24 de diciembre de 2010

Al hilo de lo de la "ley Sinde"

Tanta gente ha dado su opinión sobre este tema, que yo no iba a ser menos :P

Todos estamos al tanto de la que se ha montado en España a propósito del intento de aprobar la "ley Sinde" - bueno, en mi trabajo no lo saben, pero esos no deben vivir en el mismo país que yo -.
Básicamente, lo que pretendía esta mujer, un poquito harta de que los jueces le repitieran una y otra vez que las webs que intentaba cerrar no estaban infringiendo ninguna ley, era aprobar una serie de medidas que hicieran que pudiera ignorar a estos señores, y cerrar lo que le diera la gana, fuera legal o no.

Cualquier persona con sentido común puede ver que aquí lo que incumple la ley es intentar pasarse a los jueces por el arco del triunfo, haciendo que de paso sea legal hacerlo. Pero independientemente de que esta señora se quiera cargar la división de poderes, que hasta donde yo entiendo es algo bastante importante en una democracia - si es que esto lo es, claro -, la "ley Sinde" cabreó a los españoles por otro pequeño detalle.

¿Que van a poder cerrar páginas con enlaces a películas, discos de música, series, y contenido cultural en general, sin tener que pasar por un juzgado? Bien, puedo encontrar todas esas cosas igualmente en una tienda... ¿Cómo, que tengo que pagar 30 euros por ese disco de música, que encima - ojo al dato - NO puedo escuchar hasta que no lo digitalice, con un software que NO poseo, y que presumiblemente no me podré bajar de Internet porque habrán cerrado la página de donde se puede descargar? ¿Cómo, que tengo que gastarme 100 euros en la licencia del programa para pasar a mp3 el disco de marras?. Bueno, dejemos la música para otro día, vamos a ver alguna película... ¿Que para que una película baje de 30 euros tiene que tener al menos un año de antigüedad? Bueno, a ver alguna serie... ¿Que esta serie vale más de 100 euros? Ehm... Bueno, el caso es que este libro tiene pinta de ser muy interesante...

Estoy exagerando tanto las reacciones como los precios. Una película puede valer del orden de 20 euros, pero teniendo en cuenta que ando con problemas para poder llenar el carro con comida, no me voy a gastar el dinero de la compra semanal en un dvd. Así que veo series en Seriesyonkis, me bajo películas con el bittorrent, y saco libros de la biblioteca.

Curiosamente, sobre esto último nadie tiene nada que objetar...

Soy una firme partidaria de que la cultura, en todas sus formas, debe ser un derecho de todos los ciudadanos. Como la comida o una vivienda digna. Pero como tampoco es de recibo que los científicos y artistas vivan del aire, estoy dispuesta a pagar precios razonables por productos de calidad, para favorecer a los creadores y que puedan seguir creando. Como en el caso de la industria audiovisual, nunca se cumplen las tres condiciones, raramente compro algo.

No nos engañemos; cualquier persona con un mínimo de conocimientos en la materia sabe que el dinero que paga por un dvd NO va a parar al autor, va a parar a los intermediaros: El productor y la distribuidora. Al autor ya le han pagado, y no va a cobrar más porque su producto venda más o menos. Como todo en el comercio, desde la noche de los tiempos, son los intermediarios los que encarecen el precio de los productos; y son los intermediarios, en este caso concreto, los que ven peligrar su posición de poder por culpa de Internet.

En primer lugar, la mayor parte de la gente estaría dispuesta a pagar por un producto original si no tuviera los precios que tiene, porque por mucho que digan en la SGAE y en el gobierno, no somos criminales. En segundo lugar, en el caso concreto de las creaciones audiovisuales españolas, la mayoría de ellas son tan malas que ni se compran ni se descargan, así que tampoco entiendo ese ahínco en cerrar las webs de descargas. Tampoco iban a subir las ventas.

La mayor parte de la población de mediana edad vive, literalmente, en internet: Leen las noticias en internet, se comunican por internet, compran por internet, aprenden por internet... Internet se ha convertido en una fuente de conocimiento y de cultura, y en un medio para compartirlos de manera totalmente igualitaria. No te hace falta vivir en tal país o tener tales ingresos para poder tener un amigo en la otra punta del mundo, por ejemplo.

Fue exactamente para eso para lo que internet fue concebida.

Pero parece ser que nadie se dio cuenta de que internet también cambiaría la forma en la que compramos.

Sí, si las discográficas cambiaran su modelo de negocio y comenzasen a distribuir los discos por internet, imitando sistemas como el del Steam, el XboxLife, o Spotify, dejarían de ganar - que no perderían - bastante dinero, porque está claro que no podrían cobrar lo mismo por diez mp3 que por un disco físico,cuyo precio se encarece por los costes de fabricación y distribución. Pero como para empezar el precio real es como cuarenta veces mayor al precio de fabricación y distribución, al desaparecer dichos costes la gente podría empezar a preguntarse por qué descargar un mp3 cuesta cuarenta euros, cuando lo único que tienen que hacer en la distribuidora es darle a control-c y control-v...

Las distribuidoras, las que de verdad se lucran con todo este negocio, se niegan a cambiar. Y las distribuidoras pagan las campañas electorales de los partidos. Luego el gobierno está con las distribuidoras. y a una le entra la risa floja al oír las tontochorreces que salen de la boca de los políticos para justificar algo que ni ellos se creen, sólo para tener asegurado que podrán comprarse ese bolso de Dior el mes que viene, cuando todos los ciudadanos estamos clamando que lo que tienen que hacer no es poner leyes estúpidas que solo restrinjan las libertades y nos recuerden cada vez más a una dictadura disfrazada de democracia, sino que, por favor, se den cuenta de que los tiempos cambian, e intenten adaptarse.

...

Y de la SGAE en concreto, un organismo privado "sin ánimo de lucro" que cobra impuestos - al loro, cobra impuestos siendo privada - por venta de productos que NO están relacionados con lo que ellos hacen, y quieran cobrar por conciertos benéficos o por eventos solidarios... Es que de eso no necesito decir nada, ellos mismos se tiran las piedras al tejado.

1 comentario:

  1. Que vergüenza, como puede haber gente así, los de la SGAE son una panda de seres despreciables, allí donden ven que pueden sacar tajada ellos van, no les importa que esa tajada sea a costa de un niño que lo necesita más que ellos, bueno, ellos no lo necesitan. Como se puede llegar a unos padres que están viendo que su hijo se muere si no consiguen algo y decirles "oye que bien que hagáis esto así yo me meto en el bolsillo unos euros sin mover un dedo". Panda de criminales, no tengo palabras.

    ResponderEliminar