22 de marzo de 2008

Literatura para mujeres

Ultimamente estoy leyendo bastante "literatura para mujeres"

¿Que por qué? Pues porque son pequeños y se pueden llevar en el bolso, principalmente. Aunque he llevado auténticas enciclopedias en mis bolsos, y nunca me he quejado... pero los años no pasan en valde, y mis hombros ya no son lo que eran. Y tampoco el pobre forro de mis bolsos.

También los leo porque son de lectura fácil: Se pueden leer mientras estás medio distraído escuchando música, o en el transporte público yendo al trabajo o a casa de algún amigo.

Y otro motivo es que me sale gratis leerlos: Mi hermana tiene docenas en su casa, y cada vez que voy a verla le cojo uno. Sí, sé que también podría sacarlos de la biblioteca, pero soy muy vaga, y la casa de mi hermana queda más cerca.

Podría enumerar una serie de razones por las que los leo, todas ellas bastante tópicas, y que he visto enumeradas en más de una revista femenina: Las protagonistas son mujeres con trabajos y vidas glamourosos (o como se escriba) : Editoras, trabajadoras en una revista femenina, organizadoras de eventos sociales... Es decir, tienen el empleo que las lectoras, aburridas de lo poco emocionante y glamuroso de los suyos, desearían tener. También son mujeres que han sufrido - o sufren durante el libro - traumas personales. Léase: Les ha dejado el novio (en ocasiones, por su mejor amiga), han sufrido un despido injusto o un cambio de trabajo para peor, su madre sufre depresión porque su marido se ha ido con su secretaria, su novio es un déspota que las trata como si su sitio fuera el cubo de basura, su amante las dejó embarazadas y luego las abandonó... Eso hace que las heroinas estén más cercanas a las lectoras (al menos a las que hayan sufrido algo parecido. Y las que no, desearán tener una vida tan llena de emociones y sofisticación, y no su balsa de aceite y monotonía). Y siempre tienen final feliz, con la heroina reencontrando el amor, la estabilidad laboral, o ya puestos, la conquista del universo, suponiendo que alguno de esos libros hubiera tratado de eso...

No quiero que nadie se ofenda, y agrego antes que nada que esos libros me gustan bastante (y que también me gusta Sexo en Nueva York, de hecho). Pero no me parecen más que panfletos machistas que versan sobre cómo debe ser la mujer perfecta: Glamurosa, delgada y elegante, siempre bien vestida y maquillada, lista siempre para cualquier contingencia, ya sea de tipo social, laboral o personal, enterada de los cotilleos de la prensa rosa y amarilla, así como de lo que está de moda cada minuto... Pero qué curioso, de todos los libros que he leido, ninguna de las heroinas tiene carrera...

Porque claro, ¿para qué necesita la mujer perfecta conocimientos de cultura general, de historia, de informática o de física cuántica, cuando su mayor aspiración en la vida es llegar a casa después de un agotador día de trabajo en el canal de televisión de moda sin que se le haya quitado el carmín de los labios?

Dicho queda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario