Ir al contenido principal

¡Apóyanos con el crowdfunding y llévate unas láminas exclusivas!


........................................................................


Seguramete estéis familiarizados con el duelo de dibujantes que intentan - que no consiguen - llevar a cabo semanalmente en la web de Pulp Comics Magazine, en colaboración con la gentecilla de la web Subcultura.es. Por si acaso, aquí podéis ver todas las ilustraciones que se han hecho hasta la fecha.

Bien, pues como parte de la campaña de crowdfunding para la edición de nuestro tercer número, y gracias a la colaboración de la gentecilla de Subcultura que participó en la actividad, hemos decidido hacer una colección de postales (en din-a5) de las ilustraciones del duelo.


Algunas de las ilustraciones que tendrá la colección 
Algunas de las ilustraciones que tendrá la colección

¿Que habéis visto las ilustraciones y queréis haceros con la colección? Pues os lo vamos a poner un poco difícil, porque solamente haremos UN ejemplar de la colección, que sacaremos a subasta - para recaudar fondos para el crowdfunding - en los próximos días.

No perdáis ojo al blog de la revista, que en breve subiremos fotos de la colección, y cómo y dónde podréis pujar por ella si queréis agenciarosla. ¡Nos ayudaréis a sacar adelante el tercer número de la revista en papel, y además os estaréis llevando una colección única de postales!

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué las mujeres corren con las piernas juntas?

Me prometí a mi misma que no comentaría nada de esto en mi blog, porque ya bastante fama de misógina tengo como para encima echar más leña al fuego, pero es que todos los días viendo este extraño comportamiento ya clama a los dioses... Que os lo habéis ganado a pulso chicas, yo lo siento pero es así ._.U
Para variar, esta entrada va dirigida a las que se den por aludidas directamente, y a nadie más. Si al leerlo piensas "¿yo hago eso?", está claro que no va por ti XDD Y siempre desde el cariño y sin ánimo de ofender, espero que os lo toméis como lo que es, una sátira.


.................................

Siempre que veo a una mujer - o joven, o niña, o aborto mal completado - correr, ya sea para coger el metro, persiguiendo al petardo de la pandilla, o cruzando por un semáforo en rojo, me fijo en que nunca doblan las rodillas. Dan saltitos con las piernas prácticamente rectas, como si caminasen pero intentando ir rápido. O como si alguien les hubiese atado las rodillas con una cue…

Cuando te cansas de luchar

Cuando alguien pasa toda su infancia convencido de su fealdad, alimentando ese pensamiento con los comentarios y opiniones de familiares y amigos, lo normal es que cuando llegue a adulto se considere a sí mismo feo. En sí no es ningun problema, si además de feo, todos sus allegados le hacen ver que tienes una inteligencia prodigiosa. Pasas toda tu infancia pensando "bueno, a fin de cuentas soy inteligente", y eso no lo puede decir mucha gente hoy en dia. Y de pronto un dia, cuando tu niñez ya ha quedado lo bastante lejos como para hablar de ella con la famosa frase "cuando yo era pequeño...", alguien va y comete la torpeza de hacer que te des cuenta de que no eres ni minimamente tan inteligente como creías. Es un golpe, porque antes tenías el escudo de tu cerebro para protegerte ante un mundo en el que la buena presencia lo es todo. A partir de ese momento, no tienes nada. Eres un paria, horrendo, estúpido, a merced de las corrientes de un mundo que se niega a acep…

Hubo un tiempo en que los dragones dominaban la tierra...

Como no lo voy a presentar al concurso, me he pasado un poco por el forro la restricción de longitud. Espero que os guste ^^

-----------------------------

Hubo un tiempo en el que el hombre no gobernaba sobre la tierra. Un tiempo en el que era un ser insignificante que se refugiaba en cavernas. En el que vivía atemorizado por el resto de los seres vivos, porque solamente era un raquítico ser con un cuerpo desprovisto de pelo, plumas o escamas, y con unas inútiles piernas que apenas le mantenían en pie.

Y en ese tiempo en que el hombre vivía atemorizado, en constante huida de sus depredadores, quienes reinaban en el planeta eran otros. Otros cuya sombra, al proyectarse sobre las colinas, provocaba el terror de todo ser vivo, y cuyo rugido hacía temblar las mismas raíces de la tierra.

En aquel tiempo, los dragones dominaban la tierra. Doblegaban a las mismas fuerzas de la naturaleza bajo su poder, provocando lluvias y vendavales allá donde lo deseaban, por el mero placer de ver la destrucci…