Que no soy objetiva, dice

¿Que no soy objetiva contigo?

¡Pero si soy tu mayor crítico!

Juzgué objetivamente cada ataque de ira, cada comentario despectivo, cada inseguridad, cada prepotencia, cada lágrima, cada sonrisa...

¿Y sabes cuál fue el resultado de mi juicio objetivo?

Que me enamoré de ti.


Ala, objetiviza esto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué las mujeres corren con las piernas juntas?

Tomándonos las cosas con humor

Armitas por aquí, armitas por allá...