5 de mayo de 2009

Si...

Si un desconocido te dice que es amigo de tus padres, pregúntale si es el señor que se llevaba tan bien con Spookie (nombre de mascota que te acabas de inventar sobre la marcha: Si dice que sí, corre).

Si alguien te acorrala en una calle y te mira con gesto amenazador, recuerda tus clases de Aikido, y sobre todo que no importa el sexo: En la entrepierna es donde más duele.

Si un indigente te pide una moneda, infórmale de la malversación de fondos, la evasión de impuestos, y el multazo que le puede caer si Hacienda llega a enterarse de que no declara sus ingresos.

Si alguien te dice que te amará para siempre, cambia de número.

Si alguien te asegura que puede encontrar a alguien que lo haga más rápido y por menos dinero, enséñale la puerta con una amistosa invitación a que busque a ese alguien.

Si una amiga te asegura que no te has puesto demasiado maquillaje, lávate la cara.

Si la dependienta te mira asintiendo, busca otro modelo de pantalones.

Si tu jefe te asegura que no pasa nada, vuelve a darte de alta en Infojobs.

Si tu madre piensa que vistes muy bien, consigue un asesor de imagen.

Uno caro.

Si la dependienta hace aspavientos de aprobación, pide una talla mayor.

Si alguien te pide que le ames para siempre, huye.

Si la farmaceutica entrada en años te mira mal al pedir un paquete de profilácticos, discúlpate diciendo que tu no eres ningún drogadicto, que te refieres a una caja de condones.

Si tu pareja te engaña, échale un ojo a la palabra "swinger" en la wikipedia, y descubre sus múltiples aplicaciones.

Sin que tu pareja lo sepa, claro.

...

Si te aburres en el trabajo, dedica el tiempo hasta las seis de la tarde a escribir gilipolleces tipo "Si te pasa esto, haz esto otro" en tu blog.

A mi me funciona.

1 comentario:

  1. xDD

    Si te aburres en el trabajo... son las 18:10 y aqui estoy leyendo tus "Si..."

    Las mentes geniales piensan igual

    ResponderEliminar