2 de septiembre de 2009

I can belive its not pron!! >.<

Una vez, de pequeñita, le cogí la Ragazza a mi hermana mediana, y me puse a hacer un test que te decía "lo guapa y elegante que eras". Teniendo en cuenta que estamos hablando de finales de los ochenta-principios de los noventa, el término "elegante" hace que me entre la risa floja, pero para gustos colores; a fin de cuentas Blossomm fue un hito del buen gusto en sus tiempos... gracias a Dios, las modas cambian con el tiempo.

El caso es que después de hacer el test me sentí muy decaida, porque según el resultado, no cuidaba nada mi aspecto y siempre iba hecha un adefesio. Algo muy cierto, si tenemos en cuenta que rondaba los trece años - los de antes, no los de ahora -, y mi concepto de salir mona a la calle pasaba por coger la mochila de Cuca Dolls en vez de la de Rox.
Mi hermana me vio cabizbaja con la revista entre las manos, y me preguntó que me pasaba - o quizá fuera yo quien se lo dijo directamente, no me imagino a mi hermana preocupándose por mi hasta el punto de preguntarme qué me sucede -. Le conté apenada que la revista decía que era un adefesio, porque no me depilaba ni me maquillaba ni utilizaba cremas para la cara. Ella leyó las preguntas, y me dijo: "Esto es fácil. Por ejemplo, si te preguntan si tienes pelo en las axilas, antes de responder te metes en el baño y te depilas. Y así con todas".

Mi hermana es un cúmulo de frivolidades y egoismo como pocas veces se ha visto sobre la faz de la tierra, y Dios sabe que está a un accidente de laboratorio de convertirse en una super villana. Pero pocas personas me han dado alguna vez un consejo más sabio que aquel.
Quiero decir, lo que ella me dijo era tan simple como que si me sentía poco arreglada, me arreglara. ¿Pero y si coges esa frase, y la trasladas a cualquier otro ámbito?.
Pues curiosamente, te das cuenta de que también vale.

Extrapolar es mi tercer nombre :P

Así que recientemente, tras haber sido tratada como una ignorante en todo lo tocante al mundo del cine, y después de vencer el cabreo pertinente - que tampoco duró mucho, la verdad - bajé al kiosko de la esquina, me compré una revista de cine y la Micromanía - esta última no tiene nada que ver con el cine, pero como mi fuente de información respecto a películas y videojuegos me dejó hace cosa de tres meses, de algún lugar tendré que sacar los datos - y me dispuse a empaparme de celuloide hasta poder marcar en la pregunta "¿Cuánto sabes de cine?" la casilla "Cine es lo que corre por mis venas".

Y de pronto me di cuenta de que me había equivocado de revista, porque lo único que había allí eran tías en paños menores, tías dándose el lote con tíos, tías desnudas, y más tías.

A medio camino del kiosko para pedirle al hombrecillo que me cambiase la Playboy por la revista que le había pedido, me dio por mirar la portada. Y mira tu por dónde, resulta que era la que yo había pedido.
Volví al piso, inquieta, y decidí darle una segunda ojeada a la revista, esta vez menos superficial, leyendo los artículos. Pero cuando di con uno en el que se enumeraban las diez películas con las escenas de sexo más conseguidas, decidí que o bien habían bailado las portadas con una revista - bastante cutre, por cierto - pornográfica para hombres, o el gestor de contenidos de la revista pasa mucha hambre.
O quizá las dos.

El problema fue que al comentar este curioso capítulo con mis nuevas compañeras de piso, ellas secundaron mi opinión, y no solo despotricaron sobre el alto grado de aparición de pezones femeninos en la revista de la que yo hablaba, sino también de la que había sido mi segunda opción - y que gracias a Dios no compré -.
O sea, que de pronto mis fuentes principales de cinefilia han sido relegadas al rango de FreeCartoonSex - y personalmente, pudiendo ver porno gratis, no voy a pagar por ello -. Y sigo sin poder responder a la casilla de "¿Cuánto sabes de cine?" mas que con un triste "No voy a ver Up porque no quiero ponerme a llorar en el minuto 10".

Nah, tocará tirar de Wikipedia, de IMDB, y de los guiones que encuentre por Internet. Algo es algo. Además, lo bueno de ser una completa ignorante, es que a poco que hagas ya sabes más de lo que sabías antes. Y a ver, no soy una completa ignorante en todo. O si no, ¿cuánta gente sabía, antes de que Hugh Laurie se hiciera famoso con el papel de doctor House, que había escrito un libro?
Irónicamente, mi antigua fuente de información sobre cine y videojuegos también lo sabía. De hecho, fue quien me prestó el susodicho libro. Que os recomiendo leáis, porque es muy bueno.

Ale, sed buenos, pequeños padawanes.

4 comentarios:

  1. Eso de extrapolar....no se si puede hacer con todo ¿eh? xD

    http://xkcd.com/605/

    No se por que me ha recordado a esta tira la frase, "Extrapolar es mi tercer nombre"

    Yo no soy muy cinefilo, pero tenia un amigo que si lo era y solia comprar esta revista.

    http://www.empireonline.com/

    ResponderEliminar
  2. XDDD Bueeeno, aceptamos barco como animal acuatico... XD

    Gracias por el enlace, le echaré un ojo en cuanto tenga internet en casa :P

    ResponderEliminar
  3. Tendrías que escanear la portada para que la viésemos.

    Informate en Internet, es más rápido! Y hay de todo!

    ResponderEliminar
  4. Uhm... gran idea... esta tarde busco la revista y planto la portada, que sale la Angelina Jolie toa provocadora XDDD

    Internet is for pron! >w< (y supongo que ahora también será para cine, sí)

    ResponderEliminar