Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2008

Un quinto teletubbie

Hoy, para variar, he decidido tomarme el café del desayuno viendo la televisión.
He puesto las noticias; pero cuando han empezado a hablar de mujeres degolladas el café ha empezado a forcejear por salir de mi estómago, así que he cambiado de canal.

Le doy a cierto canal (al azar), y en la pantalla del televisor aparece un bucólico paisaje, con césped tan uniforme y tan verde que salta a la vista que es artificial, y con árboles tan lindos y cuidados que no puede uno dejar de pensar que son de plástico. Hay un puentecillo sobre un sendero (si, sobre un sendero. Porque los arroyos son para los débiles), y el sendero desembocaba en una especie de caverna de la que de pronto sale...

Un bicho inmundo con dos zurullitos - tipo las cacas de Arale - donde debería tener las orejas, otro zurullito por gorro, y otro por cola. El bichín, que parece un teletubbie con problemas de sobrepeso, anda con pasitos cortos y torpes, empujando una cosa con ruedas que a primera vista parece un triciclo... "…

.

Sé que soy una egoísta. Siempre lo he sido.

Siempre quise el trozo más grande, el bolso más bonito, la ropa más elegante. Siempre lo he querido todo. Sentía dentro de mi un fuego necesitado de combustible, y esa era mi manera de alimentarlo: Ser egoísta.
La cuestión es que un día me di cuenta de que pedir tantas cosas sin dar nada a cambio no terminaba de ser justo. Y las cosas que conseguía no sabían tan bien si no había luchado por ellas. De algún modo, cuando me costaba conseguir algo, el propio proceso de lucha alimentaba aquel fuego. Me acostumbré a dar siempre a cambio de lo que pedía. Y como lo que quería era Todo, Todo era lo que daba.
Y volví a ver que aquello era injusto; que a pesar de ser tan egoísta, no recibía en relación a lo que daba. Y ya no bastaba con luchar para conseguir las cosas. A veces, por mucho que me esforzara para lograr algo, veía a las claras que nunca lo tendría.
En algún momento el fuego que siempre había tenido dentro se apagó. Dejé de desear nada, pero t…

Marineros (1)

Por el catalejo vislumbraba la línea de la costa. No estaba lejos, quizá a un día escaso. El viento había soplado a su favor durante toda la travesía, y ni una sola tormenta les importunó durante la semana que llevaban navegando.
- ¿Algo interesante, mi capitán?
El capitán del barco le alargó el catalejo, y señaló hacia el Noreste.
- Tierra. A menos de un día de viaje. - Sin esperar contestación, se giró y volvió a su camarote, dejando al anciano intentando ver algo por el catalejo con sus ojos casi ciegos.

Cerró la puerta del camarote y, con la espalda apoyada contra la plancha de madera, soltó un suspiro de alivio. Menos mal, se dijo. No sabía si había sido suerte, o las precauciones tomadas, pero todo indicaba que iban a llegar a puerto sin haber sido interceptados por piratas.
Sacó del armario el diario, y se estaba sentando frente a su mesa para escribir estas buenas noticias, cuando oyó gritar al vigía.

- ¿Qué sucede? - le preguntó al primer bracero que se cruzó cuando salió del camar…

Estudio de las especies (1): El Familiar de Informático

Hoy vamos a analizar los usos y costumbres de ese ser mitológico comúnmente denominado "familiar de un informático", que es conocido en algunos círculos como "¿peroesquetunosabesenviarunmail?", y al que en adelante nos referiremos como FI.

El FI abunda en hábitats cercanos a las tecnologías de la información. Nótese que no en dichos lugares, sino en zonas cercanas a ellos. Porque el FI adolece de cierta alergia a todo lo que tenga enchufe y teclado, ya sea este numérico, alfabético, o con formas de animales.

Se reconoce al FI por su mirar hosco cuando dirige la vista a torres de ordenadores, móviles de última generación, módems, equipos de audio, y similares. Dado que puede haber espécimenes de mirar hosco por naturaleza, si se quiere identificar a uno de ellos, cuando se crea detectar el rasgo anteriormente mencionado, se le deberá preguntar: "Qué, ¿Te gusta?" refiriéndonos al aparato tecnológico en cuestión. Si responde "¡Pero qué dices! ¡Ni borracho…

Nana - Rose

Yo me he leído el manga de Nana, y me puedo imaginar de qué trata la canción, que es el opening del anime, sin saber exactamente lo que dice. De todos modos, antes de leeros la versión traducida (eso sí, al inglés solamente), escuchad la canción. A mi me parece que está bastante claro lo que la canción quiere decir...
Y os recomiendo el manga.



Info sacada de: http://www.designchronicle.com/memento/archives/annainspinana_rose.html

Nana - Rose
Romaji versionWhen I was darkness at that time fueteru kuchibiru
Heya no katasumi de I cry
Mogakeba mogaku hodo tsukisasaru kono kizu
Yaburareta yakusoku hurt meNobody can save me
Kamisama hitotsu dake
Tomete saku you na my loveI need your love
I'm a broken rose
Maichiru kanashimi your song
Ibasho nai kodoku na my lifeI need your love
I'm a broken rose.
Oh baby, help me from frozen pain
With your smile, your eyes, and sing me, just for meI wanna need your love...
I'm a broken rose
I wanna need your love...When you were with me at that time
Anata no kage…

Parejas

Siempre he pensado que la pareja era más un accesorio que otra cosa. Un bonito adorno, pero para nada funcional: Como las joyas para la manicura, o los clips para el pelo. Basándonos en que uno esté con una persona de la cual no dependa, o a la que no necesite, porque si uno necesita a su pareja para vivir, la cosa pasa de ser accesoria a ser enfermiza.
Una persona debería ser capaz de llevar una vida totalmente al margen de las demás, sin depender de nadie ni necesitar a alguien de tal manera que no sea capaz de pensar en nada más. El problema es que si lleva ese tipo de vida, una pareja no le resultará más que una molestia: Algo que le quitará tiempo de las cosas que realmente le interesen.
Planteemos ahora que nuestra pareja comparta aficiones con nosotros. De este modo, estar con ella no supone perder el tiempo... Pero entonces la relación se basará en esas aficiones comunes, y dejará de ser una relación pareja. Porque estamos en las mismas: Para dedicar tiempo a "cosas de novi…

Historia de un Papa

Tras mi visita a Peñíscola, en la cual aprendí un poco más de historia de Europa y de España, y me convencí aún más si cabe de que los españoles siempre hemos tenido (hablando en plata) los huevos cuadrados, se me ocurrió que podía ser interesante empezar a documentarme sobre el castillo y sus habitantes, en concreto sobre Benedicto XIII, el Papa Luna, con el objetivo de hacer una historia de ficción histórica sobre ello. Respetando al máximo todo el contexto histórico y los acontecimientos del cisma de occidente, y de la vida de los personajes, claro.
Esta historia corta se me ha ocurrido esta mañana mientras iba en el metro camino del trabajo. Aún no he recogido suficiente información del momento histórico, por lo que puede que no sea del todo rigurosa, pero como esto solo es una pequeña prueba, a ver qué tal puede resultar la historia, de llevarla a cabo, si queda bien ya la retocaré cuando reuna más datos.
Por cierto, se agradecerá toda aportación o corrección en lo tocante a los a…

La canción del buen rollito

Da igual cómo me encuentre; escuchar esta canción siempre me llena de energía positiva.
Esta noche me he acordado de que hubo un tiempo en que la escuchaba casi constantemente para lograr mantenerme a flote. Y me han entrado ganas de escucharla de nuevo.

Compra de pantalones

Visualiza esta escena: El verano se está acabando, está empezando a templar el tiempo, y salir de casa a las siete de la mañana con vestidos veraniegos ha empezado a atentar contra la integridad personal de la afectada. Más concretamente, contra sus bronquios.
Así que una tarde, al salir del trabajo, se encamina a un centro comercial para aprovisionarse de pantalones de entretiempo, dado que ha ganado unos kilos durante el verano, y necesita algo de ropa hasta que vuelva a adelgazar para caber de nuevo en la ropa que ya tenía.

Una situación totalmente normal, hasta ahora. Pero quiso la genética que yo tuviera una figura muy "mediterránea", por llamarlo de alguna manera. Tengo unos muslos bastante más gruesos que los de la mayoría de mujeres - y no es grasa, es que simplemente son así -, lo que ya de base me dificulta bastante encontrar unos pantalones que me sienten bien. Además, tengo unas caderas bastante anchas, un culo con complejo de superioridad, y una cintura, en relaci…

La pobre princesita - Continuación

Un par de mujeres que no había visto nunca la recostaron sobre el montón de paja al que llamaba cama, le subieron el trozo de tela gastada que llevaba por vestido, y le abrieron las piernas. Comenzaron a hablar entre ellas y con una tercera a la cual su abultada barriga le impedía ver. Sintió otro latigazo de dolor en la parte baja de la espalda, que le arrancó un grito. Empezó a retorcerse con tanta violencia que las dos mujeres que la habían tumbado tuvieron que sujetarla para que no se cayera al suelo.


Tuvo suerte de que el hombre que la había perseguido a su cuarto no la matase. Cuando hubo acabado con ella la dejó donde la había alcanzado, en su camita con dosel, tumbada inmóvil bajo las gasas rasgadas, preguntándose qué le habría hecho aquel hombre malo para que hubiera empezado a sangrar tanto y tan de repente, y si acaso no pararía de sangrar nunca, y terminaría muriendo ahí tumbada.
Cuando la sangre dejó de brotar y los ruidos del recibidor cesaron, la princesa se aventuró de n…

No hay palabras

Hoy estaba pensando en escribirte un sms diciéndote cuánto te quiero, pero no se me ocurría qué poner. Al final, he decidido poner "no hay palabras que logren expresar el modo en que te quiero". Pero entonces he pensado: Si no hay palabras que logren capturar la magnitud de lo que siento por ti... ¿para qué usar palabras?
Así que voy a hacer que sepas todo lo que te quiero con hechos.

Grandes defectos femeninos - parte 2: "Yo haré que cambie"

¡Mal! ¡Muy mal!
Comienzo con esta exclamación, porque el mero hecho de pensar en el tema del post me enerva. Y es que además de ser un defecto común entre las mujeres, yo lo he vivido muy de cerca. En mis dos hermanas mayores, para ser exactos.
Tu pareja no es perfecta, qué se le va a hacer. Tiene sus fallos, como tú tienes los tuyos. Si no son un problema muy grande y los aceptas, la cosa sigue adelante. Si son realmente inexcusables, pues se corta la relación y a otra cosa. ¿Pero qué hay de esa encantadora tercera opción, la de "cambiarle para que deje de tener defectos"? Porque claro, si tu novio está totalmente enmadrado, y lo que diga su madre va a misa, pero da la casualidad de que su madre te odia... tú que haces, ¿le dices desde un principio que el amor a una madre está muy bien, pero que se deje ya de coñas o se vaya olvidando de ti, o te callas como una meretriz, pensando "ya le quitaré yo el enmadramiento cuando nos casemos"?
Porque señoras, un hombre no va…

Dreaming

Esta historia la escribí en inglés. Es un idioma con el que no estoy tan familiarizada como con mi lengua materna, y me atrevo a escribir según qué cosas sin ruborizarme. Ah, y ya sé que repito mucho cierta palabra, pero es que esto es lo primero que intento escribir en inglés, y me falta aún vocabulario, sobre todo del tipo del que trata la historia...



She could not remember what she was doing when he came. She was simply standing in the middle of the room, and all of a sudden she felt his warm beside her. He embraced her and kissed her neck, making her shiver with pleasure. His hands touched lightly her arms, and lifted to her face, caressing her cheeks. He pulled her hair slightly while kissing her neck and shoulders. Then he embraced her again. Her breathing began to accelerate as she felt his body so close to hers. His hands caressed her breasts over her undershirt, and then lifted it over them. He then caressed her naked breasts and her nipples, that were hard at the time. He tu…

Tomas frikis (vol. 1)

Una chica vestida con corpiño, calentadores de rejilla en los brazos, falda larga de seda y botas militares, todo ello negro, sube corriendo las escaleras del metro de callao, y llega sin resuello hasta un grupo de indignados veinteañeros que la recibe con quejas y comentarios sobre su impuntualidad.
- Esther, por dios, que la peli comienza a y media y ya son y cuarto!
- Ya lo sé! Lo siento! – hace una pausa para saludar con un beso a su novio, que está entre los del grupo – No he podido llegar antes!
- Si ya sabíamos que ibas a llegar tarde, pero no tanto! Que no vamos a poder cenar antes de la peli!
- Pues compramos algo de comer en el cine! Ya he dicho que lo siento, vale??
Un chico alto, delgado y con el pelo largo recogido en una coleta, se vuelve hacia otro del grupo que, salvo por la ropa, podría pasar por un clon suyo.
- Magneto, va a venir Mariu?
- Me ha llamado hace un rato. Viene de la facultad. Dijo que nos veía en el cine.
- Muy bien, pues vamos yendo entonces – alza la voz para …

Onice's Journal blog

Es el título que le di a la historia de mi personaje principal del WorldofWarcraft, Ónice, que ya presenté hace no mucho en este blog. Hay dos entradas aquí que son capítulos de esa historia, de hecho.
Como los capítulos son demasiado extensos para postearlos aquí, junto con el resto de cosas que escribo, tengo pensado hacer un blog aparte al que se pueda acceder desde éste, e ir subiendo ahí los capítulos. Pero ya en su día la historia estuvo subida en la web, y la verdad es que fue un terrible fracaso...
Me gustaría saber la opinión de la gente que visita este blog. ¿Os interesaría que subiera la historia a la web, para que pudierais leerla? Porque si no es el caso, prefiero conservarlas off-line en mi ordenador, para qué mentir.

El otro día me dijo...

El otro día me dijo algo que me dejó sin aliento.
Tardé en reaccionar, y para cuando se me ocurrió contestar a esa frase, ya se había cambiado de tema. Seguramente lo dijo sin pensar, no creo ni que se diera cuenta de ello. Mejor así, recuerdo que pensé. No quiero que se sienta violento, ni decirle nada que pueda hacer que se apague ese brillo que tanto me gusta ver en sus ojos. Además, ese tipo de cosas es muy bonito oírlas, aunque tanto quien las dice como quien las oye sepa que no son ciertas, y a pesar de que los dos hayamos evitado por todos los medios hacer ningún comentario de ese tipo.
Ay, cómo se me derritió el alma cuando oí aquello... Ninguna fuerza del universo volverá a hacerme creer en esa palabra, y sé que él tampoco cree en ella. Pero aún así, enternece pensar que la frase en la que la usó le salió del alma...

Usó la palabra "siempre".

Y este blog es rosa porque...

Elegí esta plantilla para el blog porque era todo lo contrario a lo que sentía en el momento en que lo creé. Y porque era todo lo contrario a todas las plantillas de blogs que se habían hecho mis conocidas. Todos los blogs eran negros, deprimentes, con entradas totalmente autobiográficas y autocompasivas, y con comentarios de sus muchos lectores dándoles ánimos y dorándoles la píldora.
Yo nunca he tenido visitantes en mis páginas, y la mayoría de mis amigos no suelen leer blogs, y menos aún dejar comentarios en ellos. Y quise hacerme un blog para obligarme a escribir periódicamente, mejorar mi estilo y mi creatividad, y tomar hábito de escritura, no para que la gente me compadeciera ni sintiera empatía hacia mi. Por eso quise que fuera diferente a los de mis conocidos, porque en primer lugar buscaba algo diferente a todos ellos cuando lo creé.
Y porque me gusta el rosa. Sí, qué pasa.

Hoy voy a ir al Templo a dar gracias

Hoy voy a levantarme temprano, antes de lo necesario, y me voy a vestir con mi mejor kimono de ceremonias para ir al Templo. Me voy a acercar al altar de ofrendas, voy a encender una velita, y voy a hacer sonar la campanilla y dar tres palmadas, para hacer saber a los dioses que me encuentro allí, y quiero hablarles.

Les voy a dar las gracias por haberme conducido por este camino durante mi existencia, porque si bien no ha sido lo más agradable, me ha enseñado y me ha hecho fuerte para afrontar el futuro, y todo lo que soy se lo debo a lo que he aprendido mientras avanzaba.
"Gracias por darme estos ojos con los que veo realmente el mundo", les diré, porque con ellos veo también a la gente que no puede o se niega a ver, y aún siendo más felices que yo en su ceguera, nunca llegarán a comprender nada.
Voy a agradecerles también el haber propiciado que nuestras vidas se cruzaran, porque el simple hecho de conocerte es para mí una recompensa. Y también les daré gracias por hacer que…

Por fin me he enganchado a un foro

Si, no lo pude evitar. La verdad es que después de haber entrado, durado dos días, y salido de ochocientos mil treinta y cuatro foros, tiene mérito que me haya enganchado a uno.
Y bueno, el foro en cuestión es de la comunidad hispana que conocí en el WorldofWarcraft, y a muchos de los cuales conocí este fin de semana en Málaga, así que uno puede entender por qué en este caso sigo tomando parte activa...

Reseña

Hay cosas que uno se siente en la obligación de compartir con el mundo. A veces por su belleza, que es tanta que necesariamente debe compartirse entre varios, o no se podría soportar (tanta belleza que no pueda soportarse... curioso). A veces por lo feliz que le hace a uno, que siente que debe compartir esa felicidad con sus seres queridos. A veces por pura necesidad, porque si no lo hace, uno siente que le vaya a explotar el pecho. Y bueno, otras veces por otros motivos.

Escoged el motivo que queráis para explicar la necesidad en la que me veo de compartir esto con vosotros.

http://isoba-unlugarbajoelsol.blogspot.com/2008/08/apcrifo.html

Ceremonia

El brocado de su vestido le pesaba sobre el cuerpo como una lápida. Los delicados encajes que cubrían el corpiño y las mangas se le antojaron los barrotes de una cárcel, que no por hermosos dejaban de encerrarla en aquella túnica. Sus sirvientas habían apretado las cintas del corsé hasta tal punto que le costaba respirar, y mientras estaba ahí sentada, dejando que le recogieran las trenzas alrededor de su cráneo en un precioso moño, sentía que le faltaba el aliento por la angustia, como el reo que llevan al cadalso. Los zapatos eran demasiado pequeños para sus pies, pero se había pagado una gran cantidad por ellos, de manera que tendría que llevarlos. Así, pensó, cuando paseara por el pasillo central de la catedral, camino del altar, le dolerían tanto los pies que iría cojeando. No solo tendría que casarse con el contrahecho con el que le habían prometido, sino que además haría el ridículo delante de toda la ciudad.
No podía llorar, a no ser que quisiera estropear el complejo maquillaj…

Hoy toca reflexiones

No es que piense en ello constantemente, pero no sé si me termina de gustar sentirme diferente.

He sufrido durante toda mi vida el no poder integrarme en ningún lado. Ya no sólo era mi nombre, lo primero que me marcó en el colegio, y por el cual fui presa de multitud de bromas pesadas. Era mi manera de ser, mi manera de hablar y de comportarme, mis gustos. Todo en mi.
Lo del nombre lo superé pronto. Pero lo de ser rara lo llevé como un estigma hasta hace bien poco. Probé haciendo amistad con otro tipo de gente, también rara, que pensé que sería más afín a mi. Pero seguí sintiéndome fuera de lugar. Veía como frente a mi se hacían amistades inseparables, se formaban parejas, se compartía todo. Lo veía, y solamente eso. Yo estaba allí, y eso no les molestaba. Pero no era más que "la rara", nunca fui una más del grupo.
Y ser la rara entre una pandilla de raros ya tiene mérito.

Debido a mis inquietudes, he conocido a bastante gente peculiar en mi vida. Personas muy diferentes entre e…

Grandes defectos femeninos - Parte 1: "Yo conseguiré que se enamore de mi"

Es este el error más común que se puede observar en las representantes del género femenino.

Un hombre, con ganas de pasarlo bien y poco más, le propone a una mujer (o la mujer le propone a él, aquí el orden de los factores no altera el producto) pasar un rato divertido. La mujer (o el hombre) acepta, y de hecho se divierten tanto que acuerdan "seguir divirtiéndose" del mismo modo en el futuro.
Y punto, solo eso, diversión.
Ah... pero el plan oculto de la mujer, tan segura de que el hombre ha quedado fascinado con sus encantos, es enamorarle poco a poco, en contra lo que convinieron y contra la intención de su partenaire, hasta que llegue un momento en que no pueda vivir sin ella.
Así comienza la historia. La continuación se puede adivinar, porque el que más o el que menos, si no lo ha vivido, conoce a alguien que sí. El hombre se sigue divirtiendo sin pensar en nada más, y es la mujer la que se va obsesionando poco a poco. Se siente dolida y humillada al ver que todas sus artima…