2 de septiembre de 2008

Reseña

Hay cosas que uno se siente en la obligación de compartir con el mundo. A veces por su belleza, que es tanta que necesariamente debe compartirse entre varios, o no se podría soportar (tanta belleza que no pueda soportarse... curioso). A veces por lo feliz que le hace a uno, que siente que debe compartir esa felicidad con sus seres queridos. A veces por pura necesidad, porque si no lo hace, uno siente que le vaya a explotar el pecho. Y bueno, otras veces por otros motivos.

Escoged el motivo que queráis para explicar la necesidad en la que me veo de compartir esto con vosotros.

http://isoba-unlugarbajoelsol.blogspot.com/2008/08/apcrifo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario