
Él - muy pesaroso, todo sea dicho - me hizo entrar en razón explicándome que si casi no teníamos ni para comer, no podríamos hacernos cargo de un animal, que lo sentía mucho pero que no podía ser.
Yo en aquel momento estaba en el trabajo, y casi me echo a llorar cuando me dijo aquello. Vale que tenía razón, pero jo...

La tercera embestida de la chica convenció también a Adrián. Bueno, si realmente lo pagaba todo, nos la podíamos quedar, pero nada más que quince días, si pasado ese tiempo la gata seguía sin dueño, podíamos llevarla al albergue y volver a por ella en un mes, si aún no la habían adoptado. Pero nada más.

...

Llega la tal María a mi barrio con una gatina que ni tenía pinta de haber sido atacada por un perro ni de estar muriéndose, con todo lo que se supone que un gato sano debe tener, y todo en su sitio.


Yo comencé a pensar que me la habían colado, pero tampoco iba a negarme ahora que me daban una gatina desparasitada y que había dado negativo en leucemia e inmuno gatuna, y que venía como la barbie divorciada, con el set completo: Cartilla de vacunación, una bolsa de comida de nosecuantos kilos, una de arena de cinco, un moisés para gatos, un bol de comida, una caja para la arena, y veinte euros "por si sucedía algo".
Total, sólo era por un par de semanas... Por mucho que me hubiera mentido como una cosaca para que me quedase con la gata, tampoco pasaba nada...


La gata, según llegó al piso, decidió que ahí se estaba de maravilla, porque comenzó a ronronear y no paró en su buena media hora. Ni extrañó el sitio, ni extrañó a la gente, ni extrañó nada. Se dedicó a explorar sus nuevos territorios como Pedro por su casa, mientras yo intentaba por todos los medios que María - a partir de ahora "la que me la coló con todo el equipo" - se fuera, porque había sido un día muy largo y quería descansar. Luego me dediqué a hacer un poco de ejercicio y a leer un rato, siempre manteniendo las distancias con el félido de marras, que no quería tomarle mucho cariño. Para acelerar el proceso de adopción le hice una foto y la subí a mis cuentas de facebook y tuenti, puse una entrada en el blog, en twitter...


Y de pronto Adrián llegó a casa del trabajo.


La gata estaba hecha una bolita sobre el edredón que tengo en el sofá, y el otro bicho, el que llegaba a casa en ese momento, pasó olímpicamente de mi y se fue para el sofá para acariciarla y murmurarle lo guapa y lo peluda que era - pasa demasiado tiempo conmigo, está demostrado -.
A mi me pareció una monada, pero quizá un poco excesivo para un gato que íbamos a tener sólo durante quince días...

Hasta que Adrián levanta la cabeza, me mira y suelta: "Nos la quedamos".


Ah, bien. O sea que yo casi me pongo a llorar en el curro porque "la voz de la razón" me había convencido de que no podíamos quedarnos con el puto gato, ¿y según lo ves se te hace el culo gaseosa?
No me extraña que se diga que los hombres se quedan atascados en los 14 años toda su vida...

Hicimos cuentas - y juro por Dios que el Adrián que me había hablado por la mañana y el que me hablaba en aquel momento NO eran el mismo-: Teníamos comida y arena para un mes, la gata tenía dos meses y medio, y podíamos esperar a los cuatro meses, cuando tuviésemos dinero, para comenzar a vacunarla. Todo lo demás estaba cubierto. ¿Por qué no quedárnosla?

Así que, a las once de la noche, tuve que llamar a María para decirle que por Dios quitara los anuncios de "gata en adopción", y quitar yo misma los eventos que había puesto por la web. Muy feliz, por cierto.


Total, que tengo una gatina - o la gatina tiene dos humanos, depende cómo se mire -, a la que rebauticé Midna - antes Yoruichi, antes Tomasa -, y que pasó la primera noche durmiendo en la cama hecha una bola en mi nuca, sin maullar y sin extrañar ni nada.


Y por ahora la minina, aparte de pasar frío, parece más feliz que un regaliz. Además de la comidita, le damos golosinas - jamón de pavo, chorizo de pamplona, yogur todas las noches... - de vez en cuando, y jugamos con ella por las mañanas y las noches. Y la mimamos mucho, mucho, mucho...


La única pega es que, igual que el resto de habitantes de la casa, la gata se pasa la mayor parte del tiempo helada y buscando puntos donde haga un poquito más de calor. Pero eso se arreglará en cuanto me mude a un piso con calefacción, así que por lo pronto estamos muy bien los tres.

5 de diciembre de 2010

¿¿Es que nadie se da cuenta??


Esta es una entrada que no trata sobre mi, ni sobre mis problemas con mis padres, ni con los chicos, ni con la carrera y lo incomprendido de mis estudios; así que supongo que, como la última entrada de flog de Adrián, poca gente la leerá. Pero hablar es gratis, así que manos a la obra.

...

¿Cómo hacer que los que no quieren ver, oír ni entender, vean, oigan y entiendan?
¡La verdad nos está dando en la cara, y aún hay gente que se niega a verla! ¡Cómo no se dan cuenta que nos están exprimiendo, ignorando,que se están burlando de nosotros,que hemos llegado a un punto en el que la única manera de hacer que las cosas vuelvan a ser justas es levantarse contra quienes a nuestra costa viven como reyes!

Pero no, se teme por el trabajo, por el futuro, por las vacaciones... se teme por todo.

¡Y ese temor hace que NO HAGAMOS NADA!

¿¿Nadie se da cuenta de que ese miedo nos lo han implantado ellos?? Son ellos los que nos temen, porque somos mucho más e infinitamente más poderosos; pero también somos infinitamente más estúpidos, porque en vez de unirnos contra el verdadero opresor, ¡nos volvemos los unos contra los otros!

Porque si yo me levanto, otro se aprovechará y ocupará mi puesto, ¿no?

¿¡¿Pero no podemos levantarnos todos?!? ¿¡¿No puede haber por una vez solidaridad?!?

Joder, estamos con la mierda hasta el cuello, ¿¿¿y lo único que nos preocupa es que unos señores de los que DEBERÍAMOS APRENDER nos han dejado sin vacaciones??? ¿¿¿Pero qué mierda es esta??? En vez de respaldar a quien por fin exige lo que es suyo, ¿¿¿les tiramos piedras??

¿¿Es que nadie ve que ES ESO lo que ellos quieren??

¡¡Porque si nos unimos están jodidos!!

Si yo lo veo, si es tan evidente, ¿por qué nadie más parece verlo? ¿Por qué se quedan en sus casas quejándose a la hora del café, en vez de hacer algo que realmente marque una diferencia?

Y a quien se levanta, a quien tiene el valor de exigir lo que es nuestro por derecho, ¡¡el sistema mismo nos ha educado para que nosotros seamos quienes lo metamos en cintura!! ¿¿¿Pero joder, es que nadie se da cuenta???

¿¿¿ES QUE NADIE VA A HACER NADA POR CAMBIAR LAS COSAS???

Y no me digan que si lo hacen perderán sus empleos o sus vidas, porque joder, tal y como están las cosas, sus vidas ya no les pertenecen. Hacen, dicen y piensan lo que ellos quieren.

Eso ni es vida ni es nada.

¡Pero aún así se aferran a ella, en vez de luchar por una vida que de veras les pertenezca! Porque es muy fácil quedarse sentado e insultar a los que tienen valor para hacer algo, ¿no?

¡Joder, si es tan evidente que hasta un niño puede verlo! ¡Y no me digan que no pueden hacer nada, porque SI que podemos!

¡Si en vez de actuar como mezquinos y egoístas subnormales, nos comportamos como los seres inteligentes y sociales que somos, y nos unimos!

¿¿¿¿¿Cómo se puede intentar hacer algo contra el gobierno en un país en el que los sindicatos están financiados POR EL GOBIERNO?????


Que vale que los medios de comunicación están manipulados... ¡Pero joder, Internet NO! ¡Lean, aprendan, opinen! ¡Sean libres, coño!

Me voy a dedicar a invertir en bolsa. Y los ingresos los donaré para proyectos humanitarios. Y me cagaré en el sistema.

Literalmente.

"Yo también tengo problemas en el trabajo y no monto estos jaleos". Por eso tienes problemas, IDIOTA.

Mi padre ayer dio con la solución a la crisis!: "Se militariza al gobierno para que tengan que trabajar y se acabe con su situación de privilegio, y si lo hacen mal, a la cárcel. ¿Fácil, verdad? El decreto de militarización lo tiene que firmar S.M. Si lo ha hecho con los controladores por el bien de bastantes,por que no lo va a...hacer POR EL BIEN DE ESPAÑA,es decir,de todos los españoles?"

¡Amén, papá!

No pretendo empezar una revolución, pero en mi pequeño campo de acción voy a seguir hablando hasta que os deis cuenta, y también comencéis a hablar...

Nunca subestiméis el poder del efecto dominó...




3 de diciembre de 2010

Otro año más

Pues nada, otro año más ha pasado de largo.

En más de un sentido, porque no sólo acabo de cumplir 28 inviernos - es más apropiado que primaveras, ya que nací en Diciembre -, sino que el año está ya como quien dice agonizando.

¿Y cómo ha sido este año, este 2010 que, viendo cómo fue 2009 para la mayoría, prometía ser un año pródigo en bondades y regocijos?

Pues así, en líneas generales, una puta mierda.

Economicamente hablando, he estado practicamente todo el año en el paro. Y ya sabéis la manía que tengo de comer tres veces al día y consumir electricidad y agua, por no mencionar querer vivir en una casa...

Emocionalmente, se podría decir que he ido de ataque de nervios en ataque de nervios. Ya de por sí soy nerviosa, pero lo de este año supera con creces toda expectativa...

De salud... bueno, dejando a un lado la dermatitis por los nervios, las quemaduras químicas por lejía, la torcedura de tobillo, la rodilla operada que vuelve a querer que le haga caso, los ataques de tos y los vómitos, tampoco he estado tan mal...

De amigos, parece ser que durante la segunda mitad del año pasado y todo este año "alguien" se ha dedicado a ponerme a caldo cuando yo no estaba para defenderme - o partirle los dientes, que es de lo que tengo ganas -, así que la mitad de los que yo pensaba mis amigos ni me responde al teléfono. Y la otra mitad pasa de venir a mi cumpleaños y luego me la monta porque me cabree, así que no se puede decir precisamente que vaya bien servida de amistades...

En fin, que no ha sido un buen año. Al menos la cosa parece que levanta este último mes, con lo de haber conseguido trabajo con un sueldo hasta medio decente, que - por mucho que digan que el dinero no lo es todo - ha hecho presión sobre lo demás y me ha dado un margen para relajarme - por no mencionar una conexión a internet de banda ancha -.

También he empezado algunos proyectos, unos con más futuro que otros, y uno especialmente prometedor que ha empezado a tomar forma real también a finales de año (yo no digo nada, pero si os pasais por el blog de Pulp Comics Mgz encontrareis más información :P).

Ah, y tengo un gato desde hace una semana y media. Gatita, para ser más exactos. Y la he llamado Midna.

Total, un año de altibajos emocionales - y también de todo lo demás -, en el que lo único bueno que he sacado en claro es que me sé valer muy bien solita, por muy jodida que esté y por mucha mierda que me tiren.

Mucha bilis es lo que he acumulado este año. Mucha gente me ha hecho daño, y nadie ha movido un dedo por ayudarme. Pero hete aquí que he vuelto a salir del socabón, como siempre hago - y como me barrunto que siempre haré, viendo lo visto.

Y no sólo me ha cambiado el color de pelo mientras estaba allí abajo.