29 de octubre de 2008

.

¿Aprenderé algún día a no preguntar cada vez que tenga curiosidad por saber algo?
¿Entrará en esta cabecita tan bien amueblada pero que tan poco uso, que hay cosas que, por nuestro propio bien, es mejor no saber?
¿Dejaré de pedir siempre sinceridad demoledora, en vez de contentarme con lo que realmente quiero oír?

Y lo que más me intriga de todo: Si sé que la respuesta me va a hacer daño, ¿por qué pregunto?

5 comentarios:

  1. ¿Por qué cogió Neo la píldora roja?

    En contra de lo que nos enseñan toda la vida, no se puede ser feliz sin ser libre. Y no se puede escoger libremente sin conocer la verdad.

    ResponderEliminar
  2. Sí, si eso es verdad, pero se es tan felíz siendo ignorante... No voy a pedir que me reinserten en Matrix ni nada por el estilo, pero no puedo evitar preguntarme si seré masoquista o algo por el estilo ^^U

    ResponderEliminar
  3. Si ya lo dice el refrán, la curiosidad mató al gato...

    Porqué nos convencemos de querer saber eso q nos hará daño?? bien puede ser por curiosidad, bien puede ser porque no te gusta que mareen la perdiz delante de tí, o porque piensas que eres más fuerte de lo que piensas que puedes escuchar, quien sabe (espero que lo sepas tú y nada más que nos pongas preguntas retóricas)

    ResponderEliminar
  4. La curiosidad mató al gato... pero el gato murió sabiendo.

    Y ya se sabe que los gatos tienen siete vidas ;-)

    ResponderEliminar