24 de noviembre de 2008

Sequía entradil

Sí, lo sé, últimamente no es que esté muy prolífica en entradas nuevas de blog... Tengo que ofreceros mis disculpas a todos aquellos que leéis, e incluso disfrutáis, mis idas de tarro. Pero uno de los efectos colaterales de mi nuevo empleo es no tener un solo minuto para disfrutar de algo tan simple como pensar en algo que poner en el blog. Bueno, de hecho, es no tener un solo minuto para nada.
Como tengo poco tiempo para dedicarlo a pensar, todo lo que se me ocurre escribir son cosas que ya tenía danzando por la cabeza, por lo que solo me salen pasteladas. Y sinceramente, no me apetece convertiros a todos en estatuas de azúcar. Pero por otro lado no voy a postear cosas tontas, como tests chorras o cosas por el estilo, sólo para poder decir que actualizo el blog a menudo.
Así que sintiéndolo mucho, hasta que mi cuerpo no se acostumbre a mi nuevo ritmo de vida (que ya va siendo hora, leñe, que llevo casi un mes trabajando), me temo que el blog va a andar algo escaso de cosas nuevas...
Sorry ._.

No hay comentarios:

Publicar un comentario