20 de julio de 2009

Estudio de las especies: El promotor a pie de calle

¿Cómo se explica que cuanto más chorra sea el post que ponga - y si no trata de nada, mejor que mejor - más comentarios hacéis, y a la que se me ocurre escribir algo medianamente serio y de lo que me siento orgullosa, no dejais ni un comentario? TT__TT ¿Cómo me tengo que tomar eso, como que sólo valgo para escribir sátiras? >.<
En fin. Pan y circo pide el pueblo, pan y circo le daremos. Dejemos las películas de autor gafapastosas para otro momento xDD
He tenido una buena tarde con alguien que está demostrando o que tiene una paciencia que ni el Santo Job, o que por algún extraño motivo me aprecia bastante. Así que me siento con ganas de escribir algo. Perdonad si no llega al nivel usual, una cosa es que esté mejor, otra muy diferente que me encuentre bien. Hoy ha sido un día duro ^^U


.................................................

La especie del promotor a pie de calle, comúnmente conocida como "por ahí no, por ahí no!" o "baja la cabeza, tuerce, tuerce!", forma parte de la familia de los promotoris promotorae, también llamados promotores. Son estos unos mamíferos altamente especializados en la caza mayor, y con una amplia variedad de hábitats. Esta especie en concreto tiene como lugares de caza las calles de zonas céntricas a horas puntas del día, si bien en temporadas de escasez de alimento pueden migrar a barrios de la periferia, y permanecer allí durante todo el día.

Parece que su dieta es extrictamente de ser seres humanos, aunque se baraja la hipótesis de que en sus orígenes fueran animales vegetarianos, dada la ingente cantidad de papel con la que siempre van cargados. Una de las teorías sobre su evolución afirma que un antepasado de esta especie probó la sangre humana por accidente, y les inculcó el gusto por ella a su camada. Debido al alto aporte de proteínas de la carne humana, la subfamilia que se generó a partir de este suceso terminó por erradicar a sus primos lejanos vegetarianos de su hábitat, al estar mejor preparados para condiciones extremas.

Son éstos animales sociales, que cazan en manada y tienen un intrincado sistema de comunicación, basado en el uso de una serie de gestos, gritos, y ciertos códigos de signos y palabras entremezclados. Semiólogos de todo el mundo llevan años intentando traducir este intrincado lenguaje de colmena que, al igual que las abejas, en diferentes comunidades repite ciertos patrones, y en algunos casos es fácilmente identificable por personas no duchas en la materia.

La mayoría de los a pie de calle, promotores, si bien cazan en grupo, atacan en solitario, y solamente tras establecer contacto visual con la víctima. Se conoce de algunos espécimenes especialmente adaptados a condiciones extremas que sólo necesitan cierta cercanía a la víctima para atacarla, sin necesidad del contacto visual. E incluso se han observado casos en los que la cercanía tampoco es un impedimento para estos depredadores.

No suele haber un macho alfa en sus ataques, si bien su sistema de caza está altamente especializado, y la única manera de evitarlo es verles a cierta distancia y dar la vuelta. Suelen desperdigarse por la calle que eligen como zona de caza, cubriendo toda la superficie y dejando un espacio mínimo pero suficiente para que pase un hombre entre ellos, y caminan despreocupadamente, sin moverse mucho de su lugar asignado, hasta que alguna víctima confiada piensa que puede atravesar la barrera sin problemas. En ese momento, el macho más cercano se lanza sobre la presa, y a partir de ese momento el éxito de la cacería sólo depende de la pericia verbal de cazador y cazado.

Sus víctimas favoritas suelen ser en su mayoría mujeres jóvenes o avanzadas en edad, si bien es cierto que en épocas de escasez de alimento pueden llegar a atacar a todo lo que se mueva. Se documentó un caso en el que uno de ellos, en una temporada de extrema carestía, atacó a un pastor alemán. Pero no se recogen datos sobre el éxito o fracaso de aquella tentativa, y al no haberse vuelto a dar en la naturaleza, se tienen sospechas fundadas de que no se desarrolló de manera satisfactoria para el depredador.

No se conocen las costumbres del a pie de calle, promotor, fuera del ambiente de caza, debido a su alta capacidad de mimetizarse con su hábitat. Durante la caza, para identificarse y no acabar atacándose entre ellos, tiñen sus pieles con un atuendo de colores claros, similar entre ellos, por lo que además de reconocerse entre la misma manada son fácilmente identificables por el observador avispado. Pero cuando acaba la caza, previsores ante la posible toma de represalias de sus presas cuando se deshace el grupo, eliminan dichos colores, y se convierten en meros viandantes, indistinguibles del resto de incautas víctimas.

...

Fragmento sacado del texto Promotoris Promotorae, características y ecosistema. Del libro "Estudio de las especies urbanas. Tomo VI"

...................................................

Para que os alegreis la vista, aquí van dos propinillas. A la próxima las propinas para las chicas, que también digo yo que habrá que pensar en mis (cuatro) lectoras XDD


holly madison
see more Lol Celebs

monica cruz
see more Lol Celebs

4 comentarios:

  1. Ay madre que me parto con este tipo de post!! Creo que me compraré el libro para leerlo de forma mas profunda, ¿donde puedo conseguirlo? :P Macho alfa... Macho alfa... Tengo una amiga con una teoría muy particular de los machos alfas. Aunque en mi caso... Prefiero que no lo sean, porque estuve con uno (según ella) y la cosa salió rana.

    Un besoooooo!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te guste ^^ Pues el libro aún no ha sido editado en España, hay una pequeña edición que hay que traducir del austrohúngaro, en una biblioteca perdida de Minsk (donde el amor platónico de Phoebe), pero como yo tengo contactos, he conseguido en primicia este extracto xDDDD

    Mi ex también es un macho alfa, pero me di cuenta demasiado tarde ^^U Suelo evitar a ese tipo de especímenes, por mi salud. O si no mira cómo me las veo, por no tener cuidado ^^U

    ResponderEliminar
  3. Entonces seguiré hablando contigo para conseguir mas capítulos de forma gratuita XDD (Ya sabes que es broma :P) Pues... Bueno, tu piensa que el siguiente no sea macho alfa y en el caso de que sea, solo hay que amaestrarle :P A lo mejor después de un tiempo te das cuenta que realmente no lo era, que muchos se lo creen pero realmente no lo son.

    ResponderEliminar
  4. Nah, no quiero siguiente. Todavía ando con morriña de este, la verdad es que me encantaría que quisiera volver conmigo, aunque eso entre dentro del ámbito de la ciencia ficción. Pero ya he tenido bastante de machos alfas, betas, iotas, y omegas. Mi mano derecha me da las mismas satisfacciones, y ni uno sólo de los berrinches que da un tío ._.

    ResponderEliminar