20 de agosto de 2013

¿Feminismos en Pacific Rim?

Recientemente he ido a ver Pacific Rim. He de decir que incluso con todos los agujeros de guión, flipadas y sobreactuaciones, me ha encantado. Me pareció un peliculón, y a la semana siguiente volví a verla en versión original, porque yo lo valgo.




En el segundo visionado me fijé en que en la película salía gente. Y demasiado rato, en mi opinión. Pero ya que no iba a fliparme tanto con las peleas porque ya me las sabía, me dediqué a ver lo que les pasaba a los humanos.



Y he de decir que salí muy contenta con el personaje de Mako Mori, porque en una película diseñada específicamente para hombres habían metido a una coprotagonista femenina que ni enseñaba cacho, ni era una rubia oxigenada, ni se terminaba liando con el prota. Pero tampoco lo pensé mucho rato. Había ido a ver una peli con un argumento trillado hasta la nausea, con homenajes al kaiju enga que rayaban en el plagio y con unas peleas con las que Michael Bay solo podría llegar a soñar, no una crítica social ni un estudio filosófico, así que me descargué la banda sonora y me olvidé del tema.




Un par de días después comienzo a leer en internet sobre el test de Mako Mori, y un ardiente debate sobre si Pacific Rim es una película machista o feminista. Y aunque en su momento no pensé mucho en ello porque yo al cine - como podéis deducir por el tipo de películas que me gusta - voy a desconectar la neurona, sí que comencé a darle vueltas al tema, y creo que la conclusión a la que llegué es lo suficientemente interesante como para hacer un post sobre ella.

Si no sabéis de qué hablo con lo del test de Mako Mori poned en google "Mako Mori test" - o "test de Mako Mori" - y leed un rato (aquí os dejo un enlace por si estáis vagos, pero aviso que es en inglés xD). De todos modos, aquí comento un par de conceptos sobre los que hablan.

Existe una cosa que se llama test de Bechdel, que pasan aquellas películas en las que:

1) Hay dos personajes femeninos con nombre

2) que hablan entre ellas

3) de algo que no sea un hombre.

Parece una tontería, pero a día de hoy solo se me ocurre La Sonrisa de la Mona Lisa - y Alien, creo -, de entre todas las películas que he visto. Y no he visto pocas. Pacific Rim no la pasa ni de lejos.
Pero mucha gente salió de la sala de cine pensando lo mismo que pensé yo sobre la coprotagonista, y por eso se ha creado el test de Mako Mori, que pasarían aquellas películas en las que:

a) Hay al menos un personaje femenino

b) que tiene su propio arco argumental

c) que no es de apoyo a la historia del hombre.

Que parece que no pero tampoco caigo ahora en muchas películas que lo cumplan. Pero Pacific Rim sí.

Claro que hay gente que argumenta que muy bien, que hay un personaje femenino, sí, qué guay, pero que la película sigue siendo machista. Y otros que no, que es feminista.




Y yo digo que Pacific Rim es una película diseñada para hombres con altos niveles de testosterona en sangre. Robots gigantes dándose de ostias contra monstruos marinos gigantes. Solo falta un cameo de Optimus Prime. Que dicen que hay pocas mujeres, que la coprotagonista vive poco menos que sometida a los personajes femeninos... Y yo digo que sí, que muy bonito todo, pero que quizá estén siendo un poco simplistas.

Muy machista y todo lo que quieras, pero el único torso
desnudo es el de un hombre XD

Primero comentar algo sobre el hecho de que en la película no hay apenas mujeres: Hago karate desde hace ya más de un año, y me he dado cuenta de que en cualquier deporte de contacto la proporción hombres-mujeres es descorazonadora. Las mujeres no pelean. No me voy a meter con los motivos que les llevan a no practicar estos deportes, pero los hechos están ahí. En cualquier torneo veréis que hay más del triple de participantes para la parte masculina que la femenina. En las exhibiciones, si queréis ver tetas tenéis que buscar tíos gordos. Es totalmente natural que si hacen una película sobre peleas no haya apenas mujeres. No es machista, es un reflejo de la sociedad. Ni mi shihan es machista por tener más de 60 discípulos hombres y menos de 10 mujeres, ni que a las mujeres por norma general no les gusten los deportes de contacto es machista. Y por tanto me parece un poco estúpido que alguien diga que Pacific Rim es machista porque los luchadores son en su mayoría hombres.




Pero ojo, para hacer de copiloto del héroe de la película cogen al mejor estudiante, el mejor candidato, el de más nivel; que es una mujer. En eso parece que no han reparado.




Sobre que Mako Mori vive supeditada a lo que digan los hombres: Pues mira, si quien la hubiera rescatado de pequeña y criado como su hija hubiera sido una mujer, le haría caso a una mujer. Pero resulta que fue un hombre, así que por eso ya es machista. Superbien.
Cuando al protagonista de la película le presentan a los pilotos del Striker Eureka, el padre dice sobre su hijo que es su copiloto, y su hijo replica "no, tú eres mi copiloto", dando a entender que hay una jerarquía entre los pilotos, llevando uno la voz cantante y el otro siendo el apoyo.
Lo que están buscando para el héroe de la película es un copiloto. Si el elegido hubiera sido un hombre nadie habría dicho nada acerca de que uno llevara la voz cantante. Pero el copiloto resulta ser una mujer, así que de pronto es machista que el héroe lleve la voz cantante.



(Por cierto: Por lo que se ve en la película, el piloto principal es el que se coloca en el puesto del hemisferio derecho. En Cherno Alfa ese puesto lo ocupa la mujer)

Otra cosa que se podría confundir con machismo es que Mako Mori es japonesa. Y al parecer se ha criado en Japón, porque se comporta, si bien bastante occidentalizada, con un núcleo de educación japonesa muy diferenciado. Esto puede verse muy claramente cuando Mako se queda mirando al héroe en su habitación, este le hace una pillada, ella se asusta, cierra la puerta... y sigue mirándole por la mirilla.
Y se puede ver también, de un modo menos ridículo, cuando el héroe le espeta que no hay por qué obedecer las órdenes, y ella responde muy indignada que no se trata de obediencia sino de respeto. Mako Mori respeta al mariscal en primer lugar porque es el rango más alto de la estación y como tal se le debe respeto, y en segundo lugar porque es su padre. Ella es respetuosa, no sumisa.




Podría parecer que Mako no tiene carácter cuando la insultan y se queda quietecita mientras es otro quien sale a defenderla. Bueno, el héroe tampoco se lía a ostias cuando se meten con él y nadie opina que no tenga carácter. Además, la escena está hecha para ilustrar la confrontación entre los dos personajes masculinos, Mako no tiene ninguna necesidad de responder con violencia a un insulto. Ella eso de la testosterona no lo usa. Asimismo, ella no montaría nunca gresca por respeto al mariscal. Muy japonés todo de nuevo.




Una cosa más: Si Mako tuviera tan poco carácter seguramente habría dejado ganar al héroe cuando se enfrentan en la prueba de compatibilidad al principio de la película. Y no lo hace. Gana, porque es ligeramente mejor que él. La coprotagonista es mejor luchadora que el protagonista, ojo. A ver dónde habéis visto eso.



Por supuesto, el hecho de que Mako Mori no sea una muñeca hinchable a lo Lara Croft, que no lleve ropa provocativa sino práctica, que los personajes masculinos la respeten desde el principio sin tener ella que probar su valía para ello, que su arco argumental no gire alrededor de enamorarse del tío de turno sino de vengar a "sus ancestros"... Todo eso me ha encantado. Pero sí que es verdad que es el único personaje femenino con más de dos frases en la película, y también lo es que podrían haber metido mujeres en papeles como los de los científicos o los operarios de los paneles de control. Pero aún así es refrescante ver que poco a poco surge un nuevo tipo de personaje femenino - como Mako Mori, Hermione, Juno y Beckett, por ejemplo - que tiene entidad propia más allá de alegrar la vista al espectador o ser la enamorada del prota.
Y que conste que yo hasta que Castle y Becket no se liaron no me quedé tranquila.




¿En resumen? Pacific Rim no me parece una película machista. Tampoco feminista. Creo que no tiene la suficiente profundidad para poder decir que sea una cosa u otra. Es una película de gigantes dándose de ostias diseñada para subir los niveles de testosterona del público y poco más, o sea que menos aún se va a plantear cuestiones éticas como el feminismo. Pero tiene un personaje muy innovador, y más teniendo en cuenta el público al que va dirigida: Una mujer de verdad, que no se ajusta al arquetipo de coprotagonista femenino al uso, y que lleva suficiente ropa como para no morir de una bronquitis.



Creo que Guillermo del Toro podría haberse asegurado bastante más taquilla si en vez de a Rinko Kikuchi hubiera elegido a alguien con más tetas, o directamente le hubiera puesto menos ropa a ella. Pero decidió dejarlo como lo hemos visto, y le aplaudo por ello.
Y me gustaría que en los años venideros este tipo de personajes aumentara en número en las películas que están por venir. Porque yo al cine voy a divertirme, no a pensar, pero es agradable que de vez en cuando haya mujeres de verdad retratadas en la gran pantalla.

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo contigo.
    Por su naturaleza, llega donde tiene que llegar, y se comporta de forma correcta en cuanto a este tema.
    Creo que si cambiásemos de sexo a los protagonistas (o al plantel entero, si nos ponemos), la cosa seguiría funcionando.
    Añadiría que aunque enseñar carne, ser voluptuosa, poses y demás, son el ejemplo más claro y criticable, una historia puede ser machista sin que haya chicha. Y que el que personaje femenino tenga un cuerpazo no es siempre sinónimo de un trato denigrante.

    ResponderEliminar