18 de mayo de 2011

Todos a Sol

Tengo un trabajo de mierda cuyo sueldo apenas me da para pagar el alquiler y comer.

Llevo unas deportivas rotas desde hace casi un mes, porque si me gasto dinero en calzado, puede que no tenga para pagar las facturas.

Soy subcontratada de segundo grado, cobro un tercio de lo que la empresa en la que trabajo paga por mi, sólo porque así es más fácil despacharme si ya no hago falta, cosa de la que me pueden avisar perfectamente de un día para otro.

Tengo que estar trabajando mientras me muero de ganas de mandarlo todo a la mierda y pirarme a Sol, porque si falto al trabajo sin causa justificada me quedo sin sueldo, y por poco dinero que sea, marca la diferencia entre vivir en una casa o acabar en la calle.

Tengo que estar siguiendo la evolución de la acampada de Sol desde el móvil, porque "por motivos de seguridad", la página de twitter está prohibida. Por motivos de seguridad que incluyen que los de microinformática puedan estar todo el día conectados a Megaupload bajándose cosas, he de añadir.

Ni uno sólo de mis jefes tiene ni idea de qué pasa en Sol para que, como les he comentado, quiera ir esta noche. Ninguno de ellos, de nuevo me veo en la obligación de añadir, cobra menos de 3000 euros al mes.

No sé si lo que ha empezado este domingo quedará en agua de borrajas, o de veras significa que por fin las cosas van a cambiar. Llevo rezando por algo así desde hace demasiados meses; llevo hablando con la gente que me rodea para que se den cuenta de que hay que intentar que las cosas cambien demasiado tiempo; dicha gente se ha reído de mis 'absurdas pretensiones' en mi cara demasiadas veces.

Me gustaría saber si esas personas que tanto me han censurado se echarán a la calle con los demás, o seguirán en sus casitas esgrimiendo los mismos argumentos que esgrimieron conmigo.

Me temo que esto no va a marcar ninguna diferencia. Que los políticos, los que tienen que escucharnos, no van a hacerlo por mucho que se lo gritemos a la cara. Que, como cualquier movimiento en España, cuando pase la novedad todos los borregos volverán a sus rediles.

Pero puede que esta vez de veras signifique algo.

Yo desde luego no me quedo sin intentarlo. No puedo ir a Sol durante el día, gracias a la maravillosa jornada de 12 horas que se estila en España debido al modelo de trabajo por horas y no por objetivos. No puedo ir durante la tarde, porque hay tareas domésticas que sólo puedo hacer en esas horas del día.

Pero por mis cojones que como cuando acabe con la casa siga habiendo una sola persona en Sol, yo me voy para allá.

Y os pediría que vosotros hicierais lo mismo, cuando podáis y el rato que podáis. Porque las cosas TIENEN que cambiar. Y si no exigimos que cambien, por muy difusamente y sin ofrecer soluciones que lo hagamos, sí que no van a cambiar.

Las cosas tienen que cambiar. Y somos NOSOTROS los que tenemos que hacer que cambien.

Yo pido poder tener un trabajo con el que vivir - ojo, no subsistir -. Pido que no me gobiernen unos ladrones que sólo piensen en enriquecerse a mi costa. Pido que no me estén quitando dinero de mis impuestos para "salvar" a unos bancos que baten records de beneficios mientras me extorsionan por todos lados hasta sacarme hasta la última gota de sangre. Pido que no se me recorten libertades como quien se corta el pelo. Pido que no me obliguen a trabajar de los 23 a los 80 años para poder tener un poco de dinero tras jubilarme, mientras que los ladrones que supuestamente trabajan para servirme tienen la vida resuelta sin dar palo al agua en toda su vida. Pido que dejen de bajar mi sueldo mientras los que deberían velar por mi bienestar no dejan de subírselo.

Y todos los que están ahora mismo en la calle piden algo parecido. Y seguramente todo el mundo desee, si no lo mismo, sí cosas bastante semejantes. Sea con la ideología política que sea.

Lo que pedimos es justicia.

¿No os parecen propuestas lo bastante concretas?

Por favor, que esta vez no quede en agua de borrajas. Que esta vez signifique algo. Que esta vez las cosas cambien.

Porque yo no quiero que mis hijos vivan en el mundo que les espera si no lo hacen.

...

Os veo esta noche en Sol. Y la noche siguiente. Y las que hagan falta.

1 comentario:

  1. Sí, soy el brasas.... supongo que ya sabes quién soy, y no, no soy un troll.
    Estuve en sol, y se ha difumiado el atisbo de cambio... se ha politizado... se ha corrompido... se ha quedado un atajo de perroflautas que no representan nada, y lo malo es que una cosa tan bonita se haya degradado tanto que no es más que "más de lo mismo"... la desilusión llega a nuestras almas y nuestras vidas efímeras continúan su camino...¿hasta cuándo?

    ResponderEliminar