17 de abril de 2009

¡El Diario de Ónice, disponible pronto en la web!

Lo he decidido. Voy a subir El Diario de Ónice al blog.
Voy a tenerlo en un blog aparte, porque debido a la longitud de las entradas, resultaría bastante engorroso mezclarlo con el blog en sí. Cómo lleva mi ex su blog, con tres secciones diferentes que no son sino tres blogs diferentes con enlaces de uno a otro, me ha dado la idea de cómo hacerlo.
Mientras cambio un poco el diseño del blog (desde que he aprendido a trastear con CSSs me he vuelto loca >w<), también revisaré los capítulos, aunque creo recordar de la última vez que los leí que me gustaron bastante, y los iré subiendo. Ahora que me siento otra vez con fuerzas para retomar la historia, también seguiré escribiéndola. Creo que mi Oni se merece al menos eso.

Para los que os pille de nuevas (¡Hola Chema!), El Diario de Ónice (Onice's Journal es el título original, porque en español suena a programa de sobremesa) es la historia de mi personaje del videojuego de rol World of Warcraft, Ónice Starbreeze. Es una elfa nocturna bastante jovencilla, que ha vivido muy poco y es muy impresionable (como veréis, no soy de las que proyectan su propia psique en su personaje de juego de rol). En lineas generales es bastante triste y deprimente, pero es que comencé a escribirlo como desahogo en un momento de mi vida en que la única válvula de escape que tenía eran folios en blanco y un bolígrafo (qué artesanal, ¿no creéis?), así que los primeros capítulos son realmente MUY personales... aunque en general toda la historia lo es, vaya.

He preguntado ya varias veces a los que leéis este blog si os interesaría que lo postease... con una participación abrumadoramente alta de una persona, que me dijo que le gustaban más las entradas en las que me metía con el mundo y sus alrededores, así que me tomé eso como un no. Pero ahora no pregunto, simplemente me da la gana de subirlo.

Y ya que vais a poder leerlo, os agradecería que me comentaseis, si de hecho lo leéis, qué os ha parecido.

Ale, ya me he quedado a gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario