11 de abril de 2011

¿Es tanto pedir?

'Yo sólo quería ser feliz al lado de la persona a la que quiero, y hasta eso me han negado'

'¿Es tanto pedir?'

Ah, pero mira a tu alrededor. Ves a adolescentes enjoyadas de los pies a la cabeza, sonriendo ante el nuevo regalo de su pareja veinte años mayor que ella, y con suficiente poder adquisitivo para darle todo lo que su cabecita hueca ansíe. Ves traición a conveniencia, ves mentiras, ves infidelidades; ves ausencia absoluta de fidelidad, por lo que hablar de infidelidad es accesorio.

Ves a maridos pegando a las mujeres a las que juraron proteger delante de Dios y de los hombres, ves amas de casa amargadas matar el aburrimiento con los anunciantes por palabras del periódico local. Ves oficinistas aburridos de sus anodinas esposas añadir picante a su vida con algún vivero de enfermedades venéreas escogido al azar en la calle Montera. Ves matrimonios ancianos cuyos desencantos se pueden contar en las arrugas de sus rostros.
Ves personas que prometieron amor eterno cansarse de sus parejas en cuanto se acostumbran a sus caras. Ves aprovechar cualquier momento de ausencia para resarcir frustraciones en entrepiernas ajenas. Ves personas destruirse unas a otras empecinadas en que es el amor quien les empuja. Ves hombres y mujeres abanderados del amor que les inunda tratando poco mejor que a cucarachas a los destinatarios de tan buenos sentimientos.

Mires a donde mires sólo ves amargura, gritos, dolor y llanto. No ves felicidad, no ves sonrisas. Y si las ves, nunca duran demasiado.

Sólo ves personas hiriendo a otras personas.

'¿Es tanto pedir?', me preguntas?

Ya te respondo yo que sí.

2 comentarios:

  1. ¿Quieres la verdad? Tú no puedes afrentar la verdad, y cuando te encuentres la mano llena de mocos que antes eran la cara de tu amigo, sabrás que tienes que hacer. ¡Olvídalo Maryu, esto es Chinatown!

    Y muy buena entrada, me ha encantado cada frase... excepto la última. Parece que rompes la poesía con algo demasiado de la calle. Quizá un "Y mi respuesta será, 'Sí'" me habría encajado más.

    ResponderEliminar