16 de julio de 2008

En fin

No es por quitarle dramatismo a los culebrones que la gente sin vida se monta para sentir su existencia un poco menos vana, pero en mi opinión, las personas que sí tienen asuntos importantes de los que preocuparse no pierden el tiempo urdiendo intrigas contra ellos, sino que se preocupan por lo que les sucede en su vida, que además de real, es de mayor relevancia que los desvaríos de alguien con demasiado tiempo libre.
También en mi opinión, hay gente que no debería ver tantas telenovelas hispanoamericanas. Se acaban creyendo que la vida es como en ellas. Y ya cuando tienen el ego suficiente como para creerse los héroes de su propio culebrón, y empiezan a hablar como en ellos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario