Entradas

Mostrando entradas de julio, 2008

Destripando cuentos de hadas

El apuesto príncipe, engalanado con su brillante armadura, se ciñe la espada al cinturón, se monta en su brioso corcel, y parte al rescate de la dulce e inocente doncella, hija del posadero, que raptó de la aldea un dragón. La luz del alba reluce en su plateada armadura mientras se aleja hacia el acantilado donde reside la malvada bestia.
Ese mismo día, el príncipe vuelve a la aldea, con la luz del ocaso relumbrando de nuevo sobre el metal de su coraza, sujetando por la cintura a la doncella, que va sentada en la silla del caballo delante de él, e inundando de alegría los corazones de los aldeanos, que rebosan de agradecimiento y amor hacia su señor.

Una historia muy bucólica, ¿verdad? Pero vamos a repasarla punto por punto. En primer lugar, ¿qué es eso del apuesto príncipe de brillante armadura? Qué pasa, ¿que por haber nacido hijo de un rey tienes que ser apuesto, y convertirte en un caballero andante musculoso y solidario con tus súbditos? No puede haber nacido bajo o feo, o ser gord…

Cena en casa

En el frigorífico ya solo queda media docena de huevos, las cebollas y los tomates que había comprado hacía unos doce días. Había planeado comprar algo de comida al llegar a casa esa tarde, pero al entrar en casa de pronto las fuerzas la habían abandonado. Puso al fuego la sartén con aceite que no había usado el día anterior, sacó la bolsa de croquetas de la nevera, y mientras esperaba a poder freírlas puso la lavadora. Sacó un par de latas de conserva por si se quedaba con hambre, y al sacar un plato del armario vio el bote con la mezcla de pimientas, aún sin usar. No se le ocurrió cómo estrenarlo con unas croquetas y unos palitos de merluza (había decidido tirar la casa por la ventana, y gastar todo lo que quedaba en la nevera), así que no la tocó. Mientras cenaba puso la televisión. Era la hora en la que todas las cadenas daban las noticias, así que tuvo que conformarse con verlas. Parecía ser que el gobierno andaba diciendo cosas como que levantar el pie del acelerador generaba emp…

Pero mirad qué cosita más linda

Uno puede pensar que sus mejillas están hechas de porcelana, de lo blancas y brillantes que lucen. Sin una sola mancha o imperfección en su superficie, con ese cutis que sólo los niños muy pequeños pueden presumir de tener. Y fijaos en la curva que describen sus pómulos, sobresaliendo los rotundos mofletes, que luego caen suavemente hasta la naricita y los labios, como dos benévolas colinas protegiendo el tesoro que hay en el valle. Porque su nariz, pequeñita y ligeramente respingona, y sus labios, tan bien dibujados y simétricos que parece que alguien los haya retocado, son tan bonitos que deberían guardarse en un cofre y cerrarlo con llave, para que nadie pudiera estropearlos nunca. Unas largas y pobladas pestañas negras marcan dos semicírculos sobre sus párpados cerrados, la suave piel tensada sobre unos ojos que cuando están abiertos inundan de alegría a todo aquel que los mira.
La blanca caritadestaca en el centro de un mar de rizos negros; bucles perfectos y brillantes, que parec…

Aún sigo guardando fotos de lolcats

... eso mismo

Dejando el World of Warcraft

He dejado mi comunidad de raids en el World of Warcraft.
Lo he hecho con todo el dolor de mi corazón, porque les tengo mucho cariño y me lo pasaba muy bien con ellos. Pero no tengo casi tiempo para jugar, y no consigo mantener el nivel necesario para estar donde estoy. He dejado un post bastante lacrimógeno - a mi al menos se me han saltado las lágrimas al escribirlo - en el foro de la comunidad, diciéndoles lo mucho que les voy a echar de menos y todo eso. Otras veces, cuando un miembro de la comunidad se ha ido, al dejar el post de despedida la gente le ha respondido, le ha deseado suerte, o le ha expresado su pesar ante su marcha. Después de postear mi despedida, y tras un tiempo prudencial, he vuelto a entrar en el foro a mirar mi post.
Nadie lo ha respondido.

He vuelto a caer en lo mismo de siempre: Sólo porque alguien sea importante para ti, no quiere decir que tú seas importante para ese alguien.

"Fábulas"

Ultimamente me he enganchado a la novela gráfica (que es como se suele llamar a un comic para adultos, por si alguien pregunta qué es eso) "Fábulas". Trata sobre los personajes de los mundos de fábula (como su nombre indica), que han tenido que huir de su mundo natal porque un "Enemigo" les ha invadido y masacrado, y ahora están en nuestro mundo, como lo llaman ellos, "de los mundanos", y tienen que apañarse para sobrevivir. Las historias son bastante crudas, los personajes muy reales y creíbles, sus problemas muy jodidos, y los finales casi nunca felices. Vamos, que tiene de cuento de hadas los nombres de los personajes, y poco más. Cada historia tiene un dibujante distinto, y además de los tomos que siguen la historia principal, hay tomos autoconclusivos que complementan a la primera, pero que no son necesarios para seguir el hilo. Algunas de las historias no brillan por la pericia de su dibujante, pero el argumento las salva a la mayoría.

Ahora bien, ap…

Diario de un chulo cualquiera

- Mus
- No hay mus
Siento la mirada de odio de mi compañero como si me estuviera disparando con un cañón antitanque, pero me da igual. Soy segunda mano, tengo rey caballo y treinta y dos, y eso solo en la primera dada. Es casi imposible que perdamos esta mano.
Pero perdemos.
Qué se le va a hacer, juego fatal al mus, y mi compañero juega casi tan mal como yo. Eso sí, todo el mundo está de acuerdo en que a faroles no nos gana nadie.
Cuando volvemos de la barra con cuatro tercios - dos para nosotros, dos para los ganadores de la mano, a los que tenemos que invitar - se nos han unido otras dos personas. Resulta que ya son las tres. Y eso que supuestamente solo iba a echar una partida después del desayuno, y luego iba a subirme a la biblioteca...
En fin, me digo, qué le vamos a hacer. Ya le echaré un vistazo al temario por la noche, porque he quedado para comer y la tarde la tengo pillada. Recojo mi mochila, le doy un último trago a mi cerveza, y me despido, no sin apreciar la desilusión en los …

Salir de tapas

Hoy en el trabajo, a eso de la una y media, me ha dado un antojo. Aprovechando la jornada intensiva, se me ha antojado irme de tapeo con los amigos a la salida del curro.
He cogido el móvil, dispuesta a hacer un par de llamadas telefónicas, o quizá mandar un par de smss.
La primera persona que me ha venido a la cabeza, hoy ha pasado todo el día en el hospital porque su hermana está de parto, así que la he descartado mentalmente.
He desistido de mandar un sms a la segunda persona que se me ha ocurrido incluso antes de empezar a escribirlo. Es una persona bastante ocupada, con una vida social perfectamente comparable a la de uno de estos reyes europeos que tanto salen en la prensa rosa. Lo cual viene a decir que seguramente no podría quedar hoy, porque ya tendría planes. Además, siempre que quedo con él le acabo contando mis penas, y me da vergüenza darle un toque por si se piensa que ya le quiero usar de paño de lágrimas de nuevo.
He pensado en más posibles candidatos. Se me han ocurrido u…

Me pasa todos los veranos

Me lleva pasando todos los veranos, desde aquel primer año que mis padres se fueron al pueblo en Julio y Agosto, y me dejaron la casa para mi solita. Como bien enuncia la ley de Murphy, al igual que en época de exámenes siempre surge algo que te impide estudiar lo suficiente, cuando tienes todo el tiempo del mundo para holgazanear (obviando las ocho horas diarias de trabajo, claro), te da pánico tener la cabeza desocupada.
Siempre me surge algún tipo de problema que hace que tema los momentos de inactividad como si fueran la peste. Más o menos me las apaño durante el día, leyendo, navegando por Internet, yendo de compras o saliendo con los amigos. Pero cuando llega la noche ya no hay actividad que valga... Siempre intento acostarme tarde, y lo suficientemente cansada como para caer dormida según me tumbe en la cama. Pero como realmente no hago ningún esfuerzo físico, es totalmente imposible que me canse lo suficiente como para conseguirlo. Y me quedo tumbada en la cama, dando vueltas y…

En fin

No es por quitarle dramatismo a los culebrones que la gente sin vida se monta para sentir su existencia un poco menos vana, pero en mi opinión, las personas que sí tienen asuntos importantes de los que preocuparse no pierden el tiempo urdiendo intrigas contra ellos, sino que se preocupan por lo que les sucede en su vida, que además de real, es de mayor relevancia que los desvaríos de alguien con demasiado tiempo libre.
También en mi opinión, hay gente que no debería ver tantas telenovelas hispanoamericanas. Se acaban creyendo que la vida es como en ellas. Y ya cuando tienen el ego suficiente como para creerse los héroes de su propio culebrón, y empiezan a hablar como en ellos...

Pensamiento del día XDD

Ahora que oficialmente ya soy programadora, puedo salir a la calle con ese pantalón pareo fucsia con flores bordadas que tanto me gusta, sin miedo al ridículo.
Oh, se me olvidaba comentarlo. La mayoría de los programadores son unos horteras.

Lobo y la Caperucita Feroz (parte 8 - Final)

A partir de aquel día, el guardabosques procuró tratar lo menos posible a Caperucita y a su madre. Todo el mundo sabía que la niña era caprichosa, maleducada y alborotadora. La mitad de las madres de la aldea la odiaban porque arrastraba a sus hijos con ella en sus travesuras. Y respecto a su madre, era un claro ejemplo de ceguera condicionada: Nada malo que le dijeran sobre su hija podía ser cierto. Desde que su esposo muriera, Caperucita se había convertido en una especie de apóstol al que ella idolatraba y consentía. Todo el que conocía a hija y madre estaba de acuerdo en que si la niña era así, era en gran parte gracias a la educación que había recibido.

Pero lo que jamás se le ocurriría a nadie en la aldea es que la muchacha fuera una asesina. Y menos al guardabosques. Admitía que la niña era bastante irascible, y que los días que visitaba a la anciana y estaba ella en la casa, su actitud hacia él y hacia su abuela siempre había sido de odio mal disimulado. Claro que el comportami…

Hoy en Barrio Sésamo: Preservativos

Imagínate la siguiente situación:
Entras en la farmacia para comprar preservativos. Cruzas las puertas del establecimiento, y te colocas frente al estante en el que los tienen expuestos. Por lo pronto hay de dos marcas, pero eso no importa realmente, con que no se rompa te da igual la marca que sea. Pero aparte de haber dos marcas, en el estante hay como dos docenas de cajas de diferentes colores. En una primera criba ves que están los que se colocan fácilmente y los que no. Vale, obviamente, uno prefiere los que se colocan fácilmente, hasta aquí no es tan difícil discriminar.
Pero luego están los que retrasan. Y luego los que aceleran. Y los estriados. Y los extrafinos. Y los de efecto frío (¿?). Y los XL. Y los XXL. Y los lubricados. Y los impregnados con espermicida. Y los de sabores.
Qué pretenden los fabricantes de preservativos haciéndolos de tantos tipos, ¿confundirnos con tanta variedad? ¿Para qué se supone que sirven las estrías? ¿Y qué narices es eso del efecto frío? ¿Para qué …

Lobo y la Caperucita Feroz (parte 7)

La alfombra que se hizo con la piel del lobo era tan inmensa que hubo que recortarla, y aún así cubría el suelo de todo el salón. El pelaje de la bestia era muy suave, e invitaba a caminar descalzo sobre él. Caperucita se acostumbró a quitarse los zapatos al llegar a casa, solo para poder disfrutar de la suavidad del pellejo curtido de aquel animal.
Ese pequeño gesto solía alegrarle el día, por malo que hubiera sido, porque le hacía recordar cómo había llegado al suelo del salón aquella alfombra: Cómo había podido deshacerse de la carcamal de su abuela quedando absuelta de toda culpa.
En su plan original para acabar con la vieja, Caperucita contaba con que la descerebrada de su madre, que no distinguía entre un caniche y una tetera, creyera la versión de su hija a pies juntillas y no hiciera preguntas sobre la desaparición de su madre. Pero había demasiados cabos sueltos, y corría el riesgo de que alguien terminara agarrando uno. Sin embargo, como fue el lobo quien mató a su abuela, dev…

Simone de Beauvoir & Sartre

Cuando estaba en tercero de carrera, me cogí como asignatura de libre configuración "Perspectivas del Feminismo Contemporáneo". No fui a más de siete clases, porque en seguida me di cuenta de que aquello más que una asignatura era una excusa para que una feminista recalcitrante disertara sobre sus ideas, no sobre las ideas de las mujeres que debíamos estar estudiando.
No obstante, algo aprendí de la primera mujer sobre la que estudiamos, Simone de Beauvoir. Como en el instituto estudié minimamente a JeanPaulSartre, me quedé con el dato de que, de jóvenes, estos dos personajes habían estado juntos. Me costó asimilar el hecho de que, pese a dejar de ser pareja, estuvieran "juntos" durante el resto de su vida, y fuera ella la que le cuidara cuando él se quedó ciego y ya no podía valerse por sí mismo.
Parece ser que Sartre introdujo a Simone de Beauvoir en los círculos intelectuales del momento, algo bastante extraño teniendo en cuenta que era una mujer. Y también le ens…

Lobo y la Caperucita Feroz (parte 6)

La madre de caperucita estaba destrozada. No podía creer lo que estaba oyendo. Su madre había muerto devorada por un lobo gigantesco, y su queridísima hija, que había corrido la misma suerte, había estado también a punto de morir.
Casi le dio un ataque cuando vio a caperucita llegar a su casa, con las ropas cubiertas de sangre y la piel llena de ronchas, y justo detrás de ella al guardabosques, con cara de pocos amigos y la escopeta al hombro en vez de colgando a la espalda. La niña, que temblaba como una hoja, se abrazó a su madre llorando desconsoládamente, y por más que le preguntó, lo único que salió de su garganta fueron sollozos e hipidos.
Cuando logró tranquilizar a la niña, gracias en parte a una dosis de calmantes que habría sido capaz de adormecer a un elefante, y acostarla en su cuarto, el guardabosques le contó cómo había encontrado al lobo en la casa de la anciana, tumbado en la cama y con la tripa abultada por el festín que se acababa de dar. Le contó también cómo le había…

Prensa y Eurocopa

Fascinante. Cómo cambian las cosas dependiendo de lo que haga uno... XD
No tiene desperdicio, echadle un ojo.


http://blog.franlopez.es/2008/07/02/la-prensa-deportiva-y-la-seleccion/

Ética profesional

Imagen
Él era el resultado de un experimento fallido. Aproximadamente el ochenta por ciento de los experimentos del laboratorio pueden considerarse "Fallidos" de un modo u otro. Todos los días, cuando recorro el trecho de pasillo desde la entrada hasta las taquillas, oigo sus gritos a través de las paredes. Unos gritan de dolor, otros rugen de rabia... aunque la inmensa mayoría carece del intelecto deseado, y simplemente aulla porque lo hace el resto.

Él fue el primer intento de crear desde cero al soldado perfecto. En vez de inducir cambios en el adn de un adulto por medios artificiales y altamente agresivos, se modificó la estructura genética de una sola célula madre, y se indujo su autorreplicación hasta conseguir un espécimen completo. La técnica era totalmente nueva, y como primera prueba sólo se introdujo un cambio: Genes de felino. En teoría, el individuo resultante sería totalmente humano, pero vería en la oscuridad, y tendría el oído, la agilidad y la rapidez de un felino.…