Café

El café no es un vicio, es un estilo de vida. Cada vez que pienso en lo bien que me siento cuando me tomo mi café y mi bollito de leche con jamón y queso, antes de entrar al trabajo... A la mayoría de las personas el café les despierta. A mi, el tomar café me relaja. Si me tomo el café con prisas, me sienta mal, y el día se tuerce. Da igual si llego tarde al trabajo, a una entrevista, a la facultad, o a un triple bypass. Mi café es sagrado.
Y porque en los periodicos ya solo hay sudokus, que si hubiera un misero autodefinido que hacer... eso ya serían palabras mayores.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué las mujeres corren con las piernas juntas?

Tomándonos las cosas con humor

Armitas por aquí, armitas por allá...