25 de mayo de 2009

El deporte de cerrar bocas

Hay mucha gente que desconoce las virtudes de este sano y beneficioso deporte que es el de cerrar bocas. Y sin embargo, para mi hay pocos placeres en la vida que me resulten más gratificantes. De hecho, si por mi fuera, lo haría deporte olímpico. Haría liga nacional, copa de Europa, y copa del Mundo. Haría hasta liguillas en los colegios. Y es también hay que pensar en nuestros pequeños, que son el futuro de nuestro país, e irlos introduciendo en las sanas costumbres ya desde temprana edad.

Es este deporte de naturaleza curiosa, ya que dependiendo del campo en el que se practique, exigirá esfuerzo físico o intelectual. Y sus resultados y premios no suelen ser trofeos, sino gratificantes sensaciones de triunfo.

Son muchos los pequeños gestos que podemos hacer en nuestro día a día para practicar este deporte. Por ejemplo, si un día vuestro hijo vuelve del colegio/instituto diciendo que un compañero le ha llamado tonto, o se ha metido con él porque no sabe practicar algún deporte, podéis empezar a pasar las tardes ayudándole a estudiar, o jugando con él a ese deporte en particular, y animarle a que, a final de curso, humille a ese compañero en la disciplina en la que se mofó de él.

Especialmente común si se trabaja en oficinas y se es mujer, es el cerramiento de bocas ajenas cuando alguien se mete con el tamaño del culo de una. Se requiere un poco de disciplina para hacer ejercicio y régimen, pero la ausencia de comentarios - y la cara de limón que se les suele quedar - cuando la ven a una enfundada en unos vaqueros que le hacen una figura con la que ellas solo pueden soñar, merece todo el sufrimiento anterior.

Desde tiempos inmemoriables, este deporte ha encumbrado a personajes emblemáticos del deporte, las artes y las ciencias, siendo su aportación al mundo deportivo, artístico y científico sólo efectos colaterales de su verdadero fin: Cerrar bocas.
Es por ello que no debe tomarse a broma el beneficio, no solo personal sino para la humanidad en general, de practicarlo.

Obviaré los beneficios que este deporte ha tenido en mi vida, pero diré que han sido numerosos. Y lo serán más todavía conforme vaya pasando el tiempo, eso os lo puedo asegurar.
Precisamente por lo gratificante de sus efectos, y por haber observado los beneficios que tienen tanto para la persona individual como para la sociedad en general, no puedo sino animaros a todos a practicarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario